Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El agua: visión de un urbanitas

Domingo Martínez Madrid (Burgos)
Redacción
domingo, 5 de noviembre de 2006, 21:37 h (CET)
Si en vez de ser agricultor yo fuera un urbanitas, ante el problema del agua escribiría algo así: “El problema del consumo del agua no es tanto de los hogares como de la actividad económica en sí misma. De hecho, el gran consumidor de agua en nuestro país es la agricultura, no las familias. En consecuencia, cualquier propuesta para ahorrar agua tiene que tener en cuenta este punto básico y, por consiguiente, incidir en medidas que reduzcan el consumo de agua con fines agrícolas. Un trasvase en el que los agricultores tuvieran que pagar por el agua que consumen sería una medida muy eficaz puesto que, al representar el agua un coste añadido para ellos, utilizarían técnicas de cultivo más eficientes y, posiblemente, desplazarían sus producciones hacia aquellas que empleasen menos agua. Además, hoy por hoy, el desarrollo del comercio internacional permite que España se abastezca de bienes agroalimentarios que no puede producir, o que no lo hace en cantidad suficiente para satisfacer la demanda nacional. Entonces, ¿no sería más lógico racionalizar la producción teniendo en cuenta que parte del abastecimiento alimentario puede venir de fuera, para especializarse en cultivos que requieran menos agua? En cierto modo, el futuro de nuestro país va a tener que pasar por ahí. Y lo mismo se puede decir de todas las industrias y servicios intensivos en consumo de agua”.

Eso, por supuesto, exige una amplitud de miras de la que hoy se carece. Una amplitud de miras que comprenda una estrategia en la que participen varios Ministerios, no solo el de Medio Ambiente, y en la que todos, Estado y comunidades autónomas, trabajen con un enfoque suprarregional, considerando que, a fin de cuentas, y por muchas autonomías que haya, España es un país, una unidad económica y política.

Noticias relacionadas

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad

¿Por qué odiamos?

El odio es una enfermedad del alma que convierte en alimañas a los hombres

Nart o su legitimidad como eurodiputado

La semana pasada se ha sabido que el conocido periodista y abogado, y ahora político, Javier Nart se ha dado de baja de C´s; pero no se ha apeado de su dignidad de eurodiputado

11-S, no estaban todos

Al PP, herederos del centralismo franquista, no les gustaba nada que Catalunya se definiera como “nación”, entre otras cosas, y Mariano Rajoy, al frente de sus mesnadas recorrió España recolectando firmas contra Catalunya y su nuevo Estatut

Siempre hay salida

“Hay que exigir políticas gubernamentales sensatas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris