Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Religión   Opus Dei   -   Sección:   Opinión

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XI)

​Quedamos ayer en que el lector repasaría los puntos 14 y 15 de la carta del prelado del Opus Dei de 2 de octubre de 2011 y hoy los comentaríamos
Antonio Moya Somolinos
@tiotognin
domingo, 17 de junio de 2018, 08:50 h (CET)

Vayamos, pues con los comentarios. Recomiendo que el lector tenga delante el texto de los mencionados puntos. Como el comentario es algo largo, me dedicaré hoy al punto 14 y mañana comentaré el 15. Sobre el punto 14 diré lo siguiente:


Primero.- Cuando el prelado habla de la "charla" o "confidencia" encuadrándola entre los "medios de formación", y sosteniendo a la vez que se trata de "dirección espiritual", está incurriendo en una contradicción en los términos, la cual no será detectada por quienes no sepan con precisión qué es dirección espiritual y qué es un medio de formación.


Para empezar, los medios de formación hacen referencia al fuero externo, mientras que la dirección espiritual hace referencia al fuero interno. Esto es importante, porque para cumplir el fin pastoral de la prelatura, los laicos que suscriban acuerdo con ella, pueden comprometerse a recibir una formación, pero jamás se les podrá imponer una dirección espiritual, pues excede del fin pastoral y además está prohibido por el canon 630 del Código de Derecho Canónico.


Esto viene siendo vulnerado sistemáticamente en el Opus Dei desde los comienzos. La ambigüedad con que se expresa el prelado del Opus Dei en este punto, forma parte de la polisemia habitual del Opus Dei, por medio de la cual, se dice una cosa con intención de que quien oiga, entienda otra y nunca pueda decir que no se ha dicho lo primero.


Además, desde el Concilio Vaticano II, el concepto "dirección espiritual", sobre todo aplicado a laicos, está en desuso y cada vez se emplea más el de "acompañamiento espiritual", que no es sinónimo del primero, pues mientras en la dirección espiritual hay un director, que dirige, y un dirigido que obedece, en el acompañamiento espiritual hay un alma que busca la ayuda de la compañía en otro, el cual se pone a su lado para andar juntos el camino, pero ni dirige ni aconseja, salvo que se lo pida el primero, el cual es quien toma por si mismo las riendas de su propia alma y de su vida, quien lleva a cabo un discernimiento exclusivamente personal, y quien toma, él solo, las decisiones que crea oportunas, sin tener que dar cuenta a nadie.


Para entender todo esto, podemos comparar los puntos de "Camino" dedicados a "Obediencia" y a "Dirección" con el documento Evangelii Gaudium, del Papa actual, texto programático de su pontificado, sobre la evangelización, en el que jamás utiliza el término "dirección espiritual", y por el contrario, dedica al "acompañamiento espiritual" los puntos 169, 170, 171, 172 y 173 de la Exhortación. El tratamiento que da uno y otro autor a este asunto es como de la noche al día.


En el Opus Dei, la charla siempre ha sido y es obligatoria, siempre ha sido y es pura y dura dirección espiritual a la que hay obligación de obedecer; llevada, no por quien cada cual se busque libremente, sino por quienes los directores del Opus Dei designen; semanal para numerarios y agregados, quincenal para supenumerarios. Esto se ha hecho y se hace así desde siempre, desde antes del 2 de octubre de 2011 y también con posterioridad a esa fecha. La carta de 2 de octubre de 2011 solo ha servido para taparle la boca al Papa, pero de puertas adentro, se ha seguido y se sigue haciendo igual.


Quede claro que esto, además de engañar, es desobedecer a las leyes de la Iglesia y a la autoridad del sumo pontífice.


Segundo.- Dice el prelado que el objeto de la charla es "facilitar que las personas asimilen con fidelidad el espíritu que nuestro Fundador recibió de Dios y nos transmitió,". Es lógico que en cada institución de la Iglesia se tienda a potenciar los valores diferenciales del carisma de esa institución, dentro de la santidad común de todos los cristianos.


Sin embargo, en la charla que se practica en el Opus Dei, en vez de pretender que el objetivo de la dirección espiritual sea la identificación con Cristo, lo que se pretende es que se asimile la espiritualidad del fundador. Claro reduccionismo, en donde se pierde de vista el todo para quedarse con la parte, lo cual es característico de las sectas, sean de la Iglesia Católica o de donde sean.


Hasta aquí lo que quería comentar respecto al punto 14 de la carta del prelado del Opus Dei de 2 de octubre de 2011. Mañana comentaremos el punto 15.

Comentarios
Pepote Ivars 12/jul/18    00:09 h.
Angel 20/jun/18    22:17 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris