Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

Este 29 de Septiembre de 2018 en la zona fronteriza entre Marruecos y su principal antagonista africano, Argelia, se realizará un foro sobre una cuestión que ha generado roces en la cumbre de Salzburgo concluída ayer.


El grave problema humanitario generado por estas fechas en islas de Grecia, es un dilema comunitario en Marruecos, que fiel a una tradición milenaria, acoge a extranjeros en su territorio valorando el capital inmaterial que representan.

Accidentes trágicos en la historia de la cultura como el racismo o el jingoísmo, que emergen una y otra vez en el otro extremo del mare nostrum, están lejos de ser un denominador relevante en la mentalidad marroquí.


Como lo ha expresado lúcidamente su líder nacional y monarca Mohammed VI, lo peor que puede suceder a un país es quedar aislado del mundo, rechazando los aportes extranjeros a una nación. Esta idea no implica que los marroquíes dejen de ser intransigentes cuando se trata de defender su integridad territorial, en casos como sus derechos al territorio otrora conocido como Sahara español.


En la cumbre de Salzburgo se ha acusado, no sin fundamento, a las ONG de estar en contubernio con los traficantes de seres humanos, impidiendo a los guardacostas del Magreb rescatar a los migrantes y devolverlos a su costa de origen, citando casos concretos.


Sin embargo, este mismo conglomerado de líderes políticos ha incentivado muchas veces el mismo despropósito cuando se trata del Sahara Occidental marroquí, otrora Sahara español, donde a pesar de las graves denuncias sigue alimentando la propaganda montada por Argelia para perjudicar a Marruecos.


Con el mismo mecanismo, Argelia ha quedado una verdadera ruta artificial que desde el África subsahariana, fundamentalmente malí, pasando por territorio argelino y desembocando en Oujda.


La diplomacia española hizo saber esta semana que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha intentado exportar su idea del muro divisorio con su vecino azteca al continente africano, proponiendo un muro aislante que se extienda a lo largo de casi cinco mil kilómetros involucrando a una docena de países, entre ellos Marruecos, Tunez, Libia, Mali, Mauritania, Egipto, Argelia, Chad y Nigeria.


Le envergadura de dicho muro prácticamente duplicaría la frontera entre México y Estados Unidos.

Mas de treinta mil africanos han llegado a España en lo que va del año, y los principales polos que atraen estos inmigrantes son dos ciudades que dicho país se empeña en mantener en territorio marroquí: Ceuta y Melilla. Ello mientras reclama Gibraltar a los ingleses, y pretende que el Reino de Marruecos respete lo que el colonialismo español dibujó en el mapa africano, deshaciéndose de su territorio sahariano del cual emergieron cuatro dinastías de sultanes que gobernaron Marruecos.


Austria, país natal de Adolf Hitler, lidera una propuesta de frenar la inmigración en territorio africano, algo que Marruecos rechaza rotundamente. A pesar de reiteradas promesas de colaboración para paliar la grave situación creada por la pobreza derivada de un comercio injusto manejado por los países ricos, a la que se suma una guerra en Siria que es responsabilidad de los mismos culpables, la ayuda europea a los países magrebíes ha sido nula en este problema.


Razón demás para prestar atención al foro que la semana entrante tendrá lugar en Oujda, a pocos kilómetros de la frontera entre Marruecos y Argelia.

Artículos del autor

Este 29 de Septiembre de 2018 en la zona fronteriza entre Marruecos y su principal antagonista africano, Argelia, estaré presentando mi libro “Sahara marroquí más allá del Sahara Occidental”.

​Hace pocos días, manifestantes en pro y en contra de un monumento a la causa confederada denominado “Silent Sam”, se enfrentaron en el predio de la universidad de Carolina del Norte derivando la gresca en varios arrestos.

Ninguna de estas vías es factible emplear sin llegar a Marruecos, que representa es al Magreb lo que México es a Centroamérica.La responsabilidad de Marruecos en este fenómeno es limitado, dado que ha sido siempre una tierra abierta a quien quiera residir en ella, paradigma del islam tolerante y cuyos habitantes han vivido siempre alejados de sentimientos como el chauvinismo o la xenofobia que aquejan a muchos europeos.Mientras la España de Carlos V y Felipe II sacrificó la prosperidad que no fue de un imperio en el que nunca se ponía el sol, malgastando el oro arrebatado manu militari a los pueblos originarios de América, en empresas inciertas como perseguir al demonio y herejes, Marruecos fue la tierra prometida para judíos, musulmanes y cristianos excomulgados que simplemente cambiaron de orilla.

​Al cabo de tantos años de utilizar el problema del Sahara como arma arrojadiza contra el gobierno de turno, finalmente la izquierda española parece haber optado por la sensatez.
​Se llama capital inmaterial al que no se muestra como algo físico, se trata muchas veces del conocimiento, la aptitud, las habilidades de una persona, muchas veces fusionado con el capital humano, a veces relacionado con la educación o capacitación de las personas.
​Este lunes 30 de Julio se celebra La Fiesta del Trono, una celebración nacional marroquí que todos los años conmemora la entronización del monarca en funciones. El Rey Mohammed VI de Marruecos fue entronizado en estas mismas fechas del año 1999.
​Spruille Braden es siempre recordado cuando se habla del ascenso al poder de Juan Domingo Perón, como el diplomático a quien el caudillo argentino desafió con el exitoso eslogan “Braden o Perón”, que le permitiò ganar las elecciones de 1946.

Ratificando su voluntad de estrechar relaciones bilaterales más allá de toda frontera o sesgo ideológico, luego de ser el primer líder paraguayo en sostener un encuentro con un presidente ruso, Mario Abdo Benítez visitó esta semana al presidente Evo Morales en La Paz.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris