Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos  

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill
Miguel Massanet
sábado, 19 de enero de 2019, 09:25 h (CET)

De entre las múltiples noticias desagradables a las cuales nos debemos enfrentar los ciudadanos durante estos tiempos difíciles por los que nos vemos obligados a transitar, se puede decir que, por encima de las sorpresas que nos viene proporcionado el partido de los comunistas bolivarianos de Podemos, del que hoy nos han confirmado algo que ya se veía venir desde hace mucho tiempo, como ha sido la incorporación al equipo de Manuela Carmena, Más Madrid, de una de las personas más carismáticas del equipo de Pablo Iglesias y cofundador de Podemos, Iñigo Errejón que, desde que sufrió la derrota de su opción frente a su jefe de filas, Pablo Iglesias, se ha estado distanciando cada vez más de las políticas y estrategias de su antiguo líder; hasta el punto de que, prescindiendo de sus ataduras con Podemos, haya decidido, rompiendo con los vínculos y protocolos ( como no presentarse a unas primarias) del partido, en el que aún milita, probar suerte en solitario, con su propio equipo, en las próximas elecciones regionales madrileñas, enfrentándose, como es de esperar, a un adversario que pueda presentar Podemos para el mismo puesto. No parece que, un señor, al que parece que le van creciendo los enanos por todas partes, como es el propio Pablo Iglesias, en su actual posición, un tanto ridícula, de nodriza de sus propios hijos, se vaya a atrever a cuestionar a Carmena como alcaldesa de Madrid y sí, como es probable, que intente resarcirse del golpe que le ha proporcionado su antiguo colaborador, intentando vencerle en la disputa por la presidencia de la comunidad madrileña.


Sin embargo, aun siendo una noticia de alcance el de la deserción de I.Errejón, unido a la forzada renuncia de Monedero por cuestiones de imagen y de la retirada de la política de la señora Carolina Bescansa, después de sus intentos fracasados de sublevarse contra su jefe; es evidente que lo que sigue llamando poderosamente la atención de la ciudadanía sigue siendo este culebrón, interminable, del problema catalán; últimamente agravado por la circunstancia de que, el señor presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se encuentra ante la encrucijada de que, si no consigue que se aprueben, cuanto antes, los PGE para el 2019, corre el peligro de verse obligado a tener que convocar elecciones legislativas para antes de que llegaran las fechas en las que, por conclusión de la legislatura, se viera obligado a convocarlas forzosamente. En efecto, él ha venido trabajando para conseguir mantenerse en el poder hasta aquella fecha y sabe perfectamente que, en el caso de unas elecciones anticipadas, antes de que haya podido sembrar la autonomía andaluza con sus reclamos o placebos, destinados a ir comprando los votos, como ha sucedido durante los 36 años del gobierno andaluz, notaría muchas deserciones de votantes que buscarían el apoyo de otros partidos cuando, al final de la legislatura, se encontrara con la falta de esta bolsa de “ estómagos agradecidos” que es la que le ha garantizado, al PSOE andaluz, el haber gobernado durante tan largo periodo de tiempo; entre los que se encontraría a los beneficiarios de los PER o a aquellos “funcionarios” de empresas públicas andaluzas que, en virtud del cambio de gobierno y de la nueva mayoría en el Parlamento Andaluz, se vean expulsados de sus actuales enchufes, enfrentándose a la poco agradable tesitura de formar parte de la mayor bolsa de paro de toda España.


Dispuesto a evitar que, lo que ha sucedido en Andalucía, se repita en las elecciones de Mayo y, consciente de su precaria situación en el Congreso de Diputados en el que depende de todos los votos de los que lo apoyaron en la moción de censura que derrocó al señor Rajoy, ha decidido que debe reforzar sus alianzas, algo que le ha resultado muy fácil con los vascos a los que se les compra reduciendo la cuota que deben entregar, cada año, al Estado y, si con ello, pueden atacar al Estado español poniéndolo en dificultades, miel sobre hojuelas; lo mismo se puede decir de los canarios siempre dispuestos a venderse por un plato de lentejas. Es posible, no obstante, que la ciega confianza que tienen puesta en el apoyo de Podemos tengan que empezar a valorarla de nuevo ya que, el acuerdo que tan alegremente firmaron con ellos antes de que entraran en el gobierno, puede tambalearse si, a la hora de la verdad, al señor Sánchez se le ocurriera dejar de cumplir con algunos de los puntos que firmaron. No es probable que esto suceda, ya que ello equivaldría a un suicidio del PSOE sabedor de que, sin los votos de Podemos, su intención de mantenerse en el gobierno de la nación sería papel mojado.


En realidad, como ya hemos expuesto en comentarios anteriores, lo que le ocurre a Sánchez es que carece de toda ética que pueda guiar sus pasos, es una persona que depende exclusivamente de satisfacer a toda costa sus ansias de poder, para lo cual es evidente que no le importa incumplir promesas, engañar, mentir, desdecirse de anteriores afirmaciones, cambiar de compañeros de viaje, traicionar y lo que, a nuestro entender, es lo más peligroso de este señor, no le importa un pimiento de los catalanes se salgan con la suya si con ello encuentra el modo de encubrirlo ante el resto de españoles, que sabe que no están dispuestos a transigir con una posible independencia de la comunidad catalana. En sus planes no descarta nada y menos encontrar el subterfugio para que, dándoles largas a los catalanes, prometiéndoles el oro y el moro, pese a que el resto de España se rebele contra ello y cediendo en darles más competencias, en modificar su Estatuto de Autonomía e indultando a los que están siendo juzgados por rebelión y secesión, si es que fueran condenados por lo que ahora sólo son supuestos delitos. En fin, todo lo que legalmente, ilegalmente mediante pactos secretos, o cometiendo traición y deslealtad contra la patria española, tenemos la completa seguridad de que, llegado el caso, no tendría inconveniente alguno en, si con ello se reafirmaba en el poder y ganaba tiempo para aplicar sus políticas de despilfarro y suicidio económico que, sin duda, como tantas veces hemos denunciado, sería lo que sucediera si, olvidándonos de Europa, de sus políticas y de sus leyes comunitarias, pretendiéramos implantar, en España, un sistema político del modelo que Podemos o el mismo Sánchez tienen en mente, pero que nunca sería aceptado por la CE, por el peligro que ello supondría para todo el resto de la UE.


Estamos ante una realidad, no un sueño, una simple amenaza o un espejismo que, al cabo de unos instantes desaparece dejándonos el desierto en su inmensidad, sin rastro de aquella imagen que, por unos momentos, creímos haber visto. La humillación del Estado y todas sus instituciones ante la rebelión catalana ya se ha consumado. La simple aceptación, como se ha dicho, de que “el Gobierno español y el gobierno catalán se van a sentar en dos mesas de trabajo para discutir, en un diálogo bilateral y entre partidos (no parece que, entre ellos, se hayan incluido al PP ni a C´s) en el que van, a través de “un diálogo efectivo” queriendo avanzar hasta conseguir “vehicular una propuesta política sobre el futuro de Cataluña” (¡Es que estamos locos, señores, cuando el Presidente del gobierno español habla de propuestas políticas no puede referirse más que a pasarse por la entrepierna la Constitución española y ceder soberanía, la que piden los catalanes y que, hasta ahora, nunca habían conseguido plasmar en una declaración conjunta de un estilo semejante, evidentemente, aceptando posibles acuerdos que constituyen, sólo su planteamiento, una deslealtad y una traición manifiesta en contra el Estado español y del resto de comunidades que constituyen la nación española!)


Los separatistas han conseguido algo que nunca debiera de haber sucedido: poner en el mismo plano al Gobierno de la nación española, en el mismo nivel, que a los simples representantes, funcionarios, dependientes del Estado como tales, que manifiestan abiertamente su deseo de que se les permita gobernar, a su antojo, la parcela que se les encomendó y que, con su traición y desvergüenza, han elevado el tono de su traición hasta pretender humillar a nuestros gobernantes haciéndoles desplazar al Palacio de Pedralbes ( en territorio enemigo) para obligarles a escuchar sus exigencias.


Ya no vamos a comentar la incapacidad manifiesta de la ministra Carmen Calvo, que se atreve a decir que la suma de las poblaciones de Andalucía y Cataluña suma más que la mitad de todos los habitantes de España, demostrando su ignorancia respecto al censo de ciudadanos españoles o, lo que podría ser todavía peor: su afán de engañar a los españoles aunque ello sea a costa de mentirles confundirlos. Aquí ya no quedan más excusas y así lo entienden muchos de los barones del PSOE. El propio presidente de Extremadura, señor Fernández Paje se ha manifestado, junto con su partido en la comunidad extremeña, C´s y el PP, en el sentido de que se debería aplicar, sin más dilación, el Artº 155 de la Constitución en Cataluña, según un acuerdo que las tres formaciones firmaron conjuntamente. En realidad, si las cosas siguen por la deriva que viene marcando el señor P.Sánchez, ya no estamos hablando solamente de que, en Cataluña, unos iluminados vienen pretendiendo separar a esta región del resto del territorio español, algo que ya por sí mismo sería motivo de una intervención algo más contundente de la que supone el mentado 155; es que la traición en contra de nuestra patria se está gestando en el mismo gobierno de la Moncloa, sin que haya nadie advierta de que lo que se está intentando hacer en favor de los separatistas catalanes no tiene precedente en toda Europa y que, si se sigue aceptando que este personaje que nos gobierna siga actuando de espaldas a la Constitución española y en contra de los intereses de España, lo que procedería es que se le aplicara lo que pudiera ser una reproducción, a la española, del impeachment , utilizado por los norteamericanos en contra del presidente Nixon, por unas simples escuchas ilegales al partido opositor ¿Qué le hubiera sucedido, al señor Nixon, si hubiera negociado desprenderse de uno de los 50 estados federados de los EE.UU de América?


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, empezamos a preguntarnos ¿dónde se encuentra esta mayoría silenciosa que se nos dice que sigue perpleja el devenir de los acontecimientos en España? Nadie debería poner objeciones a un partido como éste, VOX, que ha dado la sorpresa en Andalucía consiguiendo 12 escaños en el Parlamento Andaluz. ¿Quién puede reclamar, sin que se la caiga la cara de vergüenza, achacándoles a estos señores que estén en contra del sistema autonómico español, ante la vista de las deletéreas consecuencias de que, el sistema de delegación de funciones creado por la división actual, no ha hecho más que crear dificultades, promover problemas de lenguas, provocar enfrentamientos entre españoles, poner en peligro la unidad de España y amenazar con la posibilidad de que, estas diferencias, pudieran acabar (como ya sucedió en el año 1936), con enfrentamientos que pudieran llegar a crear víctimas mortales lo que, es evidente, no podría evitar un enfrentamiento de más envergadura. Parece absurdo que, hasta ahora, con esta política de apaciguamiento, no haya salido ninguna voz autorizada que haya advertido de las posibles consecuencia de seguir por el camino que, imprudentemente, parece que ha emprendido el señor P.Sánchez que, nunca me lo hubiera creído, ha sido capaz de hacernos parecer bueno hasta al impresentable Zapatero, verdaderamente el primer culpable de la situación actual de este país.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Papeles para rescatar

​El PSOE, seguramente mareado por los calores estivales, se ha puesto al nivel de VOX, qué pena, Dios mía qué pena, amigos socialistas, veros de la mano del fascismo de VOX, o a ellos de vuestra mano

Hoy no se fían, mañana tampoco

Valentín Abelenda Carrillo, Murcia

Varón y mujer los creó

Juan García, Cáceres

El juicio más importante

Pedro García, Girona

La presión fiscal

Jesús Mezcal, Vigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris