Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Unicef: Mensaje en una tarjeta

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 14 de diciembre de 2005, 23:47 h (CET)
De un tiempo a esta parte asistimos a la pretensión de grupos de presión, de introducir en la legislación internacional a través de Naciones Unidas, la llamada reingeniería social del "género". Una de las cuñas es la llamada educación y sanidad sexual y reproductiva, es decir, justificar el aborto. Desde Hazteoir.org se denuncia que las tarjetas de Unicef sirven para financiar acciones que atentan contra la vida y la dignidad humana, como demuestran informes solventes que las acciones de este organismo favorecen y promueven entre otras cosas: campañas a favor del aborto o de esterilización entre mujeres jóvenes, edición de libros destinados a niños que informan sobre educación sexual-hedonista. La denuncia a la LOE de las asociaciones de padres de alumnos, porque es la puerta para reeducar a los niños en la "diversidad afectivo-sexual" es un botón de muestra de la agenda de género.

Si se nos viene avisando de propuestas en la ONU sobre la limitación de la patria potestad de los padres, para los asuntos de identidad sexual y reproductiva, demuestra que la legislación socialista no es un caso ni aislado ni encapsulado.

La benignidad del mensaje de la Navidad en una tarjeta, que nos legó N.S. Jesucristo, se está utilizando. No resulta ocioso pues, que la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Presidencia, María Teresa Fernández de la Vega, comunica oficialmente que "felicitarán estas Navidades con tarjetas de UNICEF en las que se recuerda que la educación de los niños, y sobre todo de las niñas, es una de las asignaturas pendientes de nuestro mundo".

Si contradictorio es que un gobierno laicista felicite LA NAVIDAD cristiana, no lo es tanto que el bombón envuelto sirva para patrocinar el aborto y la agenda de género. Lo dice claramente la tarjeta de UNICEF: "El propósito de UNICEF es que las niñas vayan a la escuela, asegurándose su permanencia y formándolas para que desarrollen las habilidades necesarias para su éxito en la vida". Educar a las niñas en el desarrollo de sus habilidades, sobran las palabras.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris