Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:  

¿Cómo van las cosas?

A mi parecer no van nada bien. ¿Ojalá esté equivocado?
Francisco Rodríguez
sábado, 9 de febrero de 2019, 09:06 h (CET)

Hay días en que se hace más agudo el sentimiento de que las cosas no van bien, hoy es uno de ellos. No va bien la convivencia entre españoles, nuestras libertades, nuestra lengua común, la realidad de nuestra nación. Parece como si todo hiciera aguas y vamos dando cada día más pasos hacia un precipicio. Quizás esté equivocado y las cosas no marchen tan mal.


Siempre he pensado que la política tenía como finalidad esencial buscar las mejores soluciones para el bien común, el bien de los andaluces, de los extremeños, de los catalanes o de los gallegos, pero tengo la impresión de que los gobernantes de cada trozo de España lo que tratan es de imponer sus ideas, sus intereses, su manera de ver la vida a todos los que se encuentren dentro de su ámbito de acción utilizando para ello los medios de adoctrinamiento que tengan a su alcance.


En lugar de colaboración entre las diversas de formaciones políticas para superar los problemas, parece que siempre tiene que haber enfrentamiento, acoso al que piensa diferente al que se le coloca una marca amarilla como a los judíos bajo el nazismo, se le señala con algún adjetivo denigratorio: facha, nazi, extrema derecha, franquista y otros por el estilo buscando su destrucción.


La forma más efectiva de manipulación ya está inventada por el neo-marxismo: destruir las instituciones que sostienen al individuo, la familia, la religión, la propiedad para dejarlo inerme frente al poder.


La familia, a la vista está, ha sido casi destruida, sus funciones van quedando en suspenso. La familia formada por un hombre y una mujer para toda la vida y para engendrar vida, parece en trance de desaparición. La nupcialidad ha caído, las personas no se casan y una mayoría de los que se casan rompen su compromiso con toda facilidad. Si no hay familia estable los hijos es un estorbo, mejor no tenerlos utilizando los métodos anticonceptivos y si se llega al embarazo se elimina el concebido mediante el aborto practicado sin cortapisas.


Si a pesar de todo hay familias con hijos, pues se evita que los eduquen en sus propios valores, ya los educará el gobierno, de uno u otro color, en la perversa ideología de género para que sean ciudadanos de este mundo tan moderno que terminará por extinguirse.


La religión, la relación del hombre con Dios, si se toma en serio, puede poner en cuestión la validez de las ideas y valores que difunde la modernidad, razón por la cual tratan de vaciarla de contenido y convencer a las personas de que nosotros somos nuestros propios dioses, que no hay mas leyes que las que emanen del parlamento.


Pero en esos parlamentos también se decide sobre nuestro trabajo, sobre nuestras actividades, sobre nuestras propiedades y tendremos que soportar las crisis que la mala administración de los que nos gobiernan nos cause. Cada vez estamos más inermes ante una economía que no controlamos, ni nuestros políticos tampoco. ¿Qué impuestos gravarán nuestros ingresos? ¿Qué ingresos podremos obtener? ¿Seguirán pagándose las pensiones? ¿Qué futuro nos espera? ¿Seguirá existiendo la España de hoy?


Mi sentimiento de que las cosas no van bien ¿estará equivocado?

Comentarios
Antonio Gallegos 09/feb/19    16:46 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Animalistas se coordinan para traducir un poema vegano a todos los idiomas

¿Os imagináis al mundo hablando un mismo Canto que nos salvase?

Dar tiempo al tiempo, lección de sobriedad

“Tiempo al tiempo aunque por dentro la ansiedad nos esté carcomiendo”

¿Para cuándo la libertad de los chavales de Altsasu?

El caso Altsasu será un proceso judicial de largo recorrido (recursos al Tribunal Supremo y Constitucional) que terminará indefectiblemente en el Tribunal Europeo de Estrasburgo quien volverá a dar un tirón de orejas a la Justicia española

La ceguera humana

“No importa la lucha, lo verdaderamente culminante es renacer, considerarse parte de la vida, imaginar otro mundo más humano, concebir otro aliento no tan murmurador y prudente”

Esto rueda solo

Ahora hay políticos que, ante esta situación de bloqueo, dicen que hay que cambiar incluso la constitución, para hacer una segunda vuelta o no sé qué tonterías más
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris