Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

La salud no nos importa

Francisco Muro de Iscar
Redacción
lunes, 31 de julio de 2006, 12:56 h (CET)
La salud es uno de los indicadores básicos del Estado del Bienestar y aunque nos preocupa y nos interesa a todos, no es una una prioridad para la población. Lo dice Valentín Fuster y tiene razón. Una cosa es querer y otra muy distinta hacer lo que debemos. Una cosa es que la publicidad hable de "cuerpos 10" y otra que sepamos cómo llegar a eso por la vía más natural y no por la cirugía. Tenemos un cuerpo que debe durarnos setenta u ochenta años y nadie nos da un libro de instrucciones. No hay política de prevención ni de educación para la salud. Y eso, que debería empezar por la escuela y por la familia -enseñar a comer sano, hábitos saludables, ejercicio frecuente- y que, con una inversión pequeña, serviría para gastar menos y tener una población más sana, es, aún, una utopía.

Dice Fuster que la obesidad todavía no se considera una enfermedad en sí misma, a pesar de que subyace en la inmensa mayoría de las patologías cardiovasculares y de que es la consecuencia directa de diversas enfermedades. Cada vez se ven más niños y niñas obesos y jóvenes que exhiben, digo yo que orgullosos, estómagos y culos que se desparraman por todas partes. No sólo es antiestético y antisaludable, también es antieconómico. Según diversos estudios, los gastos que, en un futuro cercano, va a suponer el combate contra ese exceso de kilos puede poner en riesgo la financiación de los sistemas sanitarios, ya de por sí amenazados por muchas otras causas.

La obesidad, el tabaquismo, la vida sedentaria, el consumo de alcohol no sólo tienen efectos sobre la enfermedad cardiovascular - que ha aumentado de una forma espectacular en un período muy corto de tiempo- sino que cada uno por su lado son serias amenazas para la salud de los ciudadanos. Y no mejoramos sustancialmente en ninguno de los capítulos expuestos ni tampoco, salvo en el caso del tabaco, hay campañas preventivas suficientemente importantes. Tal vez habría que remover la "memoria histórica" de los ciudadanos y dedicar más recursos a prevención, a educación en la escuela, a campañas de información sobre este asunto, porque, de otra forma, nos vamos a gastar en curar lo que no hemos invertido en prevenir.

Valentín Fuster, que es uno de nuestros sabios más respetados en el mundo y que cada vez dedica más tiempo a España, aunque trabaje en el Hospital Mount Sinai de Estados Unidos, está tratando de motivar a investigadores dispuestos a dejarse la vida en la lucha contra la enfermedad cardiovascular. Su última actuación ha sido empezar a apasionar por la ciencia a ocho de los mejores escolares de la ESO. Todo tiene que empezar por la escuela: iniciando a los mejores en la investigación y enseñando a todos los niños a vivir sano. Si no empezamos por ahí, todo lo demás sobra.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris