Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Ceres, en la mira telescópica

Isaac Bigio
Isaac Bigio
lunes, 16 de octubre de 2006, 00:44 h (CET)
El agua es una sustancia imprescindible para el surgimiento de la vida o para poder sostener una colonia humana. En los ocho planetas clásicos de nuestro sistema solar, sólo hay uno que lo tiene en abundancia: el nuestro, mientras que en Marte se especula que puedan quedar algunos residuos del agua que antes tuvo.

Sin embargo, un reciente estudio liderado por Peter Thomas de la Universidad de Cornell sugiere que hay un mundo cercano al nuestro que podría quintuplicar la suma de toda el agua dulce que hay en nuestros ríos, lagos, glaciares y témpanos.

Se trata de Ceres, el mayor de los objetos del cinturón de asteroides que está entre Marte y Júpiter. Descubierto en 1801 por Giuseppe Piazzi, fue catalogado como planeta hasta mediados del siglo 19 para luego pasar por otras diversas definiciones, hasta que en agosto de este año el Congreso Mundial Astronómico decidió reclasificarlo, al igual que a Plutón y a Eris como ‘planetas enanos’.

Ceres ha sido tan descuidado que ni si quiera cuenta con una entrada propia en varias importantes enciclopedias de astronomía. Tampoco ha sido visitado, pese a encontrarse en medio de los ocho planetas que han sido circundados o fotografiados por naves.

Ceres es una esfera mucho más chica que la de nuestra luna. Su diámetro de 950 kilómetros no es ni la mitad de lo que mide la frontera entre EE.UU. y México. Su superficie es ligeramente mayor que la de Perú, Colombia y Bolivia pero menor que la de México o Argentina.

Según Joel Parker del Southwest Research Institute, Ceres tiene un coro sólido, un manto y una superficie: “El manto probablemente tiene una mezcla de agua líquida y helada”. Un 25 por ciento de Ceres podría estar compuesto por 200 millones de kilómetros cúbicos de agua, apunta Parker. Si bien la Tierra tiene 1.400.000 millones de kilómetros cúbicos de agua, la mayoría es salada y sólo 41 millones es potable.

Se especula que podría encontrarse agua en su superficie y atmósfera. Ceres no sólo sería del tamaño de Groenlandia, sino que sus mejores temperaturas (-34 ° C) podrían equivaler a los puntos más helados de dicha isla ártica. De confirmarse estos datos Ceres quizás podría ofrecer mejores condiciones para ser colonizada que cualquier otro ‘planeta’ conocido.

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris