Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
Marruecos es para África, lo que México para Centroamérica, y el destino de España está ligado cada vez con más fuerza al Reino Alauí debido al problema migratorio

Es conocido que los migrantes que ingresan a la península ibérica por el sur, lo hacen a través de las playas, trasponiendo puestos fronterizos o saltando vallas que protegen a ciudades que el Reino de España sostiene como suyas en territorio marroquí, como Ceuta o Melilla. Ninguna de estas vías es factible emplear sin llegar a Marruecos, que representa es al Magreb lo que México es a Centroamérica.


La responsabilidad de Marruecos en este fenómeno es limitado, dado que ha sido siempre una tierra abierta a quien quiera residir en ella, paradigma del islam tolerante y cuyos habitantes han vivido siempre alejados de sentimientos como el chauvinismo o la xenofobia que aquejan a muchos europeos.


Mientras la España de Carlos V y Felipe II sacrificó la prosperidad que no fue de un imperio en el que nunca se ponía el sol, malgastando el oro arrebatado manu militari a los pueblos originarios de América, en empresas inciertas como perseguir al demonio y herejes, Marruecos fue la tierra prometida para judíos, musulmanes y cristianos excomulgados que simplemente cambiaron de orilla. Talentosos intelectuales, artesanos y trabajadores de todas las religiones, encontraron un hogar en la otra orilla del “mare nostrum” romano, contribuyendo a forjar un espléndido acervo cultural con el cual Marruecos maravilla al extranjero hasta el día de hoy.


Tragedias de la cultura como el racismo o el jingoísmo, que con tanta frecuencia resurgen una y otra vez en Europa, están lejos de viciar a la mentalidad marroquí aunque sean intransigentes cuando se trata de defender su integridad territorial.


Hoy el itinerario de la inmigración une Dakar, en Senegal, con Nouadhibo, Mauritania, para seguir hasta la frontera sur de Marruecos. De allí los migrantes, muchos de ellos niños, se dirigen a las principales ciudades marroquíes donde se unen con grandes flujos migratorios de argelinos aquejados por la crisis política y económica de su país, tanto como a marfileños y nigerianos.


Otra ruta pasa por Malí y Argelia para desembocar en Oujda, ciudad fronteriza donde precisamente en septiembre se reunirán intelectuales de todo el mundo para analizar un concepto que Marruecos pretende revalorizar: el de capital inmaterial.


Tanto la seguridad de los países europeos cercanos al Magreb, que a excepción de Marruecos constituyen casi todos criaderos de radicalismo religioso, como el problema de la inmigración, han acentuado la importancia estratégica de Marruecos ante España y sus vecinos.


Tanto es así, que previendo cualquier mala interpretación sobre una gira latinoamericana del presidente español Pedro Sánchez previa al tradicional viaje a Marruecos, la elite gobernante española decidió enviar a la fiesta del Trono a los más importantes referentes del signo que maneja el poder. El ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el ex ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, participaron de la Fiesta Nacional marroquí unas semanas atrás y en sus declaraciones despejaron toda duda al respecto.


Los españoles explicaron que el tradicional primer viaje de su gobernante al Reino de Marruecos no pudo realizarse debido a que este país se encontraba en pleno Ramadán, y el Rey Mohammed VI fuera del Reino.


El gobierno español también abogó recientemente ante la Comisión correspondiente de la Unión Europea, por una mayor ayuda a Marruecos, considerado aliado preferente, y sus líderes reconocieron una vez más que la solución al problema del Sahara solo es factible bajo liderazgo marroquí.


Quienes refutan lo señalado por la historia respecto este anacrónico litigio sin pista de aterrizaje, pronto deberán enfrentarse a realidades mucho más consistentes como las razones económicas, políticas, diplomáticas y de seguridad nacional.

Artículos del autor

​Al cabo de tantos años de utilizar el problema del Sahara como arma arrojadiza contra el gobierno de turno, finalmente la izquierda española parece haber optado por la sensatez.
​Se llama capital inmaterial al que no se muestra como algo físico, se trata muchas veces del conocimiento, la aptitud, las habilidades de una persona, muchas veces fusionado con el capital humano, a veces relacionado con la educación o capacitación de las personas.
​Este lunes 30 de Julio se celebra La Fiesta del Trono, una celebración nacional marroquí que todos los años conmemora la entronización del monarca en funciones. El Rey Mohammed VI de Marruecos fue entronizado en estas mismas fechas del año 1999.
​Spruille Braden es siempre recordado cuando se habla del ascenso al poder de Juan Domingo Perón, como el diplomático a quien el caudillo argentino desafió con el exitoso eslogan “Braden o Perón”, que le permitiò ganar las elecciones de 1946.

Ratificando su voluntad de estrechar relaciones bilaterales más allá de toda frontera o sesgo ideológico, luego de ser el primer líder paraguayo en sostener un encuentro con un presidente ruso, Mario Abdo Benítez visitó esta semana al presidente Evo Morales en La Paz.

En las últimas semanas he recibido ataques en mis cuentas de redes sociales, debido a publicaciones sobre una guerra cuyas verdaderas motivaciones, decenas de miles de muertos siguen esperando explicación.

Hace poco más de un mes, el 22 de abril de este año, los paraguayos eligieron como presidente a Mario Abdo Benítez, a quien muchos suponían en años posteriores a la caída del dictador Alfredo Stroessner, condenado al ostracismo por el resto de la eternidad.
​Semanas atrás, los cineastas bolivianos Franco Traverso y Oscar Salazar Crespo anunciaron la producción de una película sobre la participación del club The Strongest de La Paz en la guerra del Chaco, que en los años treinta del siglo XX enfrentó a Bolivia y Paraguay.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris