Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Música
Etiquetas:   Música clásica   Beethoven   Mahler  

Dos de las mejores sinfonías de Beethoven y Mahler en los próximos conciertos de Ibermúsica

La Séptima del alemán y la Novena del austriaco los días 8 y 9 de octubre en el Auditorio
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
lunes, 7 de octubre de 2019, 13:40 h (CET)

Ha empezado fuerte la nueva temporada en que Ibermúsica cumple sus primeros 50 años ofreciendo la mejor música clásica. Tras la inauguración de la temporada el pasado 19 de septiembre con el gran Zubin Metha y la colosal Sinfonía Fantástica de Berlioz llega el turno a dos de las grandes sinfonías de dos de los mejores compositores, nada menos que Beethoven y Mahler con la Séptima y la Novena respectivamente. Y todo de la mano de Esa-Pekka Salonen y la Philharmonia Orchestra de la que es titular. Los conciertos serán los días 8 y 9 de octubre, a las 19:30 horas en el Auditorio Nacional de Música de Madrid.

Como ocurre con el Réquiem de Mozart es habitual interpretar que la última sinfonía completa de Mahler como una prefiguración de su muerte. Es cierto que la página final del último movimiento de la Novena, es uno de los más famosos espacios para la muerte en la música orquestal, un momento en el que la música lentamente, dolorosamente, llena el vacío existencial entre el sonido y el silencio, presencia y ausencia , vida y muerte. Incluso en la partitura, el compositor austriaco indicó pianississimo, con una larga pausa: "ersterbend" (muriendo), como si su mensaje no estuviera lo suficientemente claro.

Así lo han interpretado algunos de los más grandes maestros que han dirigido esta obra, como Leonard Bernstein, Claudio Abbado, o Herbert von Karajan. La Novena es, en realidad, una música que representa un conjunto completo de muertes. La verdad es que la muerte parecía perseguir a Mahler. Siete de sus hermanos murieron en la infancia, y su amada hija de cuatro años, María, murió de escarlatina. Además, escribió la Novena sabiendo que él mismo podría morir muy pronto.

“La idea de lo correcto y lo incorrecto no existe” en la Novena Sinfonía de Mahler, según el Director Principal de la Philharmonia Orchestra, Esa-Pekka Salonen. Una partitura en la que el propio Mahler se despide del mundo, con una elegía que celebra, teme, se mantiene erguida y se resiste a dar las buenas noches. “La Novena representa un gran desafío para el director, porque el propio Mahler, nunca la escuchó. Su forma de orquestar era muy práctica. Él conscientemente escribía de más en la partitura y luego, en los ensayos, eliminaba las líneas innecesarias. Para Mahler, la composición era un proceso continuo y por eso podemos considerar esta obra como inacabada” afirma Salonen sobre una obra que ha trabajado en gira y registrado con la Philharmonia Orchestra. Tras casi tres lustros al mando de la londinense Philarmonia Orchestra nadie duda de que Esa-Pekka Salonen es uno de los directores más respetados y valorados de su generación.

Beethoven y su Séptima


En la segunda cita el día 9, la orquesta anticipa el 250 aniversario del nacimiento de Beethoven interpretando su Séptima Sinfonía y la obertura Rey Esteban. Entre ambas obras ofrecerán, junto a la soprano Rebecca Nelsen, la Suite Lulú de Alban Berg; y es que el director finlandés y la formación sinfónica han ampliado su repertorio en las últimas temporadas poniendo especial atención en el siglo XX. “La Philharmonia es un grupo que conjuga talento y energía con una facilidad de comunicación musical, calidez personal, asunción de riesgos y siempre buen humor” afirmaba Salonen como preámbulo a la presente temporada.

Beethoven escribió la Séptima Sinfonía entre 1811 y 1812. Se estrenó en uno de sus conciertos más exitosos, el 8 de diciembre de 1813, a beneficio a los soldados heridos en la batalla de Hanau unos meses antes. Los críticos y escritores de la época con referencias a su frenesí, acercándose a una bacanal a veces y a sus elementos de danza. El propio Richard Wagner la describió así: "Todo tumulto, todo anhelo y asalto del corazón, se convierte aquí en la gozosa insolencia de la alegría, que nos lleva con el poder bacanal a través del amplio espacio de la naturaleza, a través de todas las corrientes y mares de la vida. La Sinfonía es la apoteosis de la danza en sí misma: es la danza en su aspecto más elevado, el acto más elevado del movimiento corporal, incorporado en un molde de tono ideal".

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Música, o el arte de evocar los mismos sentimientos más allá de culturas y fronteras

La música forma parte de la vida de todas las personas del planeta, y sus efectos sobre el estado anímico son los mismos más allá de cualquier frontera

La Novena Sinfonía de Beethoven conmemora los 30 años de la caída del Muro de Berlín

Será interpretada, junto a la Misa de Coronación de Mozart, el 13 de noviembre de la mano de Fundación Excelentia

Entrevista a la cantante y actriz Sara B. Viñas

"Es complicado a veces saber qué tipo de público va a disfrutar más de una función ya que en lo teatral, musical y artístico -en general- siempre hay un factor inesperado que hace que lo que uno estima no se corresponda del todo la realidad encontrada"

Rosalía, gran triunfadora de LOS40 Music Awards 2019

La única artista que se alzó con dos premios, llevándose el de Mejor Artista y Mejor Canción LOS40 Global Show

El Deleste conquista el cauce del río Turia con más de 3000 visitantes

El público valenciano responde positivamente al nuevo emplazamiento al aire libre
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris