Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Reflexión   Juan Goytisolo   Cervantes  

Jorge Verstrynge tiene razón

Sorprende que algunos pretenden superponer a un extravagante aparato de propaganda que sobrevive a Dictadores jurásicos, a la opinión de un catedrático madrileño
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 30 de mayo de 2019, 16:39 h (CET)

A mucha gente le sorprende cuando un catedrático universitario como el español Jorge Verstrynge se declara proteccionista y admirador de De Gaulle, de los jacobinos como Robespierre, y del líder bolivariano de Venezuela Hugo Chávez. Probablemente estos “sorprendidos” olvidan qué tiempos vivimos, y pretenden asimilarnos a la cuadratura del círculo en el cual forjaron sus disciplinadas ideologías.

Parece una contradicción para ellos que alguien se posicione como liberal al hablar de libertades individuales, y al mismo tiempo sea partidario de la causa social en una nación periférica, para terminar posicionándose a la izquierda del espectro político en un partido como Podemos.

Verstrynge no es partidario de las ambigüedades, y lo ha expresado a los medios refiriéndose al problema del Sahara: “El pueblo saharaui no existe. Es una creación de Argelia y una parte de la izquierda española que, lamentablemente, aún no tiene conciencia de la situación real en ese territorio marroquí”.

De pasado conservador, hoy Verstrynge adhiere al partido Podemos, fuerte apuesta de la izquierda española.

Si alguien llama a semejante posicionamiento incoherencia, les invito a conocer la realidad política latinoamericana, donde sobreviven nacionales socialistas amparados por izquierdas atrincheradas en el nacionalismo de países con mayoritaria población amerindia como Bolivia.

La falta de lógica de los detractores de Verstrynge sobrepasa los límites de la geopolítica, pues la economía (“Es la economía, estúpido!”, slogan ganador de elecciones en Estados Unidos) acude en auxilio de sus razonamientos demostrando que Marruecos es fundamental y eslabón fuerte para el desarrollo africano y la sociedad entre su continente y Europa.

Aunque ya hace varias décadas el premio Cervantes de Literatura Juan Goytisolo había dejado en ridículo las tesis pro-argelinas del autodenominado Frente Polisario, la campaña propagandística sufragada por las petrodivisas argelinas, logró la proeza de sostener en terapia intensiva a un anacrónico aparato publicitario que ha logrado sobrevivir hasta el presente contra todas la predicciones.

Dicen que la hipocresía es un homenaje que el vicio rinde a la virtud, y quienes fingen creer en causas falsas y que además están hace tiempo perdidas son los referentes principales.

Encabezan el rating de hipocresía las empresas latinoamericanas que apoyan a los enemigos de Marruecos, siendo los principales compradores del fosfato extraído del Sahara marroquí. Venezuela, que en la retórica se “solidariza” con la causa “saharaui”, lidera la nómina. Algo imperdonable, siendo que un admirador del líder bolivariano Hugo Chávez, Verstrynge, les ha revelado hace mucho tiempo la precisa.

Si consideran que un admirador de De Gaulle que al mismo tiempo adhiere a la izquierda española e idolatra a Hugo Chávez es un extravagante, les invito a recorrer Latinoamérica, y enterarse donde ha ido a parar la disciplina marxista ortodoxa que aún suponen artículo de Fe.

Les puedo asegurar que a los incautos que hoy aparecen como detractores de Verstrynge, les espera una gran sorpresa. LAW

Comentarios
Law Dreyfusard 03/jun/19    22:10 h.
Monedero 02/jun/19    13:37 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris