Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Luis Agüero Wagner
Luis Agüero Wagner
Ignorando a las fuertes presiones contrarias a la integración, el presidente electo de Paraguay reafirmó su vocación por el entendimiento con la vecina Bolivia, liderada por Evo Morales

Ratificando su voluntad de estrechar relaciones bilaterales más allá de toda frontera o sesgo ideológico, luego de ser el primer líder paraguayo en sostener un encuentro con un presidente ruso, Mario Abdo Benítez visitó esta semana al presidente Evo Morales en La Paz.


“Buscamos avanzar en la exploración del tren (Bioceánico) que creo que está planificado desde Roboré hasta Carmelo Peralta para que también desde ahí se pueda articular desde un puerto de aguas profundas que vamos a tener en Carmelo Peralta también, la producción de Bolivia", declaró Abdo Benítez a la televisión pública boliviana poco después de arribar a La Paz.


Abdo Benítez fue recibido en el aeropuerto internacional de El Alto por el canciller boliviano, Fernando Huanacuni.

El presidente electo de Paraguay manifestó sus deseos de ampliar alianzas estratégicas con Bolivia, y se comprometió a impulsar el ingreso de este país como miembro pleno del MERCOSUR.


También aprovechó su visita para invitar al presidente Evo Morales a la toma de posesión del nuevo gobierno que asumirá en Asunción, el próximo 15 de agosto. El presidente boliviano aceptó complacido la invitación y anticipó que viajará a Asunción para inaugurar una nueva etapa en las relaciones paraguayo-bolivianas.


Ambos dignatarios aseguraron que profundizarán los lazos de amistad entre sus pueblos, tanto en lo energético, comercial, físico y otros ámbitos que faciliten la continuidad del desarrollo mancomunado.


En un cordial encuentro de más de una hora, Morales y Benítez ofrecieron una conferencia conjunta en el Salón de los Espejos, donde coincidieron en mutuo deseo de fortalecer los lazos de amistad, de cooperación mutua, alianza estratégica e integración efectiva.


Benítez elogió el desarrollo logrado por Bolivia durante los últimos años bajo liderazgo de Morales, destacando que el momento para profundizar la integración entre dos economías complementarias como la paraguaya y boliviana, es inmejorable.


Ambos presidentes enfatizaron el enorme potencial que podrían alcanzar las economías de sus dos países integradas, por la complementación y sinergia que representaría.


Por su parte el gobernante boliviano expresó su interés en incorporar a Paraguay a un proyecto de corredor ferroviario continental impulsado con la finalidad de unir los puertos del Atlántico y Pacífico tomando como base el territorio boliviano.


Paraguay y Bolivia se enfrentaron de 1932 a 1935 en una dolorosa y absurda guerra promovida por intereses petroleros, entre otros. Tanto los intereses en juego como los resultados de aquella disputa respondían a intereses extranjeros a la región, aunque la sangre la pusieran los nativos de ambos países.


Hoy más que nunca, es evidente que concretar el destino anhelado dependerá de la capacidad de los actuales líderes de ambas naciones de mantenerse ajenos a las presiones retrógradas subordinadas a intereses extraños a la región. 

Artículos del autor

En las últimas semanas he recibido ataques en mis cuentas de redes sociales, debido a publicaciones sobre una guerra cuyas verdaderas motivaciones, decenas de miles de muertos siguen esperando explicación.

Hace poco más de un mes, el 22 de abril de este año, los paraguayos eligieron como presidente a Mario Abdo Benítez, a quien muchos suponían en años posteriores a la caída del dictador Alfredo Stroessner, condenado al ostracismo por el resto de la eternidad.
​Semanas atrás, los cineastas bolivianos Franco Traverso y Oscar Salazar Crespo anunciaron la producción de una película sobre la participación del club The Strongest de La Paz en la guerra del Chaco, que en los años treinta del siglo XX enfrentó a Bolivia y Paraguay.
​Este jueves 14 de junio por la mañana se produjo un encuentro histórico entre los líderes de Rusia y Paraguay, cuando en el Kremlim se estrecharon la mano Vladimir Putin y Mario Abdo Benítez, antes de participar junto a otros jefes de estado de la inauguración del Mundial de Fútbol.

El 14 de junio por la mañana se producirá un encuentro histórico entre los líderes de Rusia y Paraguay, cuando dialoguen en el Kremlim Vladimir Putin y Mario Abdo Benítez, antes de participar junto a otros jefes de estado de la inauguración del Mundial de Fútbol.

​Hace poco más de un mes, el 22 de abril de este año, los paraguayos eligieron como presidente a Mario Abdo Benítez, a quien muchos suponían en años posteriores a la caída del dictador Alfredo Stroessner, condenado al ostracismo por el resto de la eternidad.
​El 30 de mayo de 1934, como uno de esos grandes cataclismos que dieron forma al mundo, una denuncia sensacional sacudió el mismo Congreso de Washington.
​Hace poco menos de un mes, el 20 de abril de este año, los bereberes de la Kabilia salieron a las calles para romper el silencio que envuelve su soterrada lucha independentista.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris