Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Catalunya independiente

Soy madrileño, chamberilero; pero, por encima de todo, persona, y en el Madrid de las Botellas, los Rajois, los noseque, no se puede ser persona
Mario López
viernes, 5 de septiembre de 2014, 07:19 h (CET)
Catalunya declarará unilateralmente su independencia el próximo 23 de abril de 2015. No sé si se trata de un anuncio en firme, del resultado de unos sondeos de opinión, del vaticinio de un agorero. No lo sé. Y no lo sé porque eso sólo se podrá saber el día después del referéndum que a tal fin se convocara, una vez realizado el escrutinio de los votos. Porque uno es partidario del derecho a la autodeterminación de los pueblos, pero poco aficionado a conjeturas, vaticinios, brindis al sol.

Es más, hasta soy partidario de la independencia de Catalunya; al día siguiente de que esto se hiciera realidad, yo solicitaría la nacionalidad catalana. Soy madrileño, chamberilero; pero, por encima de todo, persona, y en el Madrid de las Botellas, los Rajois, los nosequé (no recuerdo cómo se llama el presidente de la CAM que nos dejó en herencia la lideresa liberala) no se puede ser persona.

Aquí, en Madrid, no hay quien viva. Pero, por mucho que desee hacerme catalán, entiendo que lo primero que hay que hacer es un referéndum y ganarlo, antes de declarar la independencia, por muy unilateral que ésta sea; vamos, supongo que en esa unilateralidad se contará con la opinión de los catalanes, digo yo. Es que, si no, la cosa va a quedar poco democrática y va a parecer que de lo que se trata es de darle, por la cara, a la burguesía catalana el predio de Catalunya.

Bueno, supongo que se van a hacer las cosas de manera democrática, que se llevará a cabo un referéndum. Que las manifestaciones sobre la inminencia de la independencia son producto de sesudos análisis que llevan a quienes lo han realizado a la certeza de que para el 23 de abril, con un libro y una rosa, Catalunya amanecerá más hermosa; sola, sin la pesada carga de una España de pandereta a cuestas.

Pues, oye, que así sea.
Comentarios
Casas Viejas 05/sep/14    17:45 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris