Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ver juzgar y actuar   -   Sección:   Opinión

Nos creemos libres y podemos estar manipulados

Quizás las cosas serían de otra manera si no nos hubiéramos creído que seríamos cuidados desde la cuna a la tumba
Francisco Rodríguez
jueves, 13 de junio de 2013, 09:49 h (CET)
Los medios de comunicación buscan mantener nuestra fidelidad a sus publicaciones o a sus programas. Conseguir una mayor audiencia repercute en los beneficios a obtener por la publicidad. Que aumente o disminuya la tirada de un diario, semanario o revista, o el número de usuarios de las redes sociales, significa ganancias o pérdidas seguras para quienes las dirigen y explotan.

Durante mucho tiempo la prensa escrita ha gozado de hegemonía en la difusión de ideas políticas y sociales, pero hoy los espectadores de cualquier cadena de televisión pueden ser millones, mientras que los diarios tienen tiradas cada vez más reducidas. La mezcla de noticias, opiniones y reportajes de un periódico de papel resulta menos dinámica que los contenidos de cualquier cadena de radio o televisión.

Por ello vemos que los mismos profesionales de la prensa escrita dedican una buena parte de su tiempo a estar presentes en los distintos formatos de los programas radiofónicos y televisivos, no tanto como reporteros de noticias que como orientadores de opinión.

Aunque cada medio pueda adscribirse a una tendencia determinada, la necesidad de presentarse abiertos a una realidad plural los lleva a configurar todos sus programas de opinión con políticos de todos los colores, que saben utilizar estas ocasiones para la difusión del ideario de sus partidos.

Son tertulias a menudo de discusiones vociferantes, entre los que representan al gobierno y a la oposición, que continúan en los platós la gresca que quizás no tuvieron ocasión de montar en los parlamentos de que forman parte y también de movimientos y plataformas radicales.

Cuando intervienen profesionales de reconocido prestigio estos programas, pueden resultar formativos e ilustrativos para los espectadores. En otras ocasiones, todo lo contrario.

Por todos lados estamos sometidos a constantes presiones para compartir o rechazar las más variadas ideas y posturas, que debidamente manipuladas podemos hacer nuestras, sin que hayamos meditado ni razonado de forma suficiente acerca de su valor, de su verdad, ni siquiera de su oportunidad.

Sugiero a quienes han tenido la paciencia de leerme que cada vez que oigan o vean un programa de debate o tertulia o como le llamen, se pregunten acerca de las personas que han intervenido, de lo que han dicho, si expresan opiniones personales y libres o si repiten el argumentario del partido, sindicato, grupo, organización o colectivo de presión que lo ha enviado al programa.

Sigan preguntándose si lo que dicen es verdadero y además bueno, justo, posible y adecuado y a quién beneficia: si al bien común o al colectivo que representa. No compartan nunca ninguna opinión ni postura sin haberla examinado cuidadosamente con su razón, que para eso la tienen.

Es muy fácil creernos libres y estar siendo manipulados por personal especializado en convencernos de cualquier cosa. Si caemos en la trampa será difícil escapar de ella.

Quizás las cosas serían de otra manera si no nos hubiéramos creído que seríamos cuidados desde la cuna a la tumba y viviríamos felices, gracias a un sistema paternal, sostenible y solícito con los ciudadanos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Chisteras y conejos

Dolores Delgado y Pablo Casado en desayunos de Europa Press

El día que Felipe VI conoció a Quevedo

Viajar en el tiempo ahora es posible gracias a los números romanos

Microcréditos

"Dale a un hombre un pescado y lo alimentarás por un día; enséñale a un hombre a pescar y lo alimentarás para toda la vida

¡Partidos, idos! (parte 3)

La operatividad representativa ha de ser complementada con una directa participación ciudadana

Indultos. No pueden detener la Justicia, pero la puentearán

“Devuelva la mosca, amigo, y deje en paz su sangre que harto la han de necesitar las chinches de su cama. Devuelva la mosca” .Evaristo Carriego
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris