Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Religión   Dios   -   Sección:   Opinión

Mes de mayo, mes de María

Cuando las cosas se ponen feas y difíciles María, la Madre de Jesús, nos dará su ayuda
Francisco Rodríguez
viernes, 4 de mayo de 2018, 06:48 h (CET)

El mes de mayo está dedicado a María. Hemos llenado nuestras ciudades, nuestros pueblos, nuestros caminos con imágines de María, la madre de Jesús, la sacamos en procesión y le cantamos, hacemos fiestas y romerías, pero en realidad qué representa María, la Virgen, para cada uno de nosotros, si es que sigue representando algo.


En este tiempo que se dice de libertad, tiempo moderno y desenfadado, que está terminando con la familia, que tolera las procesiones como tipismo, pero no admite la proclamación pública del evangelio de Jesús ni la difusión y defensa de sus valores, que ha exaltado la sexualidad a gozar del placer sin responsabilidad, pero rechaza la castidad, la alegría de la maternidad, de la paternidad, de la unión amorosa de por vida, de la transmisión de padres a hijos de los valores que dan sentido al amor entre un hombres y una mujer.


Aunque desde la Unión Europea o la Asamblea de las Naciones Unidas se ande tergiversándolo todo, con nuevos derechos, como el derechos al aborto que obligatoriamente han de dispensar los gobiernos, con una iniciación cada vez más precoz de la sexualidad en los niños, que está produciendo resultados desastrosos, la propaganda para cambiar de sexo, junto a la prohibición a los padres para ayudar a sus hijos en este trance, el panorama no me resulta tranquilizador.

Tampoco me resulta tranquilizadora la proliferación de manifestaciones multitudinarias con gritos y puños en alto, exigiendo esto o aquello, pero de inmediato. ¿Quién impulsa tanta manifestación y tanto griterío? ¿Tratan de emular las manifestaciones de mayo del 68? ¿Qué importante aportaciones de progreso nos trajo aquello?


Necesitamos retornar a nuestras raíces cristianas y el mejor camino para ello es María, la llena de gracia, la madre de todos los pecadores, la que nos invita a la humildad, en estos tiempos de soberbia, la que nos invita a la castidad, en estos tiempos de desmadre, la que nos invita a la oración, en estos tiempos de increencia.


Hay que volver a Dios y reconocer que no somos capaces de idear un mundo más justo, ni más solidario pues el que estamos produciendo es un mundo envejecido que camina hacia la catástrofe. Si no aumenta la natalidad, por mucho que gritemos en las plazas, el sistema de pensiones se hundirá de forma irremediable.


Hay que volver los ojos a María para que nos lleve de nuevo a Jesús. Por supuesto que el demonio tratará de impedir cualquier vuelta al cristianismo y a la devoción mariana. Pero es necesario que poco a poco, grupos de cristianos nos consagremos a María y busquemos su apoyo con constancia y entusiasmo. La mano de la Virgen está siempre dispuesta a ayudar, pero hace falta confiar más en ella que en nuestras soluciones, nuestras ideas, nuestras algaradas que nacen de la soberbia que nos inyecto el demonio, ayudado de infinidad de medios, que nos repiten machaconamente que Dios no es necesario, que nos bastamos nosotros solos y ¡así nos va!


Invito a las personas a recordar los tiempos en que la Virgen María representaba algo en sus vidas y quizás hasta la recitaron algún verso en este mes tan hermoso.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Una Constituyente?

La Constitución de 1978 no prevé el caso de la reciente sentencia del caso Gürtel que pone en duda la veracidad de las declaraciones del presidente en sede parlamentaria

La jungla urbana

​No se dan cuenta los señores políticos que han perdido por completo la credibilidad para el común de los mortales

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris