Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Infracciones ecológicas en Sajalín

Tatiana Sinitsina
Redacción
lunes, 9 de octubre de 2006, 03:10 h (CET)
“He visto en diversos países muchos gasoductos y oleoductos tendidos, pero nunca he visto que se construyan de la forma en que en Rusia lo hace la empresa “Sajalín Energy” –, dijo en una conferencia de prensa celebrada en Yuzhno-Sajalinsk Oleg Mitvol, jefe adjunto del Servicio Federal de Supervisión para Ecología y Usufructo de Recursos Naturales. No hay duda de que es necesario suspender el proyecto y rehabilitar la naturaleza degradada, bosques ilícitamente talados, arroyos cegados, las orillas de ríos no reforzadas debidamente -, subrayó.

El conflicto entre la compañía “Sajalín Energy” (integrado por las corporaciones Shell, Mitsui y Mitsubishi), que realiza el más importante proyecto del gas y petróleo Sajalin-2, y las instituciones de protección ecológica del país ha degenerado en un fuerte escándalo político. El ministerio que se ocupa en el usufructo de recursos naturales de Rusia se vio obligado a anular su orden №600 de 15/07/2003 “Sobre la aprobación del dictamen emitido por la comisión de peritos del examen de prueba pericial estatal ecológica sobre el material de los estudios de viabilidad para la explotación integral bajo licencia de los yacimientos de Piltun-Astoj y Lunski.” Esto significa la suspensión de la actividad.

Claro que eso supone enormes gastos económicos. La empresa ha optado por sostener una línea dura de presiones políticas. Se recurrió a una fuerte presión diplomática e internacional y a la prensa. No obstante, Rusia mantiene una postura absolutamente clara e inequívoca: no se trata de cerrar el proyecto y de revocarle la licencia a la compañía “Sajalín Energy” sino de que el operador del proyecto respete la legislación del país que estipula la protección de la naturaleza y cumpla con las normas ecológicas.

El proyecto “Sajalín Energy”, que entró en vigor en 1996 a la par con el proyecto “Sajalin-1”, es la primera experiencia de cooperación de Rusia con compañías extranjeras en virtud del convenio sobre el reparto del producto (CRP) que dio inicio a la explotación a gran escala de las reservas de petróleo y gas de la isla y es el mayor de los 9 proyectos de Sajalín. En 3 años de trabajo la empresa ha logrado alcanzar el 80% del total de la ejecución del proyecto. Esta circunstancia acerca, sin duda, a Rusia al papel de líder mundial en el campo de la energía y abre el acceso al petróleo ruso a los mercados de los países del Área Asia-Pacífico. No obstante, al conceder a empresas extranjeras la licencia para la explotación de sus recursos naturales, Rusia no las autorizaba para destruir la única y singular naturaleza de la isla de Sajalin.

Vista desde el helicóptero, la línea de tuberías que se está tendiendo parece un río ancho que se distingue por su color arenoso contra un telón de fondo formado por el verde oscuro de la taiga de Sajalín. La extensión de las tuberías, que atraviesan la isla de Norte a Sur, compone alrededor de 800 km. Pasan de los zócalos petrolíferos hasta el puerto Korsakov, donde se hallan los terminales y está ya casi construida la planta licuadora del gas. Desde esta altura parece que nada hiere la vista, excepto la anchura de la línea de tubería. Según el proyecto, su ancho no debe superar 43 metros (con la única excepción de los lugares complicados y de difícil acceso), pero estaba claro que los buldózeres no se atenían a los estándares establecidos.

Ya en tierra, cerca del poblado Sovietski, donde examinamos uno de los tramos de la tubería, vemos que en violación del proyecto los constructores se habían desviado arbitrariamente 2 kilómetros de la línea marcada en el mapa, tendiendo el oleoducto por territorio de la reserva estatal Makarovski. Los buldózeres desbrozaron la línea talando árboles y dejando un espacio talado de 200 metros de ancho y cubriendo de tierra los árboles tumbados. Según afirman los especialistas, todo esto quedará al desnudo con las primeras lluvias lo que provocará procesos de derrubio y deslizamiento de suelo. “Reuniremos los materiales necesarios y promoveremos una acción. Es totalmente evidente que la culpa de todo esto recae tanto en los contratistas como en el operador del proyecto “Sajalín Energy” que tiene la obligación de controlar el curso de los trabajos” -, comentó Oleg Mitvol lo que había visto.

La destrucción de los bosques no es el único daño que los constructores de la tubería ocasionan a la naturaleza de Sajalín. También han sufrido perjuicio los ríos de desove. La línea de la tubería cruza a su paso más de mil ríos, riachuelos y arroyos de los que 110 son riachuelos de desove. Una colina que se levantó en el paso de los constructores quedó eliminada, y con sus “desechos” se llenó un arroyo cuya humedad igual se abre paso a la superficie estimulando procesos de deslizamiento. Los riachuelos cegados de nuevo se han abierto paso lo cual quiere decir que la vida en el río también ha cambiado. Y antes de que la naturaleza se adapte a esta forma nueva tendrá que pasar más de una década.

Los buldózeres pasaron también por pequeño riachuelo de desove Ay. Las orillas reforzadas con una tela especial ya se arruinan, cortando el paso del río. Pedazos de esta tela pueden verse por doquier, incluso en el mismo río. Este material no se corrompe, pero ejerce una influencia negativa sobre los peces. En todo caso, el río estaba lleno de peces muertos que eran esturiones. Valeri Efanov, Doctor en Biología y catedrático de la Universidad de Sajalin, y sus estudiantes han reunido pruebas de terreno del Ay y de otros ríos del vedado Makarovski. El científico ha explicado qué efecto negativo puede tener la infracción de la tecnología en el momento de tender el oleoducto: “La mayoría de los ensayos muestra que la corriente está enfangada al 100%, y el contenido de pequeñas fracciones dispersas en el agua llega al 25-30%. Estos datos evidencian que el índice de supervivencia del salmón equivale a cero. No habrá desove lo que significa que otras especies se ven privadas de alimentos”.

El área de los desovaderos en el Ay es de 50 mil metros cuadrados. En este río se encuentra un criadero de peces que produce 22,6 millones de alevines de salmón. Al decir de Efanov, el año pasado el cauce del Ay quedó tan angosto debido a los deslizamientos del suelo que la factoría piscícola quedó un poco inundada. El científico afirma que el efecto negativo de este factor se nota desde hace ya 3 años y puede continuar todavía durante 5-6 años. Para la rehabilitación completa el río necesita décadas enteras.

“La empresa tiene que compensar el daño causado a la naturaleza -, dijo Oleg Mitvol -. Según las estimaciones previas solamente en las tierras que hemos visitado, había una toma ilegal y destrucción de bosques en una superficie de aproximadamente 50 hectáreas. Este perjuicio concreto puede totalizar aproximadamente 15 millones de rublos”. Oleg Mitvol prometió que para calcular exactamente el daño se realizará teledetección aérea detallada, y en ello ya trabaja un grupo de especialistas de Moscú.
El barco “John Michael G.”, a bordo del que administraba los trabajos un representante de la compañía “Sajalin Energy” (un ciudadano de Austria), durante mucho tiempo se negó a tomar a bordo a los periodistas que han llegado al puerto Korsakov para estimar el estado ecológico de la Bahía Aniva. Pero después de un largo altercado y bajo presiones del capitán del puerto, al fin el barco se hizo a la mar, dirigiéndose al lugar donde recientemente en un litoral de 10 kilómetros había sido descubierta una cantidad enorme de centollas, mariscos, trepangs, erizos de mar, peces y otros animales arrojados a la costa. La versión dada por los petroleros es que estos animales fueron arrojados a la costa por un temporal. Los ecólogos afirman en cambio que los habitantes de mar quedaron intoxicados con los reagentes químicos que cayeron en la bahía a raíz de las actividades antropogénicas.

Los análisis de laboratorio ya se encargarán de mostrar quién tiene razón. Sin embargo, encontrándonos a bordo de “John Michael G.” fuimos testigos de cómo el barco dejó salir sin recato al agua desechos líquidos. Según Oleg Mitvol, era diclorometano que se emplea en el sistema de refrigeración, hecho que un marinero del barco también confirmó. Las ondas llevaron al mar manchas irisadas de agente refrigerante. Y eso que, según normas internacionales de mar, los barcos tienen que evacuar todas las sustancias tóxicas a recipientes especiales que luego se entregan en el puerto para su utilización.

En la costa de la Bahía Aniva, en su parte Sur se encuentra el puerto Korsakov desde donde, según está previsto, partirán barcos cisterna con petróleo ruso hacia diversos países del Pacífico. Aquí se construyen terminales petroleros y una planta licuadora del gas.

Dmitry Lisitsin, un ecólogo local, ha explicado el quid de los problemas ecológicos de la bahía. Las aguas del puerto son de poco fondo, y para que los barcos accedan a los amarraderos fue necesario ahondar la bahía. Originariamente, los documentos de viabilidad preveían un amarradero 1400 metros de longitud. En este caso, para ahondar la bahía era preciso sacar del fondo una cantidad relativamente pequeña: 140 mil metros cúbicos. Pero luego la empresa redujo la longitud del amarradero a 800 metros, alegando la carestía de los tubos de que el amarradero debía construirse. Según la variante nueva el amarradero terminaba en una zona de menos fondo donde era necesario sacar un volumen de tierra aun mayor.

Se tuvo que sacar cerca de 1,5 millones de metros cúbicos de terreno del fondo que fueron arrojados a las aguas, a una profundidad de 60 metros. Todo esto ejerció un efecto negativo sobre la vida de la bahía que tiene un valor enorme como lugar de habitación de una importante cantidad de recursos biológicos. La Bahía Aniva es el lugar en que nacen algunas especies de centollas, sirve como área de migración del salmón, de desove y base de alimentación de cangrejos de otras especies. En estos lugares habitan erizos de mar, trepangs, el langostino. Los biólogos ya han registrado mutaciones de ciertas especies que se han producidos a raíz de la contaminación. “Existen normas internacionales, reglas de protección contra la contaminación de las zonas ribereñas de los mares que prohíben evacuar desechos nocivos, pero en lo que se refiere a la Bahía Aniva, estas prohibiciones no se observan -, dijo Dmitri Lisitsin -. La empresa “Sajalin Energy” alega la circunstancia de que la categoría de esta bahía no ha sido definida, entonces se puede arrojar lo que quiera”. El ecologista ha confirmado que es cierto que el Gobierno de Rusia hasta ahora no ha decidido definir la categoría de la Bahía Aniva, si bien en realidad sus aguas merecen ser de categoría superior en cuanto a la producción pesquera. Según Oleg Mitvol, el próximo año el Servicio Federal de Supervisión para Ecología y Usufructo de Recursos Naturales va a realizar un monitoreo total de la Bahía Aniva, y entonces se verá claramente el daño ocasionado. “Cuesta imaginar cuánto costará la rehabilitación de la bahía, porque los trabajos para limpiar el fondo son los más costosos. Si comenzamos a calcular el daño total causado por los bosques destruidos, las aguas de los ríos y de la bahía degradadas, la suma puede alcanzar 50 mil millones de rublos” -, dijo Oleg Mitvol.

Cuando el barco volvía ya al puerto Korsakov, como por encargo, se produjo otro incidente escandaloso. Delante de nuestros ojos hicieron volar un cerro, y la enorme nube de la chamusquina se levantó a las nubes. Resulta que mediante estas explosiones técnicas se obtienen piedras para la construcción. Según dice Dmitri Belonovich, representante del Servicio Federal de Supervisión para Ecología y Usufructo de Recursos Naturales en Sajalin, “todo esto se hace sin licencia ni autorización”.

Claro que queríamos mucho oír las respuestas a todas las "charadas" ecológicas ligadas al proyecto "Sajalin-2" de boca de representantes del proyecto “Sajalin Energy”, pero lamentablemente ellos no estaban presentes en la conferencia de prensa con periodistas y ecólogos que se celebró en Yuzhno-Sajalinsk.

____________________

Tatiana Sinitsina, para RIA Novosti.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris