Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sexo y Psicología
Etiquetas:   robots   Digitalización   Erotismo  

Muñecas hinchables: avatar sexual en España

David Levy, conocido autor del libro Amor y sexo con Robots, plantea que una vez desarrollada la tecnología que permita crear las características físicas humanas
Redacción Siglo XXI
@DiarioSigloXXI
viernes, 5 de julio de 2019, 11:45 h (CET)


El ritmo de la vida, la monotonía o baja calidad de las relaciones producen naturalmente un declive en el desempeño sexual de la pareja, que en búsqueda de una solución usan juguetes sexuales para activar la llama de la pasión, y para los solitarios conforman un medio que proporcionan desahogo de sus instintos sexuales.

Desde la antigüedad existen registros del uso de estas herramientas que con el tiempo se fueron perfeccionando con los avances tecnológicos introducidos que dieron paso a la creación de muñecas sexuales como una opción artificial para la satisfacción sexual.

Productos eróticos

En los últimos tiempos, según datos aportados por la Society for the Scientific Study of Sexuality, la demanda de juguetes eróticos mueve más de 15 mil millones de dólares al año, lo que ha originado una desmesurada expansión de la industria del placer o hedonismo. En España el negocio de productos eróticos está en pleno auge, su facturación anual alcanza 20 por ciento del mercado global, observando niveles que supera al resto de Europa, y que convierte al país líder en el consumo de juguetes sexuales.

Entre los juguetes más demandados del sex shop están los lubricantes, plugs anales, vibradores comunes, anillos para penes, bolas chinas, consoladores que emulan a un pene real y la muñeca hinchable con apariencia humana, que se proyecta como uno de los productos favoritos del mercado.

Las muñecas sexuales elaboradas de diferentes materiales son un producto de dimensiones reales, disponibles en cuerpo entero o parcial, con vaginas, ano, y boca de accesorios que vibran y actúan como estimulante sexual.

Tipología de las muñecas hinchables

Las muñecas eróticas inflables están elaboradas con vinilo grueso o látex, o una mezcla de poliuretano y silicona, generalmente sus cabezas son de maniquíes plásticos y pelucas, y con ojos de plásticos o vidrios, y tienen una vagina básica. No tienen parecido a las personas reales, muchas tienen forma de animales, y son las más económicas del mercado. En el mercado la ofrecen por menos de 75 euros.

Las muñecas sexuales de silicona o TPE (elastómero termoplástico), son las más caras del sex shop, y su precio supera los 1.000 euros. Están hechas con caras, cuerpos, cabello y piel muy realista. Su esqueleto está formado de un metal flexible que le permite tomar las posiciones normales del acto sexual y proporcionan sensaciones parecidas a las reales.

Las muñecas de silicona están elaboradas de un material hipoalergénico, son higiénicas, no tienen poros y son fáciles de desinfectar. También requieren poco mantenimiento y son resistentes al agua y al calor.

Los juguetes sexuales más demandados

Entre los juguetes que más demandan los españoles, el lubricante íntimo se sitúa en el puesto número uno. Los españoles afirman que “sexo sin lubricante es como una ensalada sin aliño”. Luego les sigue los Plugs o dildos anales, cuya variedad incluyen vibración y aquellos que se hinchan por una perilla, así como los kits prostáticos, diseñados para el uso de los hombres.

Los vibradores comunes de vibración multiorgásmica que estimulan el clítoris, incluyen varias presentaciones, como los que rotan sobre sí mismo y los que vienen anexos a la ropa interior. Los anillos para el pene que tienen la función de potenciar la erección y fueron diseñados para que las damas pudieran disfrutar plenamente de su sexualidad.

Las bolas chinas han venido ganando espacio y se posicionan en el quinto lugar de los juguetes más vendidos, y es que aparte de proporcionar placer también fortalece la pelvis de la mujer. Existen varias en el mercado: bolas vaginales, anales, con vibración y metálicas.

Por último, los consoladores de silicona, con forma y color de un pene verdadero, son los más usados y vendidos en el mercado. Su textura y base que permite colocarlo en cualquier posición, hace de este uno de los preferidos en el gusto de las mujeres. También los hay dobles, que puede proporcionar el placer pleno a las mujeres homosexuales o lesbianas.

Evolución de los juegos eróticos

Existen registro desde el antiguo Egipto del uso de aparatos que facilitaban la autocomplacencia sexual, pero fue a partir de la época victoriana que fue introducida por el Dr. Macaura (1890), “el consolador o vibrador”, como un instrumento terapéutico para tratar las histerias de sus pacientes femeninas. Esta famosa herramienta de museo conocida actualmente como el “Pulsocon Hand Crank”, trascendió las puertas del consultorio y se instaló en los hogares como un recurso de acercamiento y satisfacción sexual.

El vibrador “The Manipulator” fue el primero en entrar en los hogares y desde entonces estos artefactos han experimentados un perfeccionamiento que van a la par de los avances tecnológicos adoptados con el tiempo, y se ajustan a la demanda de los momentos históricos. Así se desarrolló toda la variedad de productos eróticos que se conoce en la actualidad, hasta llegar a las muñecas sexuales que revolucionan la industria y permiten un renacimiento en el sector.

En Japón se están concretando los esfuerzos para crear las muñecas eróticas del futuro con apariencia humana, dotadas de inteligencia artificial, con un esqueleto formado por un sistema mecánico sofisticado, con una temperatura corporal semejante a la humana, que está presente también en los genitales, y algunas ya son fabricadas a imagen y semejanza de los famosos.

Encuentros sexuales con robots

En la actualidad muchas personas tienen sus reservas en relación con los encuentros sexuales con robots, y se espera que en la medida en que la inteligencia artificial mejore el comportamiento de esta sofisticada tecnología, se iniciará un proceso gradual que culminará con la aceptación de la unión entre un humano y un robot.

David Levy, conocido autor del libro Amor y sexo con Robots, plantea que una vez desarrollada la tecnología que permita crear las características físicas humanas, faltaría desarrollar las condiciones emocionales de cuya conjunción surgirá el compañero o compañera cibernética que permita establecer vínculos y el desarrollo de una relación de pareja.


En este orden de ideas, Antonio López Peláez, editor de The Robotics Divide y especialistas en interrelaciones entre la tecnología y trabajo social, expresa “que un robot que interactúe y comparta información será lo único estable que se tenga en la vida”.

Comentarios
P 17/jul/19    17:49 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La ciencia detrás de las máquinas tragaperras y los videojuegos

De igual manera que ocurre con los videojuegos, hay todo un complejo proceso psicológico y cerebral que se tiene en cuenta al desarrollar una tragaperras

¿Dónde encontrar las mejores escorts en Navarra?

​Un masaje erótico realizado por una escort en Pamplona es una de las sensaciones más placenteras que podemos vivir

“Por muy modernos que vayamos por la vida de sexo no se habla de una manera natural ni con la pareja”. Pilar Ordoñez, actriz, mujer polifacética

Pilar Ordoñez, actriz y creadora de "Miss Tupper Sex"

Cómo reconocer el maltrato psicológico y cómo salir de esa situación

Es complicado ya que estás enamorada y solo percibes las cosas positivas de tu pareja

El 82% de los españoles piensa en sexo a diario

El estudio también pone de relieve cómo pensamos en sexo. Ante una situación potencialmente erótica, los hombres tienden a excitarse in situ
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris