Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   España   PORTUGAL   Reino Unido  

Más de un millón de iberoamericanos en Reino Unido

Una comunidad que requiere estar unida para ser reconocida
Isaac Bigio
martes, 1 de septiembre de 2020, 08:34 h (CET)

Hace 10 años logramos en el Reino Unido una gran conquista para toda la comunidad de habla hispana y portuguesa. Esta victoria fue la de que Boris Johnson, que entonces era el Alcalde de Londres, reconociese a los latinos y luso-hispanos en todos sus formularios étnicos. La categoría que aprobó fue “latinoamericano o iberoamericano”. La primera distingue a todos los que provienen de los países al sur de EEUU y la segunda a todos los que provienen del mundo de habla española y lusa en las Américas, Europa y África.

Si nuestra comunidad se hubiese mantenido unida hoy estaríamos figurando en todos los censos a nivel nacional y tendríamos un mes especial en el calendario anual, algo que nos pondría en similar situación que otras comunidades. Desafortunadamente, hemos tenido problemas en lograr tal unidad y eso nos ha desfavorecido a todos.

En el Reino Unido hay residentes de unos 230 países del mundo, hay hablantes de más de 300 idiomas y hay creyentes en miles de distintas denominaciones religiosas. Para las autoridades de los censos es importante agrupar a distintas etnias en categorías afines más amplias a fin de poder prestarles mejores servicios y para estas comunidades ello también le ayuda para que se identifiquen mejor sus problemas.

En este artículo vamos a explicar por qué a los hispanoamericanos nos conviene estar asociados con otras comunidades afines con quienes compartimos un mismo grupo amplio cultural y lingüístico, que en este caso es el de los hablantes del español y del portugués, dos idiomas que se entienden entre sí mismos. Posiblemente la mayoría de los hispanoamericanos de UK votan en las elecciones locales con pasaportes españoles y socializan con los españoles por que se comunican en el mismo idioma. De otro lado, hay una relación estrecha con Brasil, el país donde se concentra el 85% de los 270 millones de hablantes del portugués, y cuya comunidad está tan ligada a todos los que emplean dicha lengua y que anteriormente fueron parte del imperio luso, cuya capital llegó a estar en Río de Janeiro.

Primero veremos cómo se conforman las distintas etnias y luego veremos cuántos hispanoamericanos somos y con quienes nos son convenientes o nos es necesario relacionarnos.

LAS GRANDES CATEGORÍAS






En los formularios británicos la principal categoría es la de blancos, los cuales representan la inmensa mayoría. Dentro de ésta hay una subcategoría para los irlandeses (un pueblo históricamente discriminado) y para el “resto” (que va desde europeos, rusos, australianos, norteamericanos y otros que provienen de Latinoamérica, África, etc.).




También hay dos grandes bloques étnicos: uno es el de los Asiáticos y otro el de los Negros o Afro-Caribeños. Son tan importantes éstos que los especialistas usan la sigla BAME (“Black, Asian and Minority Ethnic”) para referirse a las minorías en general. En castellano ello implica Negro, Asiático, y Étnico Minoritario. Además, se reconoce a los que son de diverso tipo de razas mixtas.

Un problema que tenemos todos los iberoamericanos es que en esos formularios aparecemos dispersos y desaparecidos. Por ejemplo, gran parte de esta comunidad debe marcar la categoría de “otros Blancos”, “otros Negros” y “otros Mestizos”. Hay algunos que, incluso, han marcado la opción “Indian”, pues se identifican con los indígenas americanos.

La categoría “asiático” tiene una raíz regional e integra a ciertos nacionales, pero no a todos los que provienen del continente asiático, estando centrados, sobre todo, en los del subcontinente indio. Los chinos (cuya república concentra a más de un tercio de la población asiática, pero que también incluyen a los de Taiwán, Hong Kong y gran parte de Singapur) y los árabes (que residen en alrededor de 15 Estados asiáticos) tienen una categoría étnica aparte. Los rusos (que dominan toda la parte norte del Asia) se clasifican como blancos europeos. Dentro de los asiáticos los grupos más grandes son los que tienen un ancestro en la India, en Pakistán y en Bangladés, respectivamente.

La minoría puramente étnica más grande es la “India”. Sin embargo, a ésta no la une un idioma (pues los indios tienen decenas de idiomas, algunos de ellos totalmente incomprensibles entre sí mismos), como tampoco la república de la India, pues muchos de ellos provienen de las Guayanas y el Caribe, y, sobre todo del este del África (como es el caso del actual canciller Rishi Sunak y la ministra del interior Priti Patel). Hay grandes comunidades indias en las Américas (en Guyana son la mayoría de la población), Europea y Oceanía (particularmente en Fiyi). Si bien, la mayor parte de ellos son hinduistas también la India tiene 160 millones de musulmanes

La categoría “negra” tiene una raíz racial e integra a personas provenientes de más de medio centenar de naciones, especialmente de antiguas colonias británicas en África negra y el Caribe, todas las cuales mantienen vínculos especiales con la corona a través de seguir en la Mancomunidad Británica de Naciones. Como veremos luego, los negros y mulatos de Latinoamérica y del África Negra no se sienten muy identificados con ese sector, el cual no tiene barreras idiomáticas y tradicionalmente ha sido parte de la Commonwealth o sus ancestros desde hace al menos el siglo XIX.

LAS NUEVAS CATEGORÍAS






En los últimos años se han oficializado tres nuevas categorías étnicas, las cuales no se basan en una cuestión puramente regional o racial. Estas son las de “chino”, “árabe” y “gitano, roma y viajero irlandés”.




La primera no se refiere a una región o raza debido a que hay chinos no solo en la República Popular China, sino también en Taiwán y Singapur, y barrios y comunidades chinas en las principales metrópolis del mundo. Mientras que el 90% de los habitantes de China pertenecen a la etnia han y el mandarín es su lengua más hablada, en UK la mayoría de quienes se identifican como chinos no hablan el mandarín como su lengua materna y pertenecen a otras etnias diferentes a los han.

El árabe es una familia compuesta por unas 24 lenguas semitas, alunas de las cuales no se pueden entender entre sí mismas. La Liga Árabe está compuesta por 22 países, la mitad de los cuales está en el Asia occidental y la otra en el norte de África. Además, hay árabes en las Américas, Europa y el resto de Australasia. No hay una región geográfica árabe. En el Medio Oriente, de dónde surgieron los árabes, la mayoría de sus habitantes no son árabes, pues allí están los turcos, los persas, los hebreos que dominan Israel o los kurdos que son mayoría en el sur de Turquía, el noroeste de Irán, el noreste de Siria y el norte de Irak. Una buena parte de los árabes vive en Somalia y el noroeste africano.




Chinos y árabes son etnias heterogéneas basadas en elementos culturales y lingüísticos similares, pero con idiomas e historias disimiles.

La categoría “gitanos, roma o viajeros irlandeses” es aún mucho más heterogénea. El primer nombre deriva de “egipcio”, el segundo de una etnia originada en el subcontinente indio y el tercero de Irlanda. Los dos primeros tienen un origen en el este con idiomas, ritos y culturas provenientes del sur asiático y con mucha influencia de las penínsulas ibérica y balcánica. Los segundos provienen del oeste, sus lenguas nativas son el inglés (o el celta irlandés) y su religión tradicional es el catolicismo. No tienen nada en común, aparte de no tener viviendas sedentarias y ser constantemente discriminados por su nomadismo. Los viajeros irlandeses y los irlandeses son nacional y culturalmente más fines entre sí que con los gitanos y roma, pero lo que les hace ser parte de la misma categoría es su forma de vida.

En la alcaldía de Londres se ha hablado de una comunidad de “turcos, turcos chipriotas y kurdos”. Entre ambas etnias hay diferencias. Los pueblos turcos dominan no solamente a Turquía, sino a 5 repúblicas post-soviéticas y a otras que se mantienen en la federación rusa. Chipre es una isla dividida entre el norte de mayoría turca y ocupado por tropas turcas y la mayoría helena, aunque la UE ni ningún país del mundo, salvo Turquía, aprueba tal partición. Los kurdos hablan una serie de lenguas indoeuropeas total y completamente distintas a las de origen turco. Si bien hay muchos kurdos en UK con pasaporte turco, pues han nacido en la actual Turquía, la mayoría de los turcos vive fuera de dicha república. Muchos kurdos turcos cuestionan el hecho de que en su país natal no se les permita o se les restrinja hablar en su idioma materno y varios de ellos apoyan la autonomía e independencia. Sin embargo, la razón por la cual se les coloca juntos es porque la mayor de los kurdos en UK provienen de Turquía y pueden hablar el turco, algo que les hace que socialicen con los demás turcos de dicha república y del norte de Chipre.

Un caso interesante fue el del último informe de la ONS sobre las víctimas del COVID-19 pues allí ellos dividieron a los asiáticos en 3 subgrupos: los provenientes de la India, los de Pakistán y Bangladés y los del resto del Asia. Pakistán y Bangladés son dos repúblicas que están a más de mil kilómetros de distancia, que tienen idiomas y alfabetos ininteligibles entre sí mismos y que en 1971 libraron una sanguinaria guerra que arrojó entre 300 mil a 3 millones de muertos. Lo único que tienen en común estas dos repúblicas es que ambas son de mayoría musulmana y tienen a India en el medio de ambas.

Los demás países asiáticos son agrupados bajo una misma categoría, pese a las enormes diferencias culturales, raciales e idiomáticas que guardan japoneses, coreanos, filipinos, malayos, indonesios, persas, afganos, kurdos, turcos y centro-asiáticos.

¿RECONOCERNOS POR IDIOMAS REGIONES?






A nuestra comunidad se le podría reconocer por sus respectivos idiomas o por sus respectivas regiones. El español y el portugués fueron las lenguas en las que se unificó el globo por primera vez hace medio milenio y son las únicas con más hablantes nativos de razas mixtas. Por una parte se podría colocar una categoría que diga hispanos para agrupar a quienes se han formado bajo el idioma español: desde la península ibérica hasta Hispanoamérica, pasando por gran parte de EEUU (donde viven 60 millones de hispánicos) y África. En el censo de EEUU hay muchos filipinos que se identifican como hispanos debido a que este archipiélago fue parte de la hispanidad durante 3 siglos y tercio y fue gobernado por México durante dos siglos y medio.

De otro lado se podría colocar lusófono, que es la forma con la cual les gusta denominarse a sí mismos a los que vienen del mundo de habla portuguesa. Mientras los países que hablan las tres lenguas con más usuarios en el mundo (chino, español e inglés) carecen de una asociación de países que compartan y promueven sus respectivos idiomas, hay comunidades de todas las naciones de habla francesa, holandesa y portuguesa. No obstante, mientras en las dos primeras la mayoría de sus habitantes habla lenguas nativas, la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) se distingue por que al menos el 90% de sus pobladores tiene al portugués como su lengua materna.

El portugués es, además, un idioma muy singular. Es el único del planeta donde solamente el 5% de sus hablantes nativos residen en el país que le da el nombre (Portugal), en tanto que el 85% de ellos vive en Brasil (un país-continente que domina a ese idioma y le ha hecho muchos cambios en su diccionario oficial). El portugués puede haber nacido en Europa pero es ahora la primera lengua materna dentro de las personas de raza negra/mulata en el mundo. Brasil tiene un vínculo muy grande con la luso-fonía no solo por ser la sede del museo de dicho idioma y tener la mayor cantidad de usuarios de éste, sino porque llegó a ser la capital del imperio luso que iba desde Macao en china hasta partes del Asia sudoriental, la India y las costas este y oeste africanas.

La idea de colocar una categoría que diga “hispano” puede inspirarse en EE.UU. donde hay 60 millones de hispánicos, los cuales son la mayor minoría etnolingüística de la historia universal. No obstante, si tomamos en cuenta el ejemplo norteamericano veremos que allí la inicial categoría “hispana” se fue creciendo y se le agregó la palabra “latino” a fin de buscar integrar a personas que no vienen del mundo de habla española, sino también portuguesa, como Brasil. Empero, la verdad es que el término “hispano” originalmente se refería a toda Iberia y, por consiguiente, al mundo influenciado por esta península. Hasta 1640 el imperio hispánico incluyó a todas las dependencias de Madrid y de Lisboa: Hispanoamérica, Brasil, Filipinas y los países de lengua lusa de África y Asia.

A pesar que el concepto de hispánico podría incluir a los que hablan portugués, los luso-fonos no se sienten contentos con ello pues, si bien la mayoría de ellos entiende al castellano, una lengua inteligible con la de ellos, no les gusta la idea de aparecer como usuarios de un idioma secundario y subalterno.

Dividir a los que hablan español de los que hablan portugués es dividir a gentes que se pueden comunicar mutuamente hablando sus respectivos idiomas, que tienen decenas de grupos de chat por fono o internet bilingües y cuya asociación internacional más importante (la Comunidad Iberoamericana de Naciones) es bilingüe. Romper a ambas lenguas es dividir a los latinoamericanos, a los ibéricos y a los luso-africanos.

¿RECONOCERNOS POR CONTINENTES SEPARADOS?


¿POR QUÉ LA MAYORÍA DE LOS LATINOAMERICANOS EN UK NO SE SIENTE LATINOAMERICANO?






Otra posibilidad es reconocernos en los censos por nuestras respectivas regiones. De esta manera estarían por un lado los hablantes del español y del portugués de las Américas como “latinoamericanos”, los de Europa como “ibéricos” y los del África como PALOP (Países de Lengua Oficial Portuguesa). Esto, aunque la verdad es que al estar separados ninguno podría entrar en el censo.

Veamos la primera opción. Según la Oficina Nacional de Estadística (ONS) hay 123,000 jamaicanos, 101,000 brasileños y 38,000 colombianos en UK. Los demás nacionales de los otros 30 países de América Latina y el Caribe y de los otros 25 territorios de dicha región no se encuentran dentro de los 60 países con más habitantes en UK.

Un problema que hay es que los jamaicanos, así como el alrededor de un millón de personas que en UK se sienten étnicamente ligadas a los países habla inglesa de América Latina y el Caribe no se sienten parte de la misma comunidad que los que hablan español y portugués.

El término Latinoamérica tiene dos vertientes. Su versión inicial fue la de unir a todos los países de habla latina de las Américas, aunque el mayor país latino de todos (Canadá que es bilingüe anglo-franco parlante queda excluida). A partir de los 1960s cuando las colonias británicas y holandesas del Caribe y Sudamérica empiezan a independizarse y a buscar bloques con su entorno regional este concepto se va ampliando hasta integrar a todos los 33 Estados independientes y 25 dependencias al sur de EE.UU.

No se puede excluir a los que hablan el inglés como su lengua materna de Latinoamérica solamente por el hecho de que descienden de esclavos africanos que fueron dominados por amos británicos. Colombia, Costa Rica y Nicaragua tienen regiones en sus islas o costas atlánticas donde los negros que hablan inglés (con o sin la influencia del criollo jamaicano) son mayoría. Belice es un país hispanoamericano donde el inglés es idioma oficial y la reina Elizabeth II siempre ha sido su única Jefa de Estado.

Jamaica y Haití, pese a no hablar castellano, son islas con nombres arahuacos. Estos dos países, al igual que todas las antiguas posesiones británicas, holandesas y francesas del Caribe llegaron a ser inicialmente conquistadas y colonizadas por los españoles. Cristóbal Colón llegó a Jamaica en 1494 y los castellanos retuvieron esa isla hasta 1655, siendo recién en 1670 que Madrid reconoció la soberanía de Londres sobre dicha ex colonia suya.




Ciudad Española fue la capital de Jamaica durante la mayor parte de su historia, de 1534 hasta 1872. Otra capital de otra isla caribeña donde el inglés es hoy el idioma oficial pero que aún retiene un nombre español es Puerto España, la misma que gobierna a Trinidad y Tobago, una república con dos nombres en castellano que queda a pocos kilómetros de la costa venezolano y que fue una dependencia española hasta 1802.

Guyana, que es junto con estos dos países, el que tiene mayor población de habla nativa inglesa en Latinoamérica (y que también tiene una de las 3 comunidades caribeñas más grandes en UK) llegó a ser en la mayor parte de su territorio parte del imperio español, de la Capitanía General de Venezuela y de la Gran Colombia de Simón Bolívar. Aún hoy el mapa oficial venezolano reclama la “devolución” de dos tercios de dicha república.

La Comunidad de Estados de Latino América y el Caribe (CELAC) está compuesta por casi 700 millones de habitantes, de los cuáles apenas el 1% son afrodescendientes de lengua materna inglesa o patois (el inglés criollo que se habla en Jamaica y en partes del caribe hispanoamericano). UK es el único país del mundo donde la inmensa mayoría de la comunidad latinoamericana está conformada por este sector y donde los hispanoamericanos son una gran minoría en relación a ellos.

En UK ninguna de las comunidades latinoamericanas de lengua oficial inglesa, francesa u holandesa se reclaman como “latinoamericanas”. Jamás ninguna de las organizaciones o medios que se reclaman latinoamericanos en UK han sacado una sola información, folleto o volante dirigido a esos sectores o en la principal lengua latina creada en las Américas (el francés criollo que lo hablan más de 12 millones de afrodescendientes en Haití y varias Antillas menores, incluyendo Santa Lucía que en UK tiene una significativa comunidad).

La razón por la cual los latinoamericanos afrodescendientes de habla materna inglesa o criolla prefieren identificarse como “caribeños” es porque ellos no tienen la barrera idiomática y cultural que tienen los que vienen del mundo de habla española y portuguesa. Incluso los nacionales de Bahamas o de Guyana, que no tienen costas que dan al caribe (sino al Atlántico) prefieren llamarse caribeños, en tanto que, curiosamente la mayoría de los países con costas en el Caribe (desde los cubanos y dominicanos encerrados por ese mar hasta colombianos, venezolanos, panameños, costarricenses, nicaragüenses, hondureños guatemaltecos y mexicanos prefieren identificarse como hispano o latino americanos).

Los caribeños pueden comunicarse en inglés fluidamente y están acostumbrados al sistema legal inglés (algo difícil de entender para un latino). Todos ellos aceptan a Elizabeth II como la única monarca que han tenido (casos de Jamaica, Belice y varias Antillas) o como la cabeza de la Mancomunidad Británica de Naciones (en las cuales se encuentran, además de esos países, Trinidad y Tobago, Guyana y otras Antillas).

Los caribeños afrodescendientes de habla inglesa prefieren asociarse a las grades comunidades que provienen de las antiguas colonias británicas africanos, siendo las mayores las de Nigeria y Ghana. No importa que una gran parte de los nigerianos hable igbo, hausa o yoruba, o de los ghaneses el tui, todos ellos pueden comunicarse en inglés y comparten en común haber sido dependencias de la corona y mantenerse en la mancomunidad Británica de Naciones.

Al ser nacionales de la Commonwealth ellos tienen derecho automático a votar en todas las elecciones de UK, mientras que los ciudadanos españoles y portugueses solamente pueden sufragar en las municipales, pero no en los comicios generales, que son los más cruciales.

LA SITUACIÓN DEL BRASIL






Después de los 123,000 jamaicanos, la mayor comunidad latinoamericana de UK son los 101,000 brasileños. Sin embargo, ellos tienen sentimientos mixtos y contradictorios en relación a Latinoamérica.

Todos los medios y organizaciones que en UK levanta la bandera “latinoamericana” se expresan en castellano, lengua que muchos brasileños entienden pero que no consideran como la suya propia. Por sus lazos lingüísticos y culturales ellos se sienten también ligados a los demás países de habla lusa. Posiblemente, la mayoría de los brasileños de UK están aquí viviendo con pasaporte europeo, sobre todo portugués, pero también italiano.

He estado en la directiva de los principales carnavales que se reclamaban latinoamericanos de UK: el del Pueblo del sur y el de Tottenham en el norte. Todos ellos eran conducidos en castellano. En Burguess Park se creaba otro estrado exclusivamente para los brasileños quienes festejaban en su propio idioma y con sus propios ritmos.

Los brasileños solían hacer sus propios Días del Brasil en eventos auspiciados por la Red Globo o por la embajada brasileña cuando ésta la hizo 3 veces en la plaza Trafalgar. Ellos también tienen sus propias premiaciones en las cuales no son parte los hispanoamericanos.

Todos los periódicos y sitios web que se reclaman latinoamericanos son en castellano, en tanto que los brasileños tienen sus propios medios o compartidos con los demás luso-fonos. Por ejemplo, Express News, que es el medio hispano más antiguo, tuvo que crear un periódico separado (Brazilian News) que ahora se ha re-bautizado como Notícias Em
Portugués para tratar de abarcar a los nacionales de las 8 repúblicas de habla lusa.

La Capellanía Latinoamericana es la institución religiosa más importante de esa comunidad, pero a su lado hay una Capellanía Brasileña. Las iglesias evangélicas brasileñas son las más importantes y estas tienen su propia Alianza Pastoral, muy diferente a la Fraternidad Hispana de Pastores.

Leslie Bethel, que es el autor de la Historia de Latinoamérica producida por Cambridge (la principal compilación de obras que hay sobre ese tema) y quien vive en Brasil, escribió las razones por las cuales este gigante sudamericano no se siente parte de Latinoamérica. Mientras los demás países hispanoamericanos fueron colonias de Madrid quienes libraron una sangrienta guerra contra la metrópolis que resultó en la fragmentación en múltiples repúblicas, Brasil se mantuvo como una colonia de Portugal que en sus primeras 6 décadas fue un imperio con una casa real europea. Brasil siempre miró al Atlántico y buscó ser el mayor socio de EEUU en la región durante las dos guerras mundiales.




Si los españoles se impusieron en Centroamérica y los Andes masacrando a grandes civilizaciones o reinos importantes, los portugueses no encontraron Estados indígenas muy estructurados, además que el grueso de sus habitantes fueron traídos como esclavos del África. Hasta 1888 Brasil fue el último gran reducto mundial de la esclavitud y ha sido la nación que más esclavos haya tenido. Cuando Bolívar luchaba por la independencia andina él no consideraba a Brasil como un aliado sino como un potencial enemigo. El imperio brasileño impulsaba la esclavitud e hizo que su país sea el que, a nivel mundial, haya arrebatado territorios a una mayor cantidad de vecinos. La mayor guerra de exterminio que hubo en la Latinoamericana postcolonial la lideró la monarquía carioca cuando le quitó la vida a casi todos los varones adultos del Paraguay, nación a la que desmembró.

Río de Janeiro es la única ciudad americana que ha llegado a ser capital de un imperio ultramarino. Y, además, de uno que en su momento fue uno más grande que el británico o el francés, pues poseía numerosas colonias en las costas africanas, en India, en el sudeste asiático y en China.

Brasil concentra la mayor parte del territorio y de la población de Sudamérica. En cierta manera se siente un continente aparte pues ha estado separado de los países andinos por la mayor jungla del planeta y ha mantenido una cultura muy particular.

¿LATINOAMERICANOS O GRAN COLOMBIANOS?






La tercera nacionalidad latinoamericana más grande de UK son los 38,000 colombianos, en tanto que ninguna de las otras 18 naciones hispanoamericanas se comprende dentro de las 60 comunidades nacionales con más habitantes en Reino Unido.

Y es la comunidad colombiana, pese a ser 3 veces menor que la brasileña y 4 veces menor que la jamaicana, la que más enarbola la bandera del latinoamericanismo. Mientras todos los hablantes del portugués en las Américas están unidos en una potencia de más de 210 millones de habitantes, los hispanoamericanos están dispersos en 19 Estados más una gran cantidad de ellos en los EEUU. Los distintos pueblos hispanoamericanos comparten un mismo idioma, una fuerte herencia indígena, el haber luchado por su independencia juntos en guerras cruentas y mantienen una serie de cantantes, ritmos, manifestaciones culturales y ritos comunes.

En los colombianos este sentimiento está muy arraigado pues ellos y sus vecinos ecuatorianos y venezolanos son las únicas naciones del mundo que comparten la misma bandera (la tricolor amarilla, azul y roja).

Además, hay un hecho muy significativo. El término Colombia fue creado en Londres por inmigrantes (como el venezolano Francisco de Miranda o el ecuatoriano-peruano José de Antepara, el director de El Colombiano, el primer periódico pro-independencia latinoamericana) bajo la idea de unir a todas las dependencias hispanas del continente de Colón en un solo Estado que vaya desde Alaska hasta la Patagonia.

Dicha Colombia no se pudo materializar y la “Gran Colombia” que se concretó en la segunda década del siglo XIX estalló en pedazos en 1830. Primero Bogotá, Quito y Caracas se separaron entre sí, luego Panamá rompió con Bogotá y numerosos territorios de dicha unión fueron a pasar al Perú, a Brasil y a la Guayana Británica (hoy Guyana).


La idea de la Colombia unida de Bolívar y de la Gran Colombia ha sido suplantada en nombre por el deseo de tener unidos a todos los latinoamericanos. No obstante, dicho latinoamericano solo cala en UK dentro de los hispanoamericanos, aunque casi nada dentro de los que provienen de los EEUU, y sobre todo dentro de los gran-colombianos.

El hecho de que hablemos de hispanos estadounidenses en UK puede sorprender a muchos, pues poco se les ve socializando con esa comunidad. Si en Reino Unido hay entre 160 a 180 mil ciudadanos estadounidenses debería haber al menos 30,000 latinos, hispanos y puertorriqueños en UK, pues ellos representan el 18% de la población de dicho país. Sin embargo, a ellos poco se les ve, mientras que argentinos, mexicanos y venezolanos tampoco se juntan tanto con el resto.

Todas las organizaciones y medios que se reclaman latinoamericanos están liderados por andinos, especialmente por colombianos. Casi todos los grandes eventos que se han proclamado latinoamericanos tienen nombres en español (Carnaval del Pueblo, Carnaval de las Independencias, La Fusión de los Pueblos, etc.). Todas las asociaciones de artistas latinoamericanos están 100% compuestas por hispano-hablantes.

Mientras más se insiste en la palabra “latinoamericano” más se centra en lo andino. Muchas veces se quiere equiparar a lo latinoamericana con la wiphala (la bandera multicolor aymara), pero eso es inexacto (pues se trata de un símbolo limitado a una región de los Andes), en tanto que hay muchos sud y centro-americanos que cuestionan el concepto de “Latino América” pues éste no fue uno levantado por los libertadores, sin por el imperio francés para querer anexarse México en el siglo XIX argumentando que ese país les debía pertenecer por tener una lengua latina.

Muchos nacionalistas sud y centro-americanos prefieren usar concept os como el de Indo América, Tahuantinsuyo o Abya Yala para desmarcarse.

Además, la nueva generación nacida en Europa prefiere identificarse como latina, latino o latinx pues no han nacido en las Américas y quieren acercarse más a lo británico.

La categoría “latinoamericana” podrá gustar a varios hispanoamericanos pero no es inclusiva, no logra ser aceptada por las comunidades latinoamericanas más grandes (la caribeña anglo-parlante y la brasileña) y genera ciertos cuestionamientos por quienes quieren un término más indígena o más latino diferenciado de la geografía del continente americano.

Quienes tanto enarbolan la idea de una comunidad latinoamericana terminan sacrificando a la mayor parte de ella.


Además, hay un fenómeno muy importante. El principal pasaporte que tienen los latinoamericanos en UK no es el colombiano sino el español. Aparte de sus patrias de origen y de UK, el país que más conocen en común la mayoría de los hispanoamericanos de UK es a España. Hay más hispanoamericanos con ciudadanía española que con la de cualquier país hispano americano. Y toda esa gente tiene cierta lealtad a España, país en el cual han vivido y mantienen familiares, amigos y conocidos. Encima muchos de ellos están muy españolizados en sus formas de expresarse y ver al mundo. En todas las organizaciones latinoamericanos hay numerosos voluntarios españoles.

Como conclusión de este punto podemos decir que no se puede hablar de hispanoamericanos en UK en un error mientras se crea una barrera con España.

LOS IBÉRICOS






Según la Home Office hay 500,000 ciudadanos españoles y portugueses que han solicitado la residencia (aunque el número puede ser mayor pues las inscripciones no se han cerrado), en tanto que según la ONS hay otros 35,000 españoles y portugueses que ya tienen el pasaporte británico y al menos 10,000 personas que hablan el castellano y provienen de Gibraltar. Eso suma unos 550,000 ibéricos, aunque los consulados portugués y español tienen cifras superiores

Para las autoridades británicas ellos deben ser considerados como “otros blancos” junto con una amplia cantidad de polacos, rumanos, alemanes, eslavos, norteamericanos, australianos, etc. Sin embargo, los ibéricos socializan entre ellos y con los demás iberoamericanos con quienes comparten el mismo grupo lingüístico y cultural y acuden a los mismos templos, restaurantes y festividades.

Tanto quienes hablan español como portugués que viene de las Américas, Europa o África/Asia tienen en común:


1) Se comunican en el mismo grupo idiomático (uno puede hablar en español y el otro en portugués, y viceversa).


2) Tienen problemas de adaptación al medio inglés por no comprender bien el idioma y los sistemas legales.


3) Nunca haber sido parte de la Mancomunidad Británica de Naciones.


4) Ser identificados (y hasta discriminados) por el acento con el que hablan el inglés.


5) Frecuentar similares lugares públicos, religiosos y festivos.


6) Tener una herencia común, pues todos ellos tienen raíces en las distintas colectividades hispánicas que han habitado Londres y Britania desde su creación hace dos milenios.


7) Tienen un fuerte caudal electoral en las municipales pero no en las generales, pues la inmensa mayoría carece de ciudadanía británica.


8) Tener similares nombres y apellidos.


9) Compartir una similar cultura y música.


10) Precisar de servicios y traducciones al español y portugués.

La idea de que los españoles y portugueses son “blancos europeos” es limitada. Gran parte de ellos viene de Latinoamérica y del África. Uno de cada tres personas que tienen la ciudadanía portuguesa en UK no ha nacido en Portugal, y de los que han nacido allí una gran parte es hijo o nieto de africanos o proviene de las islas africanas de Madeira o Azores.

PALOP




Los Países Africanos de Lengua Oficial Portuguesa (PALOP) son 6: Cabo Verde, Guinea Bissau, Sao Tomé y Príncipe, Guinea Ecuatorial, Angola y Mozambique. Ninguno de ellos tiene una frontera en común, pues los portugueses crearon enclaves a lo largo de la costa del continente negro.

Esos países han sido las primeras y las últimas colonias europeas en el África negra. Lisboa las conquistó o pobló hace medio milenio y de allí se fue hace menos de medio siglo atrás. Eso les diferencia de las demás colonias europeas que duraron desde fines del siglo XI hasta mediados del siglo XX. Los PALOP están sumamente lusificados y han sido gobernados desde Latinoamérica.

Ellos en UK socializan entre sí mismos. Los residentes en Londres que vienen de Angola, Mozambique y todos esos PALOP se juntan más con los luso-fonos que con los nacionales que vienen de otros países africanos vecinos de habla oficial inglesa o francesa. Además, la mayor parte de ellos tiene la ciudadanía portuguesa o amigos y familiares que viven en ese país.

Los PALOP se sienten tan africanos como luso-fonos y siempre socializan con ibéricos y latinoamericanos. Mientras la mayoría de los PALOP llegó a ser capitaneados desde Brasil y comparten las series de TV y la música brasileña, Guinea Ecuatorial fue administrada desde Buenos Aires y su ente habla el español, por lo que se le ve siempre en templos e instituciones hispánicas.

Los PALOP no se sienten muy identificados con la comunidad afro-caribeña ni con el “Black History Month” quienes nunca les toman en cuenta. Ellos prefieren ligarse a los latinos e ibéricos, tal y cual se ha visto desde que se formó la comunidad luso-hispana dentro de las Olimpiadas o en la distribución de alimentos durante la pandemia.

NECESIDAD DE ESTAR JUNTOS




Podemos decir que hay 5 comunidades de habla ibérica. Estas son:


1) Los españoles (aunque dentro de ellos hay diferencias, pues algunos son de origen latinoamericano y otros tienen una fuerte identificación con sus respectivas comunidades autónomas o incluso, como en el caso d e muchos catalanes, piden la independencia).

2) Los portugueses (fragmentados entre los que vienen del continente o de las islas africanas de madeira y Azores, así como entre los que tienen orígenes en África/Asia y las Américas).

3) Los hispanoamericanos que les gusta llamarse a sí mismos como latinos, latinx o latinoamericanos (aunque dentro de ellos hay diferencias por nacionalidades o por la cuestión indígena o negra).

4) Los brasileños que se sienten un continente aparte, y tienen lazos con la hispanidad y los luso-fonos.

5) Los PALOP que se sienten más cercanos a las personas que comparten su propia lengua, más que a los africanos de otros idiomas.

Estas 5 comunidades son como 5 dedos de una misma mano, las mismas que requieren estar unidas para golpear fuerte. Además, hay otros sectores que pueden ser atraídos, como luso-hispanos que provienen de Norteamérica o Asia.

¿CÓMO ESTAR JUNTOS?






Todos aquellos que luchan por dividir a esta comunidad en sus distintos componentes la anulan a sí misma. En algunos distritos se ha conseguido que se reconozcan a latinoamericanos de manera diferenciada de los latinoamericanos, lo cual deja a los españoles, brasileños y PALOP sin aparecer en los formularios, al mismo tiempo que impide la expansión a nivel nacional.

Hay distritos donde pueden aparecer comunidades pequeñas que solo tienen fuerza a nivel local. Por ejemplo, en Luton hay una categoría para los pakistaníes de Cachemira separada del resto de los pakistaníes, pero ello solamente puede ocurrir a escala de ese u otro municipio.

Si se adopta una categoría integradora se debe permitir que se den subcategorías, donde todos se sientan representados.

Hay dos formas en los cuáles podríamos estar juntos: una es con un nombre simple en común (como puede ser la palabra ibero-americano, luso-hispano o amigo).

El término ibero-americano nació en la América de habla española y portuguesa para referirse a los que en ese continente hablan esos idiomas similares. Luego se fue expandiendo hasta integrar a Iberia y a sus dependencias ultramarinas. En 1949 se formó la organización de Estados Iberoamericanos uniendo a todos los países de habla española y portuguesa en el mundo (además de la catalana Andorra) y desde 1991 hay cumbres anuales de mandatarios latinoamericanos e ibéricos, la misma que ha dado paso a la Comunidad Iberoamericana de Naciones.




La palabra luso-hispano es una combinación de luso fono e hispano. Amigo es algo que nos une aunque no está asociado a una etnia.

Todos estos nombres pueden ser correctos, pero, hay quienes aducen, que no atraen a diferentes sectores de nuestras comunidades que preferirían estar representados de manera separada. En ese sentido se recuerdan fórmulas como la de “gitano, roma o viajero irlandés”, “pakistaní o bangladesí”, “turco, turco chipriota o kurdo”, entre otros.

Para quienes crean que esos nombres son muy largos, hay uno aún más extenso: LGTBQIA. En los censos hay otra categoría que o se refiere a la etnia sino a la orientación sexual. Dentro de los religiosos hay muchos que no aprueban las relaciones sexuales fuera del matrimonio o entre personas que no sean del mismo sexo, pero en UK todas las autoridades aceptan a los autonombrados “Lesbianas, Gays. Bisexuales, Transexuales, Queers (cuestionadores), Intersexuales y Asexuales (o Aliados).

Inicialmente a esta comunidad se le llamaba “gay”, pero otros sectores quisieron colocar su propia nominación. Mientras los gays y lesbianas tienen una bandera de los 7 colores del arco iris, los transexuales tienen una de 3 colores (blanco, celeste y rosa). En los formularios consignan una categoría llamada LGTB+ para unir a todo este abanico que no solo tiene en común no querer tener relaciones amorosas solo con una persona del sexo opuesto. Allí se incluyen desde quienes no quieren tener sexo con nadie, solo con personas de su mismo sexo o con personas de varios sexos, así como de quienes se sienten del sexo opuesto o se han operado para cambiarse de sexo, entre más de una veintena de distintas categorías.

Una posible alternativa para integrar a nuestras comunidades es adoptar un nombre como “Latino, Ibérico, Hispano y Luso-fono. Tal vez se le podría agregar las palabras brasileño (o Luso-brasileño, tal como lo emplea Canning House) e indígena.

Se trata de una forma de tratar de unir y contentar a todos. Latinos son los que vienen de las Américas y los que han nacido en Europa, Ibéricos une a españoles, portugueses, catalanes y a gente que viene de Gibraltar y Andorra, Hispano une a todos los que vienen del mundo de habla española y luso-fono a los que vienen del mundo de habla portuguesa.

La unión nos hará fuertes.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cortejo PSOE- Casado ante Abascal e Iglesias

El miércoles se había desarrollado la Primera Sesión de la Moción de Censura de Vox con las escaramuzas previstas y una calidad oratoria superior a lo normal en la legislatura

Endeudamiento y coronavirus

​Lo que es de justicia es que se pongan en marcha todos los ERTES que sean necesarios y también programas de incentivación de la actividad económica en distintos sectores productivos

Intolerancia

Mientras más se presume de libertad, las actitudes intolerantes se siguen incrementando

Primer Recital Poético Juvenil Internacional

​Lo primero que se siente al participar en el Primer Recital Juvenil Internacional de Poesía es un honor muy grande

Fractura social y desertización productiva en España

La severa contracción del consumo interno, provocará la desertización comercial de amplias zonas urbanas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris