Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera   Pedro Sánchez   Política   GOBIERNO  

Final de etapa de un egocéntrico

Solo pensar que puede haber gente que aún confíe en este mentiroso de presidente, me pone los pelos como escarpias
Jesús  Salamanca
lunes, 18 de febrero de 2019, 16:15 h (CET)

Accedió al poder mintiendo tras explicar que inmediatamente convocaría elecciones, pero no lo hizo. Se sintió cómodo y disfrutó de los bienes de Estado como no lo ha hecho ningún otro presidente. Aficionado al Falcon hasta acabaron por apodarle “Falconetti”; lo utilizó para todo, desde acudir a conciertos hasta para ir a la boda de su cuñado, pasando por desplazarse a Valladolid desde Madrid con motivo de la cumbre Hispano-portuguesa. Trabajar, no ha trabajado. Logros no ha conseguido ninguno de relevancia. Se rodeó de un equipo que era su peor aval porque casi todos estaban entrampados con la Hacienda Pública o habían actuado de consentidores en otros graves asuntos, como la ministra “trifálica”.

Después de un tremendo vacío, un claro aprovechamiento de los presupuestos que Rajoy había dejado hechos, una permanente traición del PNV, un claro aumento del paro y la huida de más de ochenta mil millones de euros de la Bolsa española, Pedro ‘Plagio’ Sánchez decidió convocar elecciones generales para el día 28 de abril. Su mala planificación y el mayoritario rechazo a los Presupuestos nos han llevado a la situación en que ahora estamos, Se marcha, pues, con otra mentira: hasta no hace mucho presumía que agotaría la legislatura hasta marzo de 2020. La avaricia ha roto el saco de este plagiador y lo ha hecho por varias costuras.

Si bien ha sido bien aceptada la convocatoria de elecciones, no lo ha sido el hecho de que en dos meses debamos acudir a las urnas dos veces para cuatro tipos de elecciones. La altanería le ha deslumbrado a Pedro ‘Plagio’, como le ha traicionado su erróneo cálculo de intentar gobernar con 84 diputados, además de teledirigido por la casta que representan los ‘marqueses de Galapagar’ (capaces de reírse de quienes han confiado en ellos), chantajeados por el mentiroso independentismo, falsos populismo aprovechados y un nacionalismo vasco de ultraderecha. El egocentrismo de Pedro ‘Plagio’ le ha devuelto a la realidad. No me sorprendería que acabase llorando porque no se puede llevar el Falcon para sus irresponsables chiquillerías y sus habituales chulerías. Solo pensar que puede haber gente que aún confía en este mentiroso compulsivo, me pone los pelos como escarpias.

Su paso por el Gobierno ha estado lleno de mentiras, incumplimientos, torpezas, contradicciones, falsedades, incoherencias, irresponsabilidades y constantes rectificaciones. Si de algo carecía era de fiabilidad y si de algo adolecía era de intransigencia; incluso ha llegado a hacer lo que otros no se atrevieron: castigar al disidente y apartarlo del partido. Sin duda, si algo no tiene es un carácter democrático y sí una clara inclinación dictatorial. Toda su incapacidad le ha hecho quedar como Cagancho en Almagro. Toda su incompetencia está ya al descubierto. Solo le queda el victimismo. Acabará pagando el mucho daño que ha hecho al país, a la ciudadanía, a sus compañeros de partido y a la economía nacional. Nunca más al frente de un gobierno un incapaz, engreído e inepto como Pedro ‘Plagio’.

A día de hoy su balance es muy negativo: fue rehén del insaciable PNV; colaborador del fascismo de Torra; cómplice del populismo más chabacano; proclive a quienes pretendían trocear España; responsable de crispar a la ciudadanía; seguidor de la escuela de ZP, propensa al ridículo, la agonía, la desidia y la memoria histérica; el enfrentamiento del sector del automóvil; ha destrozado las recomendaciones del déficit de la UE; se ha rodeado de lo más inepto y corrupto en su Gobierno, pues casi todos han defraudado a Hacienda y ocultado bienes; la subida fiscal no tenía límites para contentar al populismo del estilo del ‘casoplón’; el paro ha abandonado con Pedro ‘Plagio’ la senda de bajada y el establecimiento a destiempo del SMI ha llevado a que ciento cincuenta mil trabajadores se hayan visto en la calle; quedó al descubierto el sectarismo educativo con la concertada y la “deforma” que pretendía Celaá; la Justicia que pretendía organizar la ministra “trifálica” está por los suelos y un largo etcétera. No vamos a entrar en la permanente cobardía de Celaá para abordar los informes de la Alta Inspección en Cataluña, En una palabra, la población ha conocido en toda su extensión al chulo aprovechado que es el todavía presidente del Gobierno socialista. Quiera el destino que nunca más toque poder un insensato así, por el bien de España, su economía y su futuro. .


Tan desastrosa ha sido su gestión y tan demoledor su paso por el Gobierno que ya es el hazmerreír de todos los españoles. Aquellos españoles que no creían en la cuarta ruina socialista han podido comprobar que íbamos camino de ello y confío en que algo habrán aprendido. Socialismo a la española, nunca más. Hasta tal grado es su ridículo que los abundantes memes de estos días cuentan que Franco ha llamado al Palacio de la Moncloa para recordarle a Pedro ‘Plagio’ Sánchez que los designios se han cumplido: saldrá antes de Moncloa Pedro ‘Plagio’ que Franco del Valle de los Caídos. Otro día explicaremos la senda de incertidumbre en la que estamos, la parte de culpa de Mariano Rajoy y el monumental cabreo del vetusto y traidor y despreciable partido derechista: PNV.

Finalmente, indicar que entre lo mucho que he leído sobre la situación que acabo de enumerar, lo mejor de todo ha sido la idea que “Los españoles deben aprender de tanta falacia del PSOE y de la carencia de principios y valores de Sánchez”. Decía William Faulkner que “se puede confiar en las malas personas porque no cambian jamás” Precisamente es lo que ha demostrado Pedro ‘Plagio’ Sánchez y, sin duda, volvería a hacerlo porque no da más de sí. Doy fe.

Comentarios
neike 19/feb/19    01:05 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La inmigración ilegal es un problema real

Domingo Martínez Madrid, Burgos

Victimismo injustificado de Artur Mas

Pilar González Gutiérrez, Barcelona

Rajoy, más pedagogía en la cuestión catalana

José Morales Martín, Girona

Como un anticipo

Jaume Catalán Díaz, Girona

Lo maté porque era mío

Jorge Skibinsky, Son Ferriol (Islas Baleares)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris