Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Momento de reflexión  

Modelo Democrático

La Democracia es la menos mala de la filosofías políticas, pero se la hace más mala cuando se carece del espíritu de justicia que debe caracterizarla
Octavi Pereña
martes, 5 de marzo de 2013, 10:15 h (CET)
El concepto que tenemos de Democracia no procede de la Grecia clásica sino del modelo norteamericano que se implantó finalizada la Guerra de la Independencia de la Corona Británica. De este modelo sobresale George Washington que lideró las tropas independentistas. Finalizada la guerra, el 23 de diciembre de 1783 Washington dimitía de comandante en jefe del ejército. Llegada la paz se convirtió en el primer presidente del nuevo estado independiente. Rechazó la corona que algunos nobles le ofrecieron porque consideraba que la monarquía era contraria a sus ideales democráticos.

El historiador Richard Brookhiser dice que por el hecho de que George Washington renunciara voluntariamente al poder fue digno de honor porque la última cosa que hizo con el poder fue dimitir. Su actuación desinteresada hacia el país causó admiración entre la aristocracia europea. El rey de Inglaterra George III consideró a Washington “la personalidad más grande de la época”. Su primer mandato como presidente duró cuatro años. Al finalizar el plazo se le volvió a elegir. A regañadientes aceptó la reelección. Pero rechazó un tercer mandato porque “lo frenaba el miedo a la tentación dictatorial” que desvirtuaría el origen democrático de su lucha por la independencia. Se retiró de toda responsabilidad pública en su finca en Mount Vermon, Virginia.

Se ha copiado muy mal el modelo democrático que George Washington dejó con su ejemplo porque se intenta imitar las formas sin el espíritu cristiano que le impulsó a actuar de la manera como lo hizo. Aquí, cuando los políticos dejan el poder, no voluntariamente, sino porque no se los elige se retiran con suculentas pensiones y cargos honoríficos renumerados. No dejan en el trastero el deseo de seguir influyendo de manera directa en la toma de decisiones políticas. Todo ello contribuye a que el hedor de la corrupción se intensifique.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cortejo PSOE- Casado ante Abascal e Iglesias

El miércoles se había desarrollado la Primera Sesión de la Moción de Censura de Vox con las escaramuzas previstas y una calidad oratoria superior a lo normal en la legislatura

Endeudamiento y coronavirus

​Lo que es de justicia es que se pongan en marcha todos los ERTES que sean necesarios y también programas de incentivación de la actividad económica en distintos sectores productivos

Intolerancia

Mientras más se presume de libertad, las actitudes intolerantes se siguen incrementando

Primer Recital Poético Juvenil Internacional

​Lo primero que se siente al participar en el Primer Recital Juvenil Internacional de Poesía es un honor muy grande

Fractura social y desertización productiva en España

La severa contracción del consumo interno, provocará la desertización comercial de amplias zonas urbanas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris