Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El divorcio de bodas de plata

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 28 de junio de 2006, 00:37 h (CET)
Son noticias para los medios relacionadas con temas de divorcio, cuando la custodia de los hijos la pierde la madre o cuando hay maltrato -o combinación de ambas-. Salpican estos ingredientes un caso en Sevilla donde por un informe erróneo psiquiátrico y posterior acuerdo de los ex-cónyuges, la custodia de la hija pasa al padre, al decidir la niña con 12 años por la preferencia paterna.

Anómalías del sistema de Puntos de Encuentro, incumplimientos del régimen de visitas y presuntos insultos graves del padre a la madre, salpimentan lo que es uno de los miles casos de divorcio ocurridos en España desde que se promulgó la ley que lo regula. El próximo 7 de julio cumplirá esta ley 25 años de su promulgación, reformada el año pasado con elementos que trivializan el problema y aceleran trámites en lo que ha venido a llamarse el divorcio exprés. Las confrontaciones se acrecientan en estas bodas de plata de una ley que ha devenido en favorecer el enfrentamiento, en vez de ayudar a la solución. En medio, los hijos como principales perjudicados de un sistema que se ha demostrado ineficaz para darles positiva respuesta. La custodia asumida por una de las partes -que salvo excepciones corresponde sistemáticamente a la madre-, constituye la probabilidad de apartamiento psicológico y sentimental del hijo respecto del padre ausente. El roce hace el cariño, más, si de relaciones filiales se trata. La patología extrema el síndrome de alienación parental.

25 años de divorcios han dado respuesta a la voluntariedad de dos personas que no quieren vivir juntas sin preguntarle a sus hijos. La custodia compartida podría darle respuesta a esos niños que han carecido de ella durante todos estos años. La mediación obligatoria para sus padres y en su beneficio de los hijos, el método. ¿Por qué se sigue perdiendo tiempo en legislar a favor de ellos, después de un lustro?

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris