Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Elda Ruiz   México   Reflexión  

La activista Elda Ruiz necesita solución gubernamental urgente

“Un gobierno humanista prioriza lo humano sobre lo burocrático”.
Abel Pérez Rojas
@sabersinfin
lunes, 13 de enero de 2020, 09:09 h (CET)

La comunicadora, activista y docente Elda Ruiz Flores, se encuentra muy delicada de salud y en una situación de extrema pobreza, y todo debido a una enfermedad que la ha ido menguando hasta reducirla a la incapacidad total y, por otro lado, una maraña burocrática que la tiene sin percibir un solo centavo de la plaza adscrita a la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), unidad 211 en la ciudad de Puebla.

Aquí parte de su trayectoria y de manera muy breve su situación.

Elda Ruiz es un referente en el periodismo de México por ser una de las comunicadoras que más amplia y profusamente ha documentado fotográficamente la evolución del movimiento lésbico gay transexual y transgénero (LGBT), particularmente en el estado de Puebla.

A lo largo de casi treinta años dedicados a dicha labor, Elda ha recibido múltiples reconocimientos por su contribución en hacer visibles los derechos humanos, en particular los derechos sexuales, muy especialmente de quienes han tenido que vivir por lo mismo en la clandestinidad.

Hasta hace unos años, además de laborar en el área de difusión de la UPN, unidad 211, Elda era una mujer ocupada en la mejora de la comunidad.

Sin embargo, hace poco más de cinco años Elda inició con una serie de síntomas por los cuales empezó repentinamente a perder el equilibrio, la coordinación verbal y la memoria.

A partir de entonces, Elda se ha caído en innumerables ocasiones, motivo por lo cual tiene que usar casco de ciclista y ya no puede valerse por sí misma.

En diciembre del año 2015 te platiqué en mi artículo “El casco amarillo de Elda Ruiz”, las medidas que tuvo que empezar a adoptar para no perder la vida en una de tantas caídas y para no extraviarse debido a la pérdida de memoria.

Por si fuera poco, en diciembre del 2016, Elda y Cecilia Cordero, fueron asaltadas mientras abordaron un taxi en la ciudad de Puebla, el asalto acabó en una brutal golpiza que les tuvo varios días hospitalizadas.

Fue de tal tamaño la agresión, que en aquella ocasión los asaltantes dejaron de golpearlas porque pensaban que ya estaban muertas.

Después de que hace cinco años presentó un segundo evento cerebral, Elda recibió un mal diagnóstico médico de parte del ISSSTE, su salud fue minando al grado de tener disautonomía, ceguera, deterioro cognitivo mayor, memoria a corto plazo y hace dos años le colocaron un marcapasos.

El pasado 4 de enero del año en curso, Elda cumplió cincuenta años, y su viacrucis no termina, se ha agravado y está a punto de que se vuelva peor.

Hace cerca de un año el ISSSTE al fin la pensionó, pero mientras avanzaba el proceso y tomaban una decisión final, sus licencias médicas seguían avanzando.

Actualmente en la Secretaría de Educación Pública no firman su baja, hasta que pague 157,000.00 pesos debido a las incapacidades que recibió y que a decir de esa dependencia no debió de haber percibido.

Elda Ruiz no se niega a pagar dicha cantidad, pero no puede cubrirla sin recibir su pensión.

Ella a propuesto que le vayan descontando dicho monto de su pensión, pero, ya sea por desconocimiento o por falta de decisión de las autoridades, su situación se encuentra en un tortuoso congelamiento que podría agravarse debido a la progresión de su deterioro físico y mental, así como a que la invalidez permanente tiene una vigencia de dos años.

De vencerse la vigencia, tendría que retomar nuevamente el trámite desde el inicio.

Pese a tocar distintas puertas, tanto en el ámbito federal como estatal, y después de que se aclarara que corresponde a las autoridades estatales concretar el proceso de jubilación, a la fecha nadie le ha resuelto nada y sólo han sido largas y más largas.

No se trata de que le regalen a Elda nada de lo que no corresponda a su derecho, de lo que se trata es de que se tome una decisión ejecutiva para concluir su proceso de jubilación y un acuerdo para que ella pueda ir solventando el monto que a decir de la SEP no debió de haber recibido.

Aquí tiene el gobierno del licenciado Luis Miguel Barbosa Huerta, una excelente oportunidad para dar una muestra más de que su prioridad es humanista por encima de las cuestiones burocráticas engorrosas.

La situación y brillante trayectoria de Elda lo amerita.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Confinamiento, sana distancia, otredad e individualidad

“Soy lo que soy por el otro. Soy yo por lo que soy”

El okupa

Pensaba que la palabra okupa no estaba recogida en el diccionario de la RAE. Pero he podido comprobar que se encuentra ahí

Actividades diabólicas

Si el diablo es un mito, ¿quién es el causante de los males que padecemos?

Hace falta más sentido común

¿Qué está pasando en este país que la mitad está loca y la otra mitad no reacciona?

​Kosovo: Denuncias contra Hashim Thaçi en un momento oportuno

El Prof. Dr. Lisen Bashkurti concedió una entrevista bien amplia al Diario SIGLO XXI (España) sobre la actualidad política y geopolítica en la península Balcánica
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris