Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Moda y Tendencias
Etiquetas:   Lencería fina  

Cristina de Borbón, ¿igual que Isabel Pantoja?

Los hijos y los fans de la tonadillera lo afirman
Teresa Berengueras
@berealsina
martes, 11 de noviembre de 2014, 08:02 h (CET)
Estoy indignada, mucho. Soy consciente de que estas dos palabras, así, sin más, no dicen nada a nadie. Sigo, estoy indignada con todas aquellas personas que no usan el cerebro, esa masa que todos poseemos y que, con naturalidad, sin esfuerzos vanos, deberíamos utilizar en nuestra vida cotidiana. Estoy apercibiéndome que no lo hacen una serie de personas que admirando a su artista preferida reniegan de los jueces y de una sentencia ya confirmada por el Tribunal Supremo. La Audiencia de Málaga condenó por blanqueo de dinero a la cantante Isabel Pantoja a 24 meses de cárcel y a pagar una multa de 1.147.000 euros. Los abogados de la tonadillera recurrieron la condena pero la misma fue confirmada hace un tiempo por los jueces del Tribunal Supremo pasando, por tanto, a ser firme y a obligar a la condenada a su cumplimiento. Y, por lo tanto, hace poco más de un mes la Audiencia de Málaga pedía a la condenada Pantoja que pagara lo que debía y que ingresara en prisión. Todo bajo control, en regla y bajo la ley, sin más.

111114sociedad2

Durante este tiempo ha habido diversas opiniones en las que se abundaba en que en los casos de sentencias condenatorias de menos de dos años de prisión y siempre que el condenado no tenga antecedentes penales éste puede solicitar la suspensión de la condena evitando así entrar en prisión. Pero hay que tener en cuenta que esta suspensión de cumplimiento es una atribución que tienen los jueces, y que pueden aplicar si así lo estiman, aunque uno de los requisitos que toman en cuenta antes de dictar la resolución correspondiente es comprobar si el condenado o condenada está arrepentido del delito cometido. Por tanto no estamos ante una figura jurídica, la de la suspensión de condena, que se aplique de manera automática tan sólo por tener una condena no superior a los 24 meses.

Las fans no quieren reconocer que su ídolo ha sido condenado
Las fans de la folklórica que mejor mueve la cola se han atrincherado, olvidando que la ley es la ley y hay que cumplirla, y se han dedicado a hacer una colecta con el fin de pagar la multa de la tonadillera ya que ésta ha declarado que no tiene dinero para hacer frente a los 1.147.000 euros que le demanda la justicia.

Estas fans que sufren, lloran y forman parte de los volantes de la bata de cola de los vestidos de la tonadillera, son gente normal y corriente, gente que olvida que el cerebro sirve para pensar y reconocer que su súper estar está condenada, tan sólo recogieron 30.000 euros. Un capital, mucho, aunque poco, muy poco, para cubrir la necesidad imperante de la millonaria multa.

Los artistas viven de quien les aplauden y reconocen su trabajo y también sus éxitos. La artista que nos ocupa llena teatros, su vida ha sido retransmitida al público minuto a minuto, y ha sido seguida por todo el mundo en momentos únicos, algunos terribles, como la pérdida de su marido en plena juventud y teniendo un hijo muy pequeño, y otros más divertidos y llenos de jovialidad por un lado y de malos modales por otro, me estoy refiriendo a aquel día en que Isabel apareció sonriente de la mano del que fuera edil de Marbella, Julián Muñoz, un hombre con todo el bigote puesto y que llevaba los pantalones atados sujetos a la altura de sus pezones de macho con poderío.

Julián Muñoz, el hombre poderoso
Ella, Isabel, andaba radiante de la mano de un hombre poderoso que le iba a ayudar a devolver lustre a su vida, y se prometía, al lado de quién resultó un corrupto de tomo y lomo, una vida con mucho rumbo, poder y dinero que es lo que a ella en todo momento le ha gustado tener.

No ha sido la tonadillera una mujer que haya destacado ni por su humildad ni por su sencillez, ella es grande, lo ha sido en sus cantos, en sus recitales, el mundo entero ha estado a sus pies. Le han reconocido los méritos incluso la Reina Sofía, hoy Reina Emérita de España.

La Pantoja, llegó a lo más alto, en diez años ganó con su trabajo 18 millones de euros, eso ni sus fans lo consiguen trabajando toda su vida, ni su amado hijo Kiko Rivera pinchando discos por la noche.

Estos días desde la finca “Cantora”, su espacio vital desde la muerte de Paquirri, ata los hilos, muchos, incluso los de ultramar, donde tanto la siguen y quieren, para evitar ir a la cárcel.

Pero jamás ha pedido perdón al pueblo de Marbella, de donde, lo ha dicho un juez, evadió dinero, lo esfumó, lo robó. Ir a la cárcel no es plato de gusto para nadie, no es irte de vacaciones y la falta de libertad es terrible, pero si consta una condena firme sus allegados y afines deberían evitar protestas públicas y fuera de tono que en nada la benefician.

Locura, cárcel, imputada
Nadie, absolutamente nadie, está tan loco como para permitir que sus hijos encabecen con su firma una carta ideada por alguna fan que llena de desasosiego pide que los ciudadanos, haciendo oídos sordos a la justicia, se sumen a la petición de indulto para que la tonadillera no cumpla condena en prisión porque la vida con sus luces y sombras de poder, dinero y defraudación, ya le han hecho pasar una condena. Y tampoco es de recibo que una penada compare su situación, ya juzgada y con condena firme, con la de otra persona que, de momento, tan sólo está imputada.

La familia y esos aduladores amigos del alma de la tonadillera que le cantan al oído sus excelencias ahora dicen que la justicia de este país es de pandereta porque su ídolo entra en la cárcel, penada y sentenciada, mientras que la Infanta Cristina de Borbón está en la calle. Los que cada día velan por los volantes de la Pantoja están enajenados al comparar la situación legal de la cantante y la de la Infanta.

Quede claro, bien claro, Isabel está condenada y la Infanta, de momento, está imputada. Para Cristina de Borbón todavía no hay sentencia, por lo tanto es imposible compararlas. Bajo ningún concepto. La justicia es igual para todos, lo dijo el padre de Cristina de Borbón, el Rey Juan Carlos, ahora Emérito. Esperemos que así sea.

Cristina de Borbón todavía no ha sido juzgada

111114sociedad1

Cristina, como todos los ciudadanos de este país, tendrá que pagar por sus supuestos delitos si estos quedan demostrados ante los tribunales de justicia. Todos deseamos que la justicia sea clara, contundente y justa. Y por supuesto también para la Infanta Cristina que además ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión de la Corona española.

De momento y mientras no sea juzgada y, si es justo, condenada Cristina de Borbón está fuera de lugar que los íntimos de Isabel Pantoja quieran igualar las penas olvidando que la cantante tiene una condena de cárcel con sentencia firme que ha hecho que la Audiencia de Málaga le informe de la obligación que tiene de ingresar en prisión en un plazo que se conocerá en pocos días.

Isabel Pantoja y Maite Zaldívar
De cualquier forma si los amigos y fans de Isabel Pantoja quieren hacer comparaciones sobre la condena de su ídolo con quién deberían hacerlas es con Maite Zaldívar, ex mujer de Julián Muñoz, esa mujer que formaba parte de este trío de maestros en blanquear dinero. Maite Zaldívar entró en la cárcel de Alhaurín de la Torre el 27 de octubre, condenada también por blanqueo de dinero, le cayeron dos años y medio de prisión y el pago de una multa de más de tres millones de euros a los que tampoco pudo hacer frente. La Audiencia condenó a ambas por blanqueo de dinero. ¿Debería haberse quejado Maite Zaldívar?, ¿debería haber implorado porque la justicia la maltrató si su caso se compara al de la cantante? No lo hizo, entró en prisión porque no aguantaba más la situación en la calle. Ha entendido que debe cumplir con la ley y cumplir su condena, ¿por qué los que aman tanto a su folklórica adorada no le explican que lo más decente, dentro de la indecencia, es cumplir la condena? Cuando salga podrá hacerlo con la cara bien alta. Hay que aprender mucho de esta vida que tenemos, hay que tomar clases de humildad, una razón de ser, se vive mucho mejor. Lo juro.
Comentarios
laura santos 12/nov/14    00:52 h.
laura santos 11/nov/14    22:47 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Ponemos a prueba el Gel Anticelulítico de Akento Cosmetics

Es una fórmula en gel que promete reducir la apariencia de la celulitis mientras reafirma e hidrata la piel, consiguiendo que la piel esté más lisa, firme y bonita

¿Qué regalar estas navidades?

Ideas originales para sorprender

Tratamientos de belleza para estas navidades

¡Date un capricho!

Claves para ahorrar en perfumes

Olor afrutado, fresco, floral… en el mercado existen tantos tipos de perfumes como gustos

Teruel irrumpe en el sector de la moda en la New York Fashion Week

La primera colección, “Líneas en el cielo”, ha sido creada por el artista turolense Gene Martín y la diseñadora dominicana de origen español Angie Polanco
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris