Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
La crisis gestada en un problema sanitario, ha tenido derivaciones en otros ámbitos, que pusieron a prueba al mismo Marco Aurelio

El papel de la historia ante una crisis como la pandemia que hoy vivimos, ha sido siempre juzgar el pasado para instruir el presente en beneficio del futuro.

Un personaje polifacético que sin proponérselo dejó su huella en la historia fue Marco Aurelio, el recordado emperador filósofo, a quien una pandemia que se extendió por todo el imperio romano puso a prueba. Fue la peste antonina, que alude a la dinastía a la cual pertenecía, y que también fue conocida como plaga de Galeno, en memoria del famoso médico del citado emperador cuyo nombre es hoy sinónimo de profesional médico.

Lucio Vero, que cogobernaba el imperio, había emprendido una campaña en Oriente donde sus legiones sufrieron el azote de una enfermedad desconocida que hoy se supone era la viruela.

Una pandemia es un problema sanitario, pero sus consecuencias también pueden ser militares, y la peste antonina lo demostró. Debilitado por la epidemia que afectaba sus legiones, Vero debió firmar la paz con los partos y retirarse de Mesopotamia.

Para colmo de males, en su penosa retirada con tropas enfermas el mismo Vero enfermó y falleció, y sus tropas importaron la enfermedad a occidente. Ello puso a prueba al emperador filósofo, quien no se intimidó por la grave situación.

Una de las máximas de Marco Aurelio era que al hombre no se le presenta jamás una dificultad que sea incapaz de superar. También es famoso su pensamiento sobre los consejos: consideraba que los mejores eran aquellos que uno se daba a sí mismo.

Precisamente sus anotaciones las hacía bajo el título de “Consejos a mí mismo”.

Hoy asistimos a una pandemia que ha logrado interrumpir los campeonatos deportivos e incluso las olimpiadas, debido al aislamiento social impuesto por las circunstancias. Aunque hace dieciocho siglos no se conocía la cuarentena, existe un episodio de la peste antonina llamativamente similar.

A raíz de que la peste antonina diezmó las legiones y faltaban soldados, Marco Aurelio ordenó enviar gladiadores a combatir, lo cual generó descontento en Roma. Era parecido a lo que hoy para muchos representa suspender el fútbol por cuarentena.

Los romanos, amantes del circo, quedaron frustrados y en su amargura denostaban al emperador quejándose de que les privaba de sus costumbres recreativas y los quería hacer filosofar por la fuerza. Todo ello a pesar de que su gobernante solo estaba velando por la propia seguridad de su pueblo.

Tal vez la peste antonina incentivó el espíritu filosófico del emperador, y aunque no se conocían aún los medios ni métodos para enfrentar una pandemia, la filosofía demostró que podía contarse en el arsenal de opciones.

Contra viento y marea, Marco Aurelio sostuvo a su imperio enfrentando tanto las consecuencias políticas, sociales y militares derivadas de la pandemia. Mantuvo a salvo la integridad de su imperio, y demostró la eficacia del pensamiento en tiempos de una pandemia.

La disciplina de empezar por uno mismo fue uno de sus más eficaces legados morales, en un tiempo donde la conducta humana puede definir la propia supervivencia.

Galeno lo acompañó en el momento de su muerte, y consignó que sus últimas palabras fueron " al fin parece que me quedaré solo conmigo mismo" y las pronunció sonriendo. Después, hizo su último desfile triunfal. LAW

Artículos del autor

A mediados del siglo XIV, una humanidad teocéntrica imbuida de pensamiento mágico asistió al fracaso tanto de la medicina medieval como al de las recetas sugeridas por las autoridades religiosas. Se cree que la mitad de la población de Europa pereció víctima de su propia ignorancia y la incapacidad de quienes detentaban el poder para controlar la pandemia.

Una pandemia que ha crecido progresando más en la fantasmática popular que en la realidad objetiva, ha puesto contra las cuerdas no solo al capitalismo y a las ciencias médicas en todo el mundo, también ha sido la campana salvadora para anacrónicas dictaduras que estaban a punto de ser arrojadas al basurero de la historia.

Luego de más de un año de haber logrado uno de sus primordiales objetivos, la dimisión de un presidente fantasma incapaz de hablar, cumplimentar con otros jefes de estado e inclusive privado de poder aparecer ante su pueblo, las protestas en Argelia ni siquiera han tenido en cuenta al contubernio mediático-gubernamental cuyas consignas evidentes son paralizar con el miedo de la mayoría toda actitud contestataria a escala global.

La ciudad de Laayún en el Sahara de Marruecos acogió, del 26 al 28 de febrero, la tercera edición del Foro Marruecos-Estados Insulares del Pacífico bajo el lema dela consolidación de los lazos de cooperación, la aplicación de los compromisos contraídos en este sentido, la unificación de las voces y la promoción de la prosperidad compartida.

Los coroneles paraguayos, que se habían sacudido el estigma de nación vencida en la guerra con Bolivia, fueron factores de un axioma histórico que había sido enunciado por Montesquieu: “… cuando las legiones pasaron los Alpes y el mar, los hombres de guerra, obligados a permanecer durante muchas campañas en los países que sometían, perdieron poco a poco el espíritu ciudadano; y los generales, disponiendo de los ejércitos y de los reinos, adquirieron el sentimiento de su propia fuerza y no pudieron obedecer más”.El 17 de febrero de 1936, esos coroneles interpretaron el presente de entonces como no lo pudieron hacer los intelectuales ni líderes políticos del Paraguay, y sentenciaron la caída de un partido hegemónico.En aquel tiempo el gobernante partido liberal se enfrentaba a dos desafíos ineludibles: El primero era desmovilizar a un ejército integrado por jefes y soldados victoriosos, parte de un pueblo que como pocas veces se sentía merecedor de un destino mejor.

El monarca Mohammed 6 de Marruecos sigue sorprendiendo con medidas progresistas a propios y extraños, y la última nota fue una histórica reducción de las tasas de interés para los préstamos concedidos a proyectos de jóvenes que deseen enfocarse en el rubro de la pequeña empresa.

Hace pocos años, el Reino de Marruecos levantó la planta solar más grande del mundo en su territorio, con su colosal torre que es la construcción humana más alta de Africa. Y hace pocas semanas, el mundo se enteró que solo dos países escandinavos, Suecia y Dinamarca, superan a Marruecos en sus esfuerzos por contrarrestar el cambio climático.

A más de cuatro décadas de un paradigma situacional de la represión dictatorial en Paraguay, algunos siguen reivindicando mentiras propaladas por los propagandistas del régimen neonazi que reinó entre 1954 y 1989 en Paraguay. En la madrugada del 30 de marzo de 1976, hace casi 33 años, se consumaba lo que la prensa paraguaya calificaría entonces como “un crimen pasional en Sajonia”.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris