Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Momento de reflexión   Iglesia   Reflexión   Religión  

El cimiento de la Iglesia

La Iglesia católica afirma que Jesús edifica su iglesia sobre el cimiento de Pedro. Cuando esto ocurre se altera el orden establecido.
Octavi Pereña
lunes, 25 de febrero de 2019, 16:46 h (CET)

El Roto publica una viñeta en la que aparece una iglesia cuyo campanario se desploma. El texto que le acompaña es muy sugerente: “El abuso a un menor hundió el campanario…” Por estas fechas, febrero de 2019, se destapan muchos casos de abusos a menores y algo que nos sorprende por la novedad de la noticia, violaciones de monjas, hecho que por cierto se sospechaba desde hace muchos años.

El Roto interpreta que el derrumbe del campanario y por extensión de la Iglesia católica se debe al pecado sexual cometido a lo largo de los siglos por miembros de la clerecía, hoy destapado, que conlleva el desprestigio que se cierne sobre la Iglesia católica. El pecado sexual no es la causa de que se hunda el campanario, sino de que lo haga la Iglesia católica como institución. La verdadera causa del desastre se debe a que la construcción de la Iglesia en su aspecto espiritual se hace sobre cimientos de arena lo cual hace que el edificio no resistea los embates de las aguas desbordadas y de los vientos huracanados que lo embisten.

La Iglesia católica afirma que Jesús edifica su iglesia sobre el cimiento de Pedro. Cuando esto ocurre se altera el orden establecido. Según la Biblia Dios es la autoridad suprema a la que el hombre le debe obediencia absoluta. En el momento en que la Iglesia católica pone a Pedro en un lugar de autoridad que no le corresponde se altera el orden establecido por Dios lo cual da lugar a una serie de deslealtades que tienen consecuencias funestas. La más importante por ser la básica porque de ella proceden las otras consiste en poner la autoridad humana al mismo nivel que la de Dios.

Dar el mismo valor a la Tradición que a la Palabra de Dios. Cuando esto ocurre el resultado es que la autoridad del hombre se antepone a la de Dios, lo cual convierte a Dios en un títere en manos de quienes monopolizan su Nombre. Si los fieles católicos fuesen un poco observadores y no se dejasen guiar por sus emociones se darían cuenta de que el Nombre de Jesús no es el único nombre que aporta salvación. Se comienza con la pretensión de que fuera de la Iglesia católica no existe la posibilidad de salvación. Gravados muestran dicha reclamación. En medio de una fuerte tempestad papas, obispos, clérigos, monjes están seguros embarcados. En las aguas tumultuosas multitud de hombres y mujeres pereciendo por no poder subir a bordo de la embarcación, que es la Iglesia católica, convertida en una segunda arca de Noé. El que la Iglesia católica se haya convertido en el arca salvadora se debe a que ha cometido el error dejar a Cristo que es la Roca y sustituirlo por la piedra que es Pedro.

La Iglesia católica basa su doctrina de que Pedro es la piedra sobre la que se edifica en este texto en que Jesús le dice al discípulo: “Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” (Mateo 16: 18). Por el contexto es muy difícil, por no decir imposible, interpretar que Pedro sea la roca sobre la que Jesús edifica su iglesia. Dejemos que sea Pedro quien nos dé la interpretación: “Acercándonos a Él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales a Dios por medio de Jesucristo…” (1 Pedro 2:4-8).

En el encuentro que se celebró el 21/02/2019 con el lema “La protección de menores en la Iglesia”, el papa francisco pronunció una alocución introductoria que remata con estas palabras: “Para terminar, pido al Espíritu Santo que nos dé soporte en estos días, y nos ayude a transformar este mal en una oportunidad de conciencia y de purificación. Que la Virgen María nos ilumine cuando estamos buscando curar las graves heridas que el escándalo de la pederastia ha causado en los menores y los creyentes”. Para intentar curar el mal cometido con los abusos a menores, ninguna mención de Jesucristo que es la Roca sobre la que edifica a su iglesia.

En el Sermón de la Montaña Jesús dice: “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca…” (Mato 7: 24-27).

Jesús declara a sus discípulos que le es necesario ir a Jerusalén para morir por el pecado del pueblo de Dios y resucitar al tercer día. Pedro, impetuoso como siempre intenta convencer a Jesús de que no haga tal cosa. Sorprendente es la respuesta que Jesús da a su discípulo que intenta disuadirle que no cumpla con su propósito de redención: “¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres” (Mateo 16: 23). ¡Qué piedra tan maravillosa es Pedro para ser el cimiento de la iglesia de Jesús si puede ser guiado por Satanás!

Para mí el derrumbe del campanario tiene un significado: sin campanas que repiquen llamando a los fieles a congregarse es imposible atraer a las personas a escuchar la Palabra de Dios. No hay mensaje que transmitir. Una Iglesia edificada sobre Pedro no puede cumplir el mandato de Jesús: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado, y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mateo 28: 19,20). ¡Poner a Pedro como la piedra sobre la que Jesús edifica a su Iglesia no es un pecado venial!

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El paracaidista

Todos hemos hecho el ridículo alguna vez en nuestra vida

Adiós Colón, bienvenido “Día de los Pueblos Indígenas”

El reconocimiento oficial del Día de los Pueblos Indígenas ya se efectuó en al menos ocho estados EEUU

Reflexiones sobre el 12 de Octubre de 1492

La fecha más importante de la historia universal

La recesión que asoma

Miguel González Arnal, Valencia

Estamos en riesgo de perderlo

José Morales Martín, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris