Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Otras voces contra la globalización: ¿quién forma a los formadores?

Alejandro Roselló
Redacción
martes, 23 de enero de 2007, 18:43 h (CET)
Sobresaliente alto a la serie documental que acabó de emitirse el pasado domingo en La 2: "¿Otro mundo es posible? Voces contra la globalización". Este tipo de material tendría que ser un recurso didáctico extendido en los colegios y universidades. Soy profesor de instituto y he grabado casi todos los capítulos. Pienso poner algunos fragmentos y debatirlos en clase. Me pregunto qué sentirían mis compañeros de profesión si fueran ellos los que estuvieran obligados a recibir y asumir dicha (in)formación para luego impartirla en el aula, independientemente del temario de su asignatura y de su manido libro de texto. Muchos ‘se queman’ precisamente al ‘apalancarse’ a su puesto fijo de funcionario como un Gollum a su tesoro.

Mientras, algunos de mis alumnos, dormidos, se esfuerzan por despertar. Y muchos consiguen abrir los ojos, pero no ven en sus mayores cercanos ningún ejemplo a seguir. Más bien lo contrario. Somos nosotros los primeros que forjamos sutiles excusas para la inacción y la apatía, que luego recriminamos a nuestros pequeños. ¿Cómo mostrar a las nuevas generaciones la miseria moral de sus antecesores, la distopía de nuestra civilización capitalista y, a su vez, la fuerza vital para hacer creer que sí, que otro mundo es posible, que merece la pena luchar y que es necesario hacerlo...¡ya!? Decía un filósofo: "Educad a los niños, y no hará falta castigar a los hombres". Pero, ¿quién (de)forma a los educadores, si la mano que te da de comer es la misma que te tapa los ojos? ¿Tienen que ser los educadores autodidactas en estos "valores transversales"? Bueno, tendríais que ver la cara de mis alumnos, vuestros hijos, cuando les hablas de un valor tan poco anecdótico y curricular como es la supervivencia, la propia y la ajena. En el fondo creo me dan pena: pues hay otros mundos pero están en éste, como ya decía el poeta.

Noticias relacionadas

Dame el petróleo y toma el manual de USAID

El petróleo atrajo revoluciones y guerras en América Latina, confirmando que la riqueza del subsuelo sentenciaba la tragedia del pueblo que habitaba su suelo

Crecidos por la discordia, desbordados por la violencia

Menos bombas y más abrazos, menos armas y más alma

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris