Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
Medios del mundo árabe piden a los países de esa región prestar mayor atención a los países sudamericanos con buen desempeño económico, a la hora de realizar inversiones
El experimentado y prestigioso analista marroquí Hassan Abachahbar ha publicado recientemente en varios medios del mundo árabe su opinión con respecto al tema de las inversiones árabes en América Latina, y entretelones del conflicto del Sahara que Argelia se ha ingeniado en mantener anclado a pesar del paso del tiempo.

El columnista enfatiza la paradoja de que aunque Paraguay es el país sudamericano de moda para inversores de todo el mundo, debido a un largo y excepcional periodo de crecimiento sostenido de dos dígitos, garantías legales y otras oportunidades, los inversionistas árabes parecen sentirse más atraídos por los vecinos Argentina y Brasil.

Hasta hace poco, solo el Líbano tenía embajada en Asunción, aunque muchos países poderosos y con gran peso internacional hayan renovado su entusiasmo por la actuales condiciones reinantes en este país. Algunos indicadores al respecto son la reapertura, el 2 de Octubre de 2013, de la Embajada del Reino Unido de Gran Bretaña, que había alegado motivos presupuestarios para abandonar el país ocho años antes. En julio de 2015, el Paraguay volvió a contar con embajada de Israel, cuya legación diplomática se había ausentado en el año 2002, alegando los mismos motivos. Paraguay también abrió sus puertas a los países del Golfo árabe, y sumó la primera embajada de Qatar.

Se estima que la presencia árabe no se robusteció del todo debido a las misiones que Irán y Argelia enviaron al Paraguay con vagas promesas de inversiones que quedaron en la nebulosa. La estrategia ya había resultado anteriormente con países como Uruguay.

El gobierno de Fernando Lugo, entre el 2008 y 2012, intentó sostener una especie de neutralidad engañosa, dado que compromisos con gobiernos de la región lo ligaban a la estrategia geopolítica trazada por el líder venezolano Hugo Chávez, de gran influencia en años recientes.

Los responsables de la política exterior de Lugo estuvieron en Rabbat varias veces, y anunciaron la apertura de una embajada de Paraguay en Marruecos, la segunda con la cuenta el país en el mundo árabe. Lo que parecía un encuentro irreversible de dos países unidos por grandes similitudes y una historia de heroísmo en defensa de sus territorios, Paraguay y Marruecos, se vio ralentizado a causa del nombramiento de Jorge Lara Castro como canciller paraguayo.

Los compromisos de Lara Castro con ONG que industrializan la pobreza y sacan provecho de conflictos como el del Sahara, bien conocido en Asunción, llevó a que el país se comprometa con los lobbies argelino e iraní. El desliz cobró estado público a través de la prensa paraguaya, que acusó a Lara Castro de recibir sobornos de los enemigos de Marruecos, acusación que nunca respondió.

Tendría que llegar al poder el presidente Horacio Cartes, en agosto de 2013, para poner las cosas en su lugar.

Apenas asumió el nuevo gobierno, el Paraguay dejó de lado su política vacilante con respecto al problema del Sahara marroquí, antiguo Sahara español y fallido Sahara Occidental.

Ya en enero de 2014, el Paraguay emitió un documento de inequívoco respaldo a la integridad territorial de Marruecos, haciendo a un lado las dudas y letargo de su diplomacia. Al mismo tiempo, dejó de tener relaciones con la supuesta república Árabe Saharaui Democrática, sostenida fundamentalmente para servir los intereses argelinos.

El histórico apoyo paraguayo fue efusivamente agradecido en enero de 2016 por el canciller Salahedin Mezuar, quien en conferencia de prensa anunció la apertura de una embajada del Reino de Marruecos en Paraguay, aunque aún la misma haya entrado en funciones.

Entre otras razones, por el largo proceso de negociaciones para conformar al nuevo gobierno que debieron ser zanjadas por el mismo Rey Mohammed VI, quien solicitó el paso al costado de Abedelilah Benkirán, quien deberá ceder espacio para formalizar la coalición de partidos que gobernará el país.

Es de esperar que con el fin de estas negociaciones, merced a la sabia intervención del monarca alaoui, se logre materializar el esperado encuentro de dos pueblos que no solo recuerdan penurias compartidas, también las mismas raíces íberas y el mismo destino.

Artículos del autor

Aunque los periodistas que cobran un salario en ABC color y otros medios relacionados con el empresario Aldo Zuccolillo pretendan lo contrario, el dueño de sus opiniones y del diario donde escriben es bien conocido en la sociedad paraguaya y su mundillo político.
En la madrugada del 9 de julio de 1938, un acuerdo secreto para que Bolivia y por su intermedio, la Standard Oil company, preservaran la zona petrolífera del Chaco, fue firmado en Buenos Aires.
Reclutar a menores de edad para servir en conflictos armados está prohibido por el derecho internacional humanitario, tanto en tratados como en el derecho consuetudinario, y se encuentra tipificado como crimen de guerra por la Corte Penal Internacional.
Una Enmienda constitucional que habilite la reelección presidencial ha generado una verdadera sicosis de ciertos empresarios de la prensa en Paraguay, quienes han pretendido instalar en la opinión pública una serie de falsedades acordes con sus intereses.
E ensayista y novelista estadounidense Charles Dudley Warner escribió que la historia es, básicamente, un largo lamento por las oportunidades perdidas. Aplicando ese concepto a la historia de las campañas negativas de la prensa paraguaya, está perfectamente claro que detrás de cada una de ellas hay un jugoso negocio con el estado perdido.
Una Enmienda Constitucional no es algo que deba tomarse a la ligera, pero el líder de la prensa empresarial paraguaya, Aldo Zuccolillo, ha decidido escenificar una versión libre de la fábula del Pastorcito Mentiroso, publicando una y otra vez fechas y horarios falsos sobre el supuesto tratamiento del tema en el Congreso.
El Tiranosaurio de calle Yegros sigue confirmando que poco le importa el progreso del país, la tranquilidad de la población y la imagen que pueda proyectarse al exterior cuando se trata de defender sus intereses empresariales.
Como lo esperaba toda la opinión pública mundial, finalmente el enviado de Ban Ki Moon al Sahara Occidental, Christopher Ross, presentó finalmente con bastante retraso su esperada renuncia este lunes 6 de marzo.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris