Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La buena noticia   Medio Ambiente  

Anguilas yonkis

En el famoso río Támesis las anguilas están muy “puestas”
Manuel Montes Cleries
lunes, 4 de febrero de 2019, 08:13 h (CET)

La noticia me ha impactado: Científicos del King´s College de Londres han elaborado un estudio sobre la contaminación del las aguas del río que atraviesa la ciudad. Las muestras se han recogido de la estación de muestreo próxima al palacio de Westminister pone de manifiesto que la cantidad de cocaína disuelta en la orina de los ciudadanos ha aumentado exponencialmente. El resultado es que estas sustancias pasan directamente al Támesis una vez que son filtradas por el alcantarillado. Tiene un efecto directo: afectan en la fauna y flora existente. Por un lado, las plantas de tratamiento no pueden filtrar la cantidad de cocaína. Por otro lado, y como resultado, las anguilas se vuelven hiperactivas debido a que esta sustancia hace que recorran el espacio más activamente”. (Noticia publicada por el Diario La Razón de hace dos días).


Me imagino a los participantes de la regata Oxford-Cambridge de la próxima primavera aspirando con una pajita las “aguas milagrosas” del río Thames para “mejorar” su rendimiento. Puede que los jóvenes londinenses y foráneos que deambulen por la ciudad de Pub en Pub, se acerquen subrepticiamente a las aguas ribereñas y sustituyan la “birra” por el agua, o pidan anguila con patatas en los puestos callejeros en vez de fish and chips.


Menos mal que el Guadalmedina no lleva agua, si la llevara, estarían “puestas” hasta las ranas. No se como todavía no se han “contaminado” las sardinas y los espetos no comienzan a dar positivo en estupefacientes. Supongo que el “agüita amarilla” malacitana no está tan cargada como la del río londinense.


Me río por no llorar. Los niveles de contaminación de nuestra flora y fauna están llegando a niveles demasiado peligrosos para la humanidad. Los seres humanos también. No sabemos que tomar para evadirnos de la realidad, que por otra parte no es tan puñetera. La estropeamos nosotros con nuestra lucha por tener más que los demás, disfrutar más que los demás… o ser más puñeteros que los demás.


Mi buena noticia de hoy nos llega de los Estados Unidos. Son grandes para lo bueno y para lo malo. En este caso al tener unas nevadas terribles a consecuencia de una ola de frío ártico, se han movilizado para acoger a los muchos seres humanos que viven en la calle. El porcentaje de los fallecidos a causa del frío se ha minimizado gracias a las medidas que se han tomado y las aportaciones económicas de algunos potentados que han permitido paliar la situación.


Mi buena noticia de hoy me la transmite mi amigo Ramón Burgueño y sus colaboradores; siguen salvando vidas de niños, una a una, en la lejana, y a la vez cercana, Costa de Marfil. Pronto las “incubadoras” de cartón serán sustituidas por una instalación decente en la que poner sanos de esos pequeñajos que están abandonados a su suerte o a las manos de Dios manejadas por algunos malagueños. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La exhumación de Franco y el Sahara español

El último de los militares africanistas con delirios de emperador, sufrirá esta semana la humillación de ser trasladado a una tumba común

El baúl de las experiencias

“Abriendo el corazón se cambia el mundo”

André Gorz

Este filósofo que nació en Viena en 1923 y falleció en Francia en 2007 destacó por sus numerosas y profundas reflexiones sobre el sentido de la vida y también sobre la sociedad y el individuo

La disfunción de un gobierno en funciones

A todos los españoles nos está doliendo Cataluña, y tenemos buena memoria, así que mida bien el riesgo que está corriendo al no castigar con las armas legales a los desmandados catalanes

El probable efecto dominó de la insurrección catalana

“Todo lo que hacemos, incluso la más mínima cosa, puede tener un efecto dominó y repercusiones que emanan. Si arrojas una piedra en el agua en un lado del océano, puede crear una ola en el otro lado.” Víctor Webster
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris