Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Política   PSOE  

La gestualidad de Sánchez y su incondicional apoyo mediático progre

“Si quieres entender a una persona, no escuches sus palabras, observa su comportamiento” Albert Einstein
Miguel Massanet
martes, 15 de enero de 2019, 08:23 h (CET)

No hay la menor duda de que los españoles, en general, estamos asistiendo a lo que podríamos calificar de comedia dramática a cuenta de una serie de políticos a los que, tranquilamente, se podría calificar de politicastros dirigidos por un director de escena, encarnado por la persona del presidente del Gobierno, experto en el arte de tergiversar la realidad, de dar gato por liebre o de jugar con los españoles empleando aquellos señuelos que sabe que le sirven para arrimar el ascua a su sardina. Los engañó cuando pretendió justificar la presentación de la moción de censura que, inesperadamente y gracias a las concesiones que el señor Sánchez les hizo a los distintos partidos, algunos de ellos separatistas, para que apoyasen su propuesta, salió adelante y le permitió hacerse con la presidencia del Gobierno, cuando nadie apostaba porque ello sucediera; diciéndoles que sólo pretendía derrocar a Rajoy para, inmediatamente, convocar elecciones legislativas donde se pudiera comprobar cuál era la voluntad de los españoles.


Finalmente, pretendiendo atribuir al partido PP en chivo expiatorio de todo la malo que ha ocurrido en España cuando, precisamente, se había apuntado el mérito de salvar a España de las garras de Bruselas y de los famosos hombres de negro, evitando tener que acudir al rescate del resto de Europa que, tan draconianas condiciones puso a los países que, forzosamente, tuvieron que recurrir a él. Las campañas que este señor ha sabido poner en marcha con la “meritoria” colaboración de estas tres ministras, este triunvirato formado por la señora Montero, la señora Celaá y la señora Calviño, las encargadas de dar la cara en el tema de los PGE, las tres formando parte del más puro sectarismo de izquierdas, feministas por añadidura, y capaces de mentir con la misma facilidad con la que un trilero es capaz de esconder la bolita para que nadie acierte el lugar en el que está depositada. No podemos menos de pensar que, con toda seguridad, si el bueno de Rubens, en vez de estar hechizado por las curvas y la celulitis de sus famosas modelos de su obra “Las tres gracias”, le hubieran puesto más las más enjutas, menos voluminosas o más bien demacradas féminas, seguramente hubiera pintado gustosamente a estas tres señoras, con alguna ropa de más, eso sí. En realidad, no lo ha conseguido solo, como no ha conseguido que su más clara opositora la señora Díaz de Andalucía se cavara su propia tumba, adelantando unas elecciones en Andalucía, sin haber sopesado, suficientemente, sus posibilidades de poderla gobernar con los votos obtenidos. Ahora la tiene donde quería, desarmada, despojada de su sillón en la Junta de Andalucía y pendiente de que, en la próxima ocasión, su jefe de filas piense que lo mejor sería sustituirla por otra u otro más fieles a él.


Y es que, si se fijan en la forma de comportarse del señor Presidente según el marco político en el que se desenvuelve, observarán su semejanza con el mago Frégoli, un transformista experto en el arte de cambiarse de traje con una inusual rapidez, capaz de dejar embobados a todos los que acudían a presenciar su famoso espectáculo. En efecto, puede que P.Sánchez no disponga de tan extenso ropero de disfraces pero, de lo que no hay duda, es de que es capaz de utilizar un nutrido arsenal de gestos, modos, sonrisas, tonos, frases, propuestas, ardides y lisonjas que, según sea la persona con la que trate y lo que interesa obtener de ella, sabe manejar con soltura, aunque se trate de alguien del que, en otra entrevista con otro interlocutor, haya sido capaz de convencerlo de todo lo contrario, sin que tiemble ni un solo músculo de su cara ni se le note el pitorreo que se esconde debajo de una seria apariencia de hombre del que fiarse.


Le hemos visto en el Parlamento de la nación, con cara de “niño bueno” al que, unos miembros “malos y crueles” de la oposición, intentan fastidiar e impedirle que trabaje en “favor” de las clase menos favorecida de la nación, presentando unos PGE para el 2019, tan desproporcionados, tan recargados, tan increíbles e inasequibles para la nación, que ni las famosas cuentas que el Gran Capitán, don Gonzalo Fernández de Córdoba, presentó a los Reyes Católicos respecto a los costes de sus campañas en Italia, concretamente en las campañas de Nápoles (1506), fueron capaces de crear una situación tan peligrosa para el Estado español. Una figura preparada para causar la impresión al personal de ser un verdadero patriota al que, una oposición con deseos de “venganza”, intenta arrebatarle el puesto que, según le dice su propio ego, tiene merecido y en el que piensa permanecer mucho tiempo. ¡Una filfa!


También le hemos podido contemplar junto al señor Quim Torra, el cabecilla de Pugdemont en Barcelona al frente de la Generalitat; atento, locuaz, rico en gestos de aprobación, gesticulando ajeno a todo lo que sucedía a su alrededor intentando capturar toda la intención de su pétreo huésped, hacia el magnetismo de sus palabras dirigidas a meter en la testa de Torra unos argumentos a los que, el fanático cabecilla de la insurrección catalana, no parece ser lo suficientemente receptivo. Y es que, el señor Sánchez, todavía no ha renunciado a la idea de que un buen pellizco de euros ofrecidos a los mandamases del separatismo catalán, van a ser suficientes para que se apeen del burro y cedan ante la fuerza de las 30 monedas que está dispuesto a ofrecerles ( lo de las pelas ya está pasado de moda) después de haber jurado y perjurado de que nunca el dinero iba a ser suficiente para que cejasen en su búsqueda de la independencia. Claro que una inyección de 1700 millones de euros para Cataluña, un 18% más de lo previsto, es una cifra lo suficientemente generosa para que haga parpadear el menos interesado de los catalanes. Esta bicoca lleva implícita en sí, como no podía ser menos, el compromiso de los de la Generalitat en Madrid, de corresponder con sus votos en apoyo de los PGE presentados por el grupo socialista en el Congreso de la nación. Unos pocos votos que, para Sánchez, le representarían el poder prolongar su mandato hasta el marzo del 2020, siempre que no hubiera más deserciones en el grupo tan dispar, tanto en ideas como en representación parlamentaria, que lo está apoyando en la Cámara Baja.


En todo caso, si el señor P.Sánchez del PSOE, no consigue su propósito de aprobar los PGE para el 2019, no será por falta de apoyo mediático ni porque las TV, tanto la pública como las privadas, con especial mención a las catalanas, convertidas en una de las armas más efectivas de propaganda de la causa soberanista catalana a causa de que ni el PP en su momento, cuando aplicó a Cataluña el 155 ni los del PSOE cuando han sido ellos los que han ocupado el Gobierno de la nación, se han atrevido ( y lo van a lamentar mucho en lo sucesivo) a incluir a la TV y a Cataluña Radio, entre los que contribuyeron al intento de golpe de Estado del pasado final de año, desde que tuvo lugar lo que, para muchos, tuvo la calificación de revolución contra el Estado y sus instituciones.


Nos duele decir que, de los pocos medios de los que disponen los partidos más conservadores de centro y de centro derecha, como es el caso de la Cope del señor Carlos Herrera, para oponerse tanto a la prensa y TV de Cataluña, como a la TV1 estatal ( en manos de las huestes socialistas capitaneadas por una de sus más recalcitrantes y, por qué no decirlo, de sus más totalitarias defensoras, la señora Rosa Mº Mateo, un ejemplo más del peligro de este feminismo vengativo e intransigente; y otras cadenas: como la TV6, la TV 4 y la TV 5) y defender a capa y espada los postulados de quienes no transigen con la idea de que España quede en manos de semejantes grupos de personajes, en los que lo único que se puede encontrar es odio, revancha, rencor, desafección, intentos de aplicar regímenes totalitarios y defensores de los gobiernos bolivarianos que, todavía, siguen subsistiendo en América latina, donde repúblicas como Venezuela, Bolivia o Nicaragua, países donde lo único que existen son ejemplos explícitos de la clase de democracias de las que presumen cuando, en realidad, sus dirigentes no son más que dictadores totalitarios incapaces de respetar los derechos humanos, las libertades individuales y el derecho de las personas a vivir en libertad.


Y cuando hablamos de que nos duele lo que sucede en ciertos programas que se consideran de centro o derechas, nos referimos a que el señor Herrera, director del programa de la mañana de la Cope, seguramente debido a este falso pudor que los de derechas sienten ante la posibilidad de que, en las tertulias que tiene su programa, no asista algún representante del progresismo o del socialismo que actúe de contrapeso respecto al resto de los periodistas y personas de la sociedad que suelen asistir, cada mañana, a la tertulia, y que tienen una marcada inclinación hacia la derecha; ha incorporado a algunos periodistas que evidencian su preferencia por las izquierdas, seguramente influidos por este progresismo del que parece que tienen que hacer gala los periodistas jóvenes como es el caso de esta chica, Sonsoles Ónega, hija de Fernando Ónega, el periodista, a la que, seguramente, le ha sido más fácil entrar en la TV y en la misma radiofonía que a cualquier otro miembro de su promoción de periodismo, ya que el peso de la figura de su padre, como periodista de talla y prestigio, no hay duda que impone mucho a la hora de negarle un favor para su hija. En realidad esta señora se caracteriza por uno de los habituales vicios que suelen acompañar a estas jóvenes feministas, que se ven en la obligación de imponerse a los varones en cualquier lugar al que asistan, que se atribuyen una veteranía de la que carecen y que actúan con esta pedantería propia de aquellos que, porque han estudiado una carrera, se creen en la obligación de hacer ostentación, venga o no a cuento, de sus conocimientos. Un personaje de evidente tendencia socialista y progre, una niña pija como lo demuestra su engolamiento al expresarse, que no creemos que sea un tertuliano o tertuliana adecuado para una emisora que pertenece a la Iglesia y que debería, como ha hecho siempre, procurar defender los valores comunes que tiene la Iglesia católica y las derechas del PP sin interferencias distorsionadoras.


Tantas emisoras de radio en las que sus tertulias carecen de representación de derecha o centro derecha; tantas otras que sólo dan lugar a que asistan radicales separatistas y soberanistas y de las que se excluyen sistemáticamente a representantes que aporten otro tipo de ideas y tantas TV en las que lo único que se ofrece a sus espectadores, son tertulias, programas de promoción, documentales y demás ofertas visuales en defensa del progresismo, el separatismo o el comunismo; deberían de convencer al señor Herrera que no es preciso que, en su programa, incluya a reporteros representantes de las izquierdas o visitantes separatistas. Puede que, para programas de otra índole, para debates políticos pre-electorales o para cuestiones muy puntuales fuere preciso darles cancha a las izquierdas pero, como señores adictos y habituales para las tertulias del señor Herrera, personajes como Carmelo Encinas o la propia Sonsoles Ónega, parecen no tener lugar en una emisora de radio en la que, el 90% de sus oyentes, son personas que no se sienten a gusto con personajes tan contrarios a la forma de pensar de la derecha o el centro derecha, como son estos periodistas mencionados, sin que ello les prive de los méritos que pudieren tener como periodistas, que sin duda los tendrán, pero no para formar parte de una emisora en la que no deberían haber sido admitidos.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, quisiéramos que, ante la evidente campaña feminista en contra del sexo contrario, campaña que ya tiene la consideración de un acoso y derribo indiscriminado contra los varones y los intentos de determinados partidos políticos de izquierdas de criminalizar, deslegitimar y declarar como enemigos a determinados partidos que gozan de todas las cualidades, tantas o más que el resto, para formar parte de la democracia española, algo que sería muy discutible si viéramos determinados comportamientos poco democráticos de los comunistas bolivarianos o de los mismos separatistas catalanes y, no obstante, se les sigue considerando como dignos de pertenecer a democracia en la que no parecen creer, si es que nos atenemos a sus actuaciones. ¿Trata por igual la Constitución a todos los partidos políticos inscritos en el correspondiente registro o, existen diferencias impuestas por aquellos que se atribuyen derechos de los que, en realidad, carecen? Hasta el TS da muestras de haber caído en la trampa feminista, cuando de una forma absolutamente arbitraria y contraria a la propia Constitución, pretende legitimar un trato distinto para los delitos de género, según se trate de hombres o mujeres ¿ no habíamos quedado que hombres y mujeres tenían los mismos derechos? pues entonces ¿a qué estamos jugando, señores?.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Historia Maldita en América del Sur

La historiografía sudamericana sigue intentando narcotizar a las naciones de las antiguas colonias con una memoria adulterada, disecada y llena de olvidos interesadamente voluntarios

Irrespetuoso respeto

“No hay respeto por otros sin humildad por uno mismo” Henri Frederic Amiel

¿Qué se propone Oscar Camps el capitán del Open Arms?

“Siente el pensamiento, piensa el sentimiento.” Miguel de Unamuno

La luz del mundo

La luz y las tinieblas son incompatibles

Derrochas el dinero, pero en realidad es tu vida

“Derrochamos nuestra vida como si fuera algo renovable”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris