Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Salud
Etiquetas:   Diabetes   Enfermedades   Sanidad  

​Ocho de cada diez españoles sin diabetes no saben definir correctamente la enfermedad

​El estudio de investigación se ha llevado a cabo mediante entrevistas a 1.105 personas
Francisco Acedo
@Acedotor
miércoles, 17 de junio de 2020, 09:57 h (CET)

Más de ocho de cada diez españoles pertenecientes a población general no saben definir con exactitud en qué consiste la diabetes. Este desconocimiento sobre la enfermedad es menor entre las personas con diabetes, pero aun así tres de cada diez de ellas no son capaces de precisar en qué consiste la patología. Estas son las principales conclusiones de la encuesta Impacto de la diabetes en la calidad de vida: Percepciones y actitudes entre la población y los pacientes, que ha impulsado AstraZeneca y ha desarrollado Ipsos. La investigación revela datos desconocidos sobre el impacto de la diabetes en el día a día de los pacientes, en su calidad de vida y sobre el conocimiento que la sociedad tiene sobre esta enfermedad.

En el estudio promovido por AstraZeneca se ha preguntado tanto a población general como al colectivo de personas con diabetes, específicamente, por el conocimiento de hasta ocho patologías distintas. Las respuestas revelan que, de entre todas ellas, la diabetes figura entre las más conocidas, justo después del cáncer. Sorprende, sin embargo, que, cuando se profundiza sobre el grado de conocimiento, las conclusiones son muy diferentes. Así, solo el 18% de la población general sabe definir con exactitud la diabetes, frente al 59% de las personas con diabetes tipo 1 y al 62% de las personas con diabetes tipo 2. Además, casi la mitad de la población general tampoco es consciente de que existen varios tipos de diabetes, pese a tener personas afectadas en su entorno próximo.

Ana Pérez, directora médica y de Asuntos Regulatorios de AstraZeneca, destaca que este estudio de investigación responde al compromiso de la compañía, dentro de la campaña En diabetes el cero cuenta, por mejorar el manejo de la enfermedad y la calidad de vida de los pacientes que la sufren. “Los datos obtenidos nos muestran que el grado de desconocimiento sobre la diabetes y las complicaciones que puede provocar aún es grande, sobre todo en la población general, por lo que es necesario insistir en las medidas de concienciación social. El margen de mejora es muy amplio”, subraya.

Unos resultados sorprendentes para una enfermedad de alto impacto




El Dr. Antonio Pérez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes, subraya que los resultados del estudio resultan en cierta medida “sorprendentes si tenemos en cuenta el enorme impacto sanitario de la diabetes, derivado tanto de su elevada y creciente prevalencia como de las consecuencias de sus complicaciones que condicionan, entre otras, una pérdida de expectativa de vida de hasta 15 años y unos costes que representan hasta el 12% del gasto sanitario global”. De acuerdo con este especialista, “esta baja percepción de la enfermedad por parte de la sociedad y de los propios pacientes es probablemente una de las principales barreras a superar para la implementación de políticas de salud pública orientadas a prevenir la diabetes y sus complicaciones”.

En esta misma línea, Aureliano Ruiz Salmón, presidente en funciones y vicepresidente 1º de la Federación Española de Diabetes (FEDE), atribuye el desconocimiento de la enfermedad al hecho de que “se le quita relevancia, a pesar de que es una patología que, al año, causa 25.000 fallecimientos sólo en España”. En su opinión, la formación diabetológica es clave y, por eso, “desde FEDE hemos impulsado la campaña Educación diabetológica ya; nuestro derecho, nuestra salud, una iniciativa con la que se busca conseguir que las personas con diabetes recibamos la formación y la educación que requerimos: individualizada, personalizada y continuada en el tiempo, y así poder gestionar adecuadamente nuestra patología y evitar complicaciones a corto, medio y largo plazo”.

La mayoría de los encuestados apenas conoce las complicaciones




Este alto nivel de desconocimiento sobre la enfermedad puede estar relacionado con el hecho de que, pese la importancia de la propia patología y de las dolencias asociadas a ella, la mayoría de los encuestados apenas conoce que puede derivar en otras complicaciones de salud si no se controla adecuadamente. De hecho, solo el 18% de la población general afirma sentir respeto ante la diabetes; un porcentaje que se incrementa hasta casi el 60% en patologías como el cáncer. Esta situación, además, se replica entre las personas con diabetes, que tienen una percepción baja sobre la gravedad de la enfermedad si no se controla adecuadamente. Así, solo el 32% de las personas con diabetes tipo 1 y el 36% de las personas con diabetes tipo 2 afirman sentir temor por esta enfermedad.

Tampoco es una patología considerada mortal. Solo el 9% de la población general sitúa esta enfermedad entre las más mortales. Por lo que se refiere a las personas con diabetes, la proporción se eleva al ser más conscientes de los riesgos que entraña la enfermedad. El 18% de quienes padecen el tipo 1 y el 21% de quienes sufren el tipo 2 consideran la diabetes como una de las patologías más mortales. Encabezan esta clasificación de las enfermedades más letales el cáncer y el infarto.

Una patología que destaca por la gran cantidad de enfermedades asociadas




La diabetes es una patología que será la séptima causa de mortalidad en el mundo en 2030[i][i], según estimaciones de la OMS, y se prevé que afecte a 592 millones de personas en 2035[ii][ii]. Además de las implicaciones propias, esta enfermedad destaca por la gran cantidad de enfermedades asociadas como infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal, ceguera y amputación de los miembros inferiores4.

La investigación revela que un 2% de los entrevistados afirman padecer diabetes tipo 1 y un 4%, diabetes tipo 2. Las patologías más prevalentes entre los encuestados son, por este orden, sobrepeso y obesidad, hipercolesterolemia, ansiedad y depresión e insomnio. Llama la atención que, pese a este reconocimiento de escasa prevalencia de la diabetes, cuando se les pregunta en el estudio por el porcentaje de mayores de 18 años que creen que sufren esta patología, las cifras se disparan. Así, la población general estima en un 22% el número de afectados. Esta creencia aumenta más entre la población con diabetes hasta situarse en entre el 28% y el 29%.

Las personas con o sin diabetes coinciden en reconocer que la enfermedad afecta a la calidad de vida; de hecho, ocho de cada diez personas, entre la población general, destacan que la diabetes empeora su día a día. Entre las personas con diabetes, este porcentaje se reduce a siete de cada diez.

De entre las diferentes complicaciones que refieren los encuestados, las que afectan a los ojos y el pie diabético son las más citadas, independientemente de que padezcan o no la enfermedad. Las personas con diabetes tipo 2 reconocen sentir temor por las complicaciones renales y cardiovasculares, aunque su percepción de riesgo para patologías como la insuficiencia cardiaca es baja. Todos los entrevistados, al margen de que sufran o no la enfermedad, coinciden en reconocer la importancia de cuidar la alimentación, practicar ejercicio físico y no fumar a la hora de prevenir la diabetes. Curiosamente, pese a que también la población general conoce las pautas preventivas de la diabetes tipo 2, el grado de cumplimiento en su vida diaria es bajo. De hecho, su nivel de preocupación por llegar a padecer la enfermedad es moderado. Solo uno de cada cuatro tiene una alta preocupación.

La necesidad de incrementar la formación sobre diabetes




El Dr. Javier Carrasco, coordinador del Grupo de Diabetes, Obesidad y Nutrición de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), hace hincapié en que los resultados de la encuesta ponen de manifiesto varios aspectos que podíamos intuir, pero que ahora conocemos. “Ni la población general ni siquiera los propios pacientes conocen realmente el alcance de la enfermedad. No solo es que no puedan describir bien en qué consiste la diabetes, sino que, lo que es peor, desconocen las consecuencias fatales que conlleva el no tener un control adecuado de la enfermedad”. Por ambos motivos, para este especialista, “es fundamental continuar la labor divulgativa del conocimiento de la diabetes, centrada en la prevención, el diagnóstico precoz y el correcto tratamiento. Los profesionales de la salud, las sociedades científicas y las instituciones no deben bajar la guardia para continuar la lucha centrada en frenar la pandemia de la diabetes”.

En este mismo sentido, el Dr. Carlos Miranda, coordinador nacional de diabetes en la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), se centra en el grupo de personas con diabetes y afirma que “llama la atención que desconozcan que, con un buen control de la glucosa y del resto de los factores de riesgo que se asocian a las complicaciones crónicas, es posible conseguir una muy aceptable calidad de vida. Eso implica controlar el colesterol, las cifras de tensión arterial, intentar mantener un peso adecuado, evitar el sedentarismo y abandonar el hábito tabáquico”.

Y añade: “Con estos factores controlados el riesgo de complicaciones crónicas del tipo de enfermedades cardiovasculares, afectación renal, daño de retina o neuropatías se aproxima al de la población general”.

Todos los especialistas coinciden en que, para conseguir estos objetivos, es de vital importancia la educación terapéutica. Las personas con y sin diabetes deben conocer la importancia de este control y poner en marcha las medidas para evitar los riesgos. En este sentido, la Dra. Ana María Cebrián Cuenca, miembro del Grupo de trabajo de diabetes de la Sociedad Española de Medicina de Familia (semFYC), subraya que la encuesta revela que la mayoría de la población general y de las personas con diabetes recurren a los profesionales sanitarios como fuente de información para conocer más acerca de esta patología. “Los profesionales sanitarios, por lo tanto, tenemos un papel fundamental a la hora de informar y formar a pacientes y población general en el conocimiento de la diabetes, el impacto que esta patología puede causar, cómo prevenirla, cómo tratarla y cómo evitar complicaciones”, puntualiza.

El estudio de investigación se ha llevado a cabo mediante entrevistas a 1.105 personas, 700 de ellas pertenecientes al grupo de población general, 294 a pacientes con diabetes del tipo 2 y 111 a pacientes con diabetes del tipo 1.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Los tratamientos que reciben las personas ‘trans’ pueden afectar a la manifestación de enfermedades reumáticas

Las hormonas sexuales son importantes en la fisiología del hueso

Expertos señalan la importancia del cuidado y la prevención de la salud mental durante el COVID

El 65% de los españoles ha mostrado síntomas de ansiedad o cuadros depresivos a consecuencia de la pandemia causada por el virus SARS-CoV-2

¿Son válidas las mascarillas frente a la transmisión del coronavirus por aerosoles?

Conoce las precauciones y consejos para su correcto uso en la segunda ola del COVID-19

Un 55% de las mujeres españolas no controlan su salud mamaria

Una detección temprana previene casi un 100% de los casos de cáncer de mama

Los farmacéuticos lanzan un estudio entre la población sobre la vacunación antigripal

Se recogerá la intención de vacunación de la población de COVID-19 cuando existan vacunas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris