Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Protocolo   Coronavirus   Pandemia  

​El coronavirus altera los espacios

En la organización de actos al hablar de espacios hacemos una clasificación en fijos, polivalentes y efímeros
María del Carmen Portugal Bueno
@PortugalBueno
lunes, 23 de marzo de 2020, 13:59 h (CET)

Por espacios fijos entendemos aquellos recintos de los que disponen las instituciones públicas y privadas para realizar sus actos. Por ejemplo, el salón de plenos del ayuntamiento, la sala de juntas de una institución o la de conferencias de una empresa.

Los espacios polivalentes son los que pueden albergar diferentes actos y suelen ser de decoración sencilla y mobiliario versátil para poder organizar cualquier tipo de evento. Podemos citar los palacios de congresos o recintos feriales.

Finalmente, la finalidad del espacio efímero no es celebrar o acoger actos. Sin embargo, pueden organizarse por motivos concretos y determinados. Nos referimos a la calle o las estaciones de Renfe.

La crisis sanitaria que estamos sufriendo ha ocasionado, por desgracia, que algunos espacios cambien su identidad para dar respuesta a la problemática actual.

Estamos viendo como un recinto ferial, como IFEMA, se ha convertido en un hospital de campaña con relativa facilidad gracias a su condición de espacio polivalente.

También son cada vez más los hoteles que se están transformando en centros hospitalarios, adaptando sus espacios fijos a la nueva finalidad del inmueble convirtiéndose en hoteles medicalizados.

Los accesos o aparcamientos de hospitales como el de La Paz de Madrid o el Hospital Universitario de Burgos, están sufriendo modificaciones debido a la instalación de carpas de apoyo sanitario. Se trata de un ejemplo más de cómo un espacio efímero concebido para, por ejemplo, aparcar coches puede albergar un espacio para atender pacientes con supuestos síntomas de coronavirus.

Aunque en España no hay casos, y esperemos que no se lleguen a producir, hemos podido ver imágenes de cómo Italia ha tenido que transformar iglesias en cámaras mortuorias prestando ayuda, de este modo, a los hospitales.

La pandemia del COVID-19 ha mutado la sanidad, la política, el empleo, la religión, las relaciones sociales e, incluso, nuestros espacios físicos. Confiemos que no mine nuestro amor al prójimo, sino al contrario que nos ayude a practicad las virtudes tal y como nos enseña la Segunda Carta de San Pedro: «Por eso debéis esforzaros en añadir a vuestra fe virtud, a la virtud ciencia, a la ciencia templanza, a la templanza paciencia, a la paciencia piedad, a la piedad cariño fraterno, al cariño fraterno amor».

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El general dio el cante

No respetan ni siquiera la Constitución de 1978, la mayoría de sus partidos de origen hicieron propaganda contra ella en 1978

Navidad y el puente de la inmaculada

Este Jueves la Universidad Johns Hopkins ha declarado que la lista de afectados por la Covid es la segunda más alta desde el inicio de la pandemia; las previsiones de movilidad para el puente del 8 de diciembre o para las fiestas del fin de año están ahí.

La Constitución

“El español pertenece a muchos millones de seres que no son españoles, porque es nuestro patrimonio común más consistente y porque si se rompe, todos quedamos rotos”

Desventuras de un abogado penalista gitano

Consideraciones sobre los “delitos de autor” hechas por Marcos Santiago Cortés, letrado del Colegio de Abogados de Córdoba

Recomendaciones

Cada día recibimos nuevas “recomendaciones” para mantenernos alejados del Covid-19
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris