Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cultura
Etiquetas:   Teatro   Daniela de Vecchi   Barcelona  

Entrevista con Daniela de Vecchi, directora teatral

“La censura en el teatro no tiene cabida porque si encierras el teatro dentro de una jaula deja de cumplir su función”
Teresa Berengueras
@berealsina
miércoles, 18 de septiembre de 2019, 11:03 h (CET)

La compañía independiente LAminimAl nació en 2010, ahora durante cinco días, desde hoy 18, miércoles, hasta el próximo domingo, 22, estarán presentando en la sala Barts de Barcelona su última producción “Els reis de Shakespeare escriuen el discurs de PHILIPPE THE SEXTH” (Los reyes de Shakespeare escriben el discurso de PHILIPPE THE SEXTH”. Obra que refleja la actualidad de Catalunya mezclada con los discursos de Ricardo III rey de Escocia. Entre la libertad de expresión y la de creación nos encontramos con un texto en el que se mezclan los discursos del rey escocés con el de Felipe VI de Borbón el 3 de octubre de 2017 defendiendo ante toda España el “a por ellos” de policía y guardia civil que dejó más de mil heridos entre los votantes catalanes. Estupendo texto teatral en el que se mezclan textos de Shakespeare con las aportaciones de los autores de esta obra, un texto teatral en el que aparece el binomio Monarquía o República.

Daniela De Vecchi, directora de la obra y creadora de la productora, tiene claro que esta obra hay que llevarla a todos los rincones donde alguien se interese por el teatro y la actualidad, por eso ya la están traduciendo al castellano para poder hacer una gira por España. Esta brasileña, enamorada del teatro, nos habla de la obra y sus vivencias.

¿Actriz o directora?

Mi formación es de actriz pero hace muchos años que no ejerzo. Básicamente soy directora, y dramaturga, y creadora de la productora LAmininAL.

¿Dónde estudió?

Estudié artes escénicas en la Universidad de Campinas, una universidad pública de Brasil, vine a Barcelona a hacer un posgrado y me quedé a vivir aquí donde he hecho un Máster y ahora estoy finalizando el Doctorado en la Universidad Autónoma.

¿Desde cuándo está ligada al mundo teatral?

Desde mi nacimiento. Vengo de familia de artistas y esta cruz la llevo desde pequeña.

¿Por qué crea LAminimAL?

LAminimAL nace con el objetivo de hacer una búsqueda para diseñar una nueva poética que nos lleve a acercar el teatro a la abstracción. Existe el estigma de que en todas las artes se admite la abstracción de forma natural y en el mundo del teatro es el arte de la representatividad. En el 2010 organicé un grupo de estudio en la Sala Becket y de aquí nació LAminimAL. Somos un grupo numeroso de intérpretes, directores y dramaturgos que llevamos todos estos años trabajando, empecé con mucha gente con la idea de que quedaríamos tres o cuatro, pero al final nos hemos quedado casi todos

¿Por qué son tantos?

Compartimos proyectos, hemos compartido la crisis que vivimos todas las compañías y productoras teatrales. Por la crisis se comenzaron a producir espectáculos muy pequeños, nosotros intentamos revelarnos contra eso, intentamos mantener la idea de que el teatro debería ser coral, debería llegar al espectador y ahí fue donde desarrollamos un lenguaje que rompe la cuarta pared, empezamos a trabajar esta experiencia teatral en el año 2010, ahora ya se considera como algo muy normal pero cuando empezamos sorprendió mucho.

Dicen que el teatro vuelve a ir bien

Creativamente creo que sí. Ahora, a nivel de profesionalidad, vamos de forma muy precaria, en el teatro que podríamos llamar comercial se continúa trabajando precariamente, nosotros formamos parte del grupo de compañías independientes que luchamos por dignificar la profesión, y para mejorar el trato que recibimos allá adónde vamos

¿Ganarán la batalla?

Hay un problema de base, la cultura no se considera una prioridad en ninguna parte, mientras sigan las escasas cantidades dedicadas a ella por parte de los poderes públicos, se llamen Generalitat o Gobierno del Estado, es muy difícil tirar adelante porque no hay recursos. Nos estamos peleando mucha gente por conseguir unas migajas.

¿El mundo del teatro sigue adelante gracias a su gente?

Sí, porque queremos comunicar las cosas que queremos decir, quizás no sabemos vender la necesidad prioritaria de que nuestro trabajo, en el que una persona pasa por una transformación desde el punto de vista emocional, al aprendizaje de las matemáticas. Ambas cosas tienen la misma importancia, y todavía no hemos conseguido ponerlas al mismo nivel.

En el norte de Europa este concepto lo tienen claro

No hace falta ir muy al norte, el tema en Francia ya se trata de manera diferente, y también, ahora, en Portugal, se está haciendo muy buen trabajo por la cultura. Aquí cuesta mucho, somos los primeros en sufrir los recortes, somos considerados superfluos, es una pena que esto pase, hay muy buenas intenciones, pero de buenas intenciones no se puede vivir.

¿El público responde?

Sí, en estos años el público ha mejorado bastante, ahora estamos viendo la respuesta, vemos como en trabajos más arriesgados hay público y eso significa expectativa de cambio en el perfil del espectador, o en la idea de que hay público que puede acceder a otro tipo de teatro que no sea el que siempre ha tenido respaldo. Hay respuesta por parte del público a otro tipo de espectáculos teatrales y, sobre todo, las compañías independientes llevamos muchos años llenando las carteleras de las salas alternativas, las salas pequeñas, llevamos a nuestro público y hacemos estrategias propias de márquetin para intentar que acudan los espectadores , es una lucha constante.

Hablemos de la obra que dirige “Els reis de Shakespeare escriuen el discurs de “PHIlIPPE THE SEXTH”, harán cinco representaciones en el teatro Barts de Barcelona, ¿por qué sólo cinco únicas funciones?

La Barts es, básicamente, una sala de conciertos con un aforo de 900 localidades, si logramos llenar estaremos muy contentos, ellos tienen una programación muy apretada y han hecho esta apuesta, el año pasado esta sala apostó por tener compañías independientes y llevarlas a una sala comercial, y así conseguir que la información y lo que hacemos llegue a un tipo de espectador que no está acostumbrado a recibir estas propuestas, el pasado año tuvimos mucho éxito, llenamos los cuatro días que estuvimos y por eso ahora volvemos con la intención de garantizar público esos días.

¿Piensan salir de gira con la obra?

Es un espectáculo hecho como teatro convencional que se realiza en el escenario, es la primera vez que lo hacemos así, es una obra trabajada a la italiana en la que se habla de nuestra actualidad y de nuestro PHILIPPE THE SIXTH, y de cómo se construyen los discursos de la realeza, y de cómo nosotros somos monárquicos aunque tenemos espíritu republicano.

¿Estamos ante un texto escrito por Albert Pijuan, o ante una obra colectiva?

Nuestros trabajos siempre son de creación colectiva, el trabajo de los intérpretes es en conjunto, pero la obra es totalmente de Pijuan, que la escribió con una velocidad extraordinaria, es un crack.

Sitúan la obra en una comarca escocesa. ¿Por qué Escocia y no España?

En esta obra hay un tema de libertad artística más que de libertad de expresión. Hemos situado la acción en Escocia porque trabajamos a partir de los discursos históricos de los reyes de Shakespeare y quisimos dar continuidad a la saga shakesperiana en una situación que puede ser la que vivimos aquí, pero que nos diera libertad para jugar creativamente. Es innegable que vivimos de cerca el tema de la libertad de expresión, incluso nos llegamos a preguntar: “¿podemos decirle eso al rey?”, y decíamos: “a ver, ¡cómo que no!”, consultamos a los abogados para garantizarnos no ir por el camino equivocado.

¿Se contuvieron a la hora de trabajar y escribir el texto?

No nos frenamos nada, pero nos dábamos cuenta que teníamos el freno de mano puesto.

¿El texto se basa esencialmente en el discurso del 3-O de Felipe VI o es puro Shakespeare?

Son ambas cosas. Hay que ver la obra para descubrirlo ya que trata de los escritores que tuvieron que escribir este discurso, Philippe les dice que hagan un discurso para reunir a su reinado porque se está rompiendo y les pide un discurso que lo impida, son los mismos escritores que escribieron los discursos originales de los reyes de Shakespeare, la obra es el debate sobre cómo será este discurso final. La obra da vida a los hechos que se vivieron en Catalunya los días uno, dos y tres de Octubre del 2017.

¿Esta realidad queda clara para el público asistente a la representación?

Sí, está bastante claro, el día uno de octubre el rey pide a los escritores el texto con urgencia, el dos de octubre los escritores no entienden por qué el rey no sale a hablar , hay un interés por ver por qué no habla, por qué no dice nada ya que el rey ya tenía el discurso, que con tanga urgencia había solicitado, finalmente, el tres de octubre, el rey sale, hace el discurso y la platea del teatro lo recibe lanzándole tomates que han sido regalados por payeses del Baix Llobregat.

¿El público reacciona cada día de manera diferente?

Sí, según como se haya desarrollado la obra y se hayan encontrado con acciones diferentes, algunas de ellas muy concretas y que hemos vivido todos, aquí es inevitable la reacción inmediata porque todo el mundo ha vivido este tipo de situación. Frases como “lo siento no volverá a pasar”, que todos conocemos, puede hacer reaccionar al público de manera diferente según la actuación, puede ser de manera positiva o negativa, puede ser una reacción muy distinta.

¿Plantean el dilema monarquía o república?

Sí. El tema de la obra es este, lo situamos el 3 de octubre, nos sorprendió a todo el equipo el hecho de que nosotros mismos estuviésemos tan enfadados con el discurso del rey, y nos preguntábamos porqué este enfado siendo republicanos. Es evidente que este señor solo quería decir lo que dijo, y de aquí nació la necesidad de hacer esta obra.

¿Han tenido algún toque de atención debido al tema que tratan?

Problemas directos no, hemos tenido algunas quejas y algunas amenazas, y en julio hicimos una promoción consistente en lanzar tomates delante de la sala Barts, TV3 emitió la noticia, pero las televisiones estatales vinieron y grabaron, pero no emitieron ni un segundo.

¿Actualizan el texto de acuerdo con las noticias diarias?

Cada día es diferente, hay un margen al que llamo de modulación, los intérpretes pueden modular las frases que dicen, por lo que pueden añadir o cambiar algunas palabras del texto, el texto del año pasado tenía algunas cosas que entonces tenían un sentido y hoy tienen otro. Son los intérpretes los que van añadiendo, de acuerdo con sus posibilidades de modulación, esto hace que la obra sea siempre de total actualidad.

¿Han dispuesto de más libertad de expresión que otros medios?

Podría decir que sí, el teatro es una herramienta que no permite censurarte, en él no tiene cabida la censura porque si lo encierras en una jaula deja de cumplir su función, es muy difícil controlar el directo, esa es la ventaja que tenemos. Antes cuando venía el censor sabías quién era y si una palabra no se podía decir la cambiabas por otra similar. Ahora no sabes quién es el censor, en estos momentos los censores pueden ser muchos o puede no ser nadie.

¿Harán la obra en castellano?

Sí, ahora estamos trabajando en la traducción, es un trabajo complejo porque además no se trata tan solo de traducir el texto, fuera de Catalunya, generalmente, no se conocen los hechos ocurridos aquí a primeros de Octubre, por eso estamos trabajando en una versión dramatúrgica más compleja que una traducción. Hemos hecho un trabajo increíble de macramé entre los textos de Shakespeare y los de la obra, al traducirlos al castellano también necesitamos trabajar con dramaturgos castellanos para poder hacerlo bien.

¿PHILIPPE DE SIXTH tiene vida para largo tiempo?

Esperamos que sí, aunque ahora tenemos en marcha un nuevo proyecto del que aún no podemos hablar, pero la idea es que la obra que ahora estamos interpretando cumpla un tiempo, porque uno de los temas de la precariedad en el mundo del teatro es real, tenemos una cierta producción para poder sobrevivir, todo el mundo produce, pero después las obras no pueden girar, tenemos más producción que para las solicitudes que hay para ir a representar estas obras a los teatros, hacemos gira, si, pero muchas veces, es demasiado corta, no hay beneficios, y nosotros nos hemos centrado en girar las obras que tenemos y hacemos un proyecto cada dos años, en ese sentido somos una compañía rara. Hay que preocuparse de no producir porque sí, y no por pensar que si no produces este año, no apareces en el mundo teatral. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Crónica V: animar la realidad

Una película que pide ser vista, difundida, comentada, compartida. Aspira y alcanza la transparencia en sus ideas y forma, quitando suavemente velos a lo difuso, escurridizo, mórbido de un terror penetrado en todas las esferas de la vida, al que dota de un contrarrelato de resistencias íntimas

Crónica V: salvajes sin alma

Tener o no tener alma, ser o no ser percibido como humano, como igual, determina si los crímenes cometidos contra un pueblo adquieren el rigor (también lingüístico) de asesinatos, de barbarie, o si el relato se ubica en el control demográfico de especies, digamos, exóticas y peligrosas

Crónica IV: Extraterrestres de andar por casa

​ ​El elemento extraterrestre, además de simbólico y plagado de resonancias lingüísticas en las posibilidades de análisis del film, conecta con el uso esporádico pero llamativo de los elementos del fantástico en parte del cine autoral

“Esta obra reivindica la defensa de la mujer ante sus maltratadores”

Entrevista a la actriz Marta Guzmán

Crónica II: el malestar en el bienestar

Vivarium (Lorcan Finnegan) prolonga una fascinante corriente de cine del enclaustramiento: personajes atrapados en espacios que se vuelven infranqueables, convirtiendo los lugares —o los no-lugares—, en entidades con voluntad propia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris