Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos   -   Sección:   Opinión

Ganará la catalanofobia y el odio

Juan Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
viernes, 27 de octubre de 2006, 02:26 h (CET)
AÚN FALTA casi una semana para las elecciones catalanas del 1 de noviembre, pero ya puede cantarse el resultado: gana la catalanofobia por goleada, o sea, el odio a la Cataluña plural y plurilingüística, que es lo que ha sido Cataluña desde siempre, desde su nacimiento en la Edad Media. Y desde que a mediados del siglo XIX se inició su despegue económico, y necesitó mano de obra castellanoparlante, mucho más claramente.

Pero los dueños del país han dicho que no: que la “realidad” catalana es la irrealidad que nunca ha sido: monolingüista... Y como el Partido Sucursalista Organillero del Estatut (PSOE) ha sido desde la Transición una simple dependencia bancaria por tierras catalanas, pues no hay color: ganan los ricos financieros... A través de su sigla A o convergente, o a través de su sigla B o Partido Organillero. En cuanto a política lingüística o a solidaridad con el resto de España, que es de donde extraen los réditos bancarios y empresariales, da la mismo: ninguna en ambos casos.

Y luego está el partido del odio a la Cataluña Plural, que no se preocupa ni siquiera de ocultarlo: ERC, el único partido que sólo ha impreso su propaganda electoral en un único idioma, para que nadie dude de la fobia que le brota por todos los poros hacia una de las lenguas vernáculas de los catalanes... Casi la misma que en los anteriores casos, pero éste sin hipocresías, por lo que casi hay que agradecérselo.

¿Algo más? Pues sí, un tal Piqué, que ha perdido otra ocasión de presentarse como el único catalanista y catalanófilo de las dos lenguas de los catalanes entre las formaciones parlamentarias, obligando a las demás a cambiar el paso y la estrategia, si hubiera introducido y explicado ese cambio semántico.

El difuso, incoloro e insípido Piqué ni siquiera rentabilizará la abstención masiva y el rechazo amplio que suscitó el reciente “Estatut” catalanófobo, según avanzan todas las encuestas. A ver si el varapalo sirve para que caiga el insípido Piqué y ya, de paso, otro inane sin sabor y sin sapiencia ni garra para la oposición: el llamado Marial Sosoy.

POSDATA. Por lo demás, la única opción claramente catalanista y catalanófila de las dos lenguas de los catalanes, “Ciutadans-Partit de la Ciutadanía”, no tiene un euro ni sale en los medios catalanófobos de Cataluña (que son todos) precisamente por ello: por no tener dinero, y por presentar una opción catalanista y catalanófila respetuosa con las dos lenguas de los catalanes.

Están haciendo una campaña voluntariosa, echando mano del escaso tiempo de sus colaboradores gratuitos, mientras que los de las comisiones del 3% y los de los créditos condonados no reparan en gastos.

Lo dicho, casi todo el panorama político que se percibe (y ahora no me refiero sólo a Cataluña) es odioso.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris