Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Javier Flores
Artículos económicos
Javier Flores
No resulta descabellado pensar que la economía española se encuentra actualmente en el punto de inflexión
A tenor de la mejora de los ingresos del Estado, los síntomas de que la prima de riesgo se asienta por debajo de los 300 puntos básicos (estaremos atentos a la evolución de la subasta de bonos que celebra el Tesoro en el día de mañana), la mejora del déficit en junio con un descenso del 8.2% en comparación con el mismo periodo del año pasado, unas cuentas de la Seguridad Social que arrojan saldo positivo en el primer semestre equivalente al 0,94% del PIB, la favorable evolución de la balanza comercial y a la espera de conocer la afiliación y el paro de julio, aunque persisten riesgos que no conviene ignorar, no es menos cierto que hay claros síntomas de una estabilización de la economía española.

Especialmente relevante resulta la mejora de la balanza comercial, en tanto que una debilidad de la demanda interna que se ve compensada por la mejora de la externa sigue siendo la principal característica que permite esperar una estabilización en la caída del PIB español hacia final de año. Tanto es así que la economía española moderó su contracción durante el segundo trimestre del año, al registrar un descenso del -0,1% en tasa intertrimestral, y mejorar tres décimas su caída interanual, hasta el 1,7%.

No resulta descabellado pensar que la economía española se encuentra actualmente en el punto de inflexión, gracias en gran medida a la buena evolución de las exportaciones (los datos de mayo apuntan a que las exportaciones de bienes continuaron creciendo a pesar de la recesión en Europa), que explican la menor caída del PIB. Es también destacable que las exportaciones españolas de bienes en mayo a países fuera de la Unión Europea están creciendo a un ritmo del 9% anualizado (al 5,5% desde inicio de año). Gracias a la positiva evolución de la balanza comercial y de la balanza de pagos España aminora la dependencia de la financiación extranjera y permite avanzar rápidamente en la corrección de sus desequilibrios exterior e interior.

Es cierto que España debe afrontar aún importantes reformas estructurales en un largo esfuerzo para recobrar parte de la competitividad perdida en los últimos 15 años, y que el presente es difícil, pero los datos más recientes son esperanzadores.

Artículos del autor

En 1638 Lope de Vega consolidaba en los versos de su comedia Las Cuentas del Gran Capitán la anécdota popular que se había producido más de un siglo antes, según la cual Gonzalo Fernández de Córdoba (militar cordobés conocido con el sobrenombre de El Gran Capitán) fue requerido por Fernando el Católico para rendirle cuentas de los gastos producidos por la conquista del reino italiano de Nápoles y Sicilia.
Dejamos atrás las citas con los bancos centrales que han permitido el rally alcista en las bolsas y comienza la semana con recogida de beneficios.
Esperando que las vacaciones hayan sido provechosas y de vuelta a la actividad normal, comenzamos la primera semana de un mes repleto de incertidumbres en el que, presumiblemente y en una fecha todavía desconocida, se producirá solicitud por España (¿e Italia?) de la intervención del FEEF, que a su vez es el primer paso para activar la secuencia de intervención y ayuda por parte del BCE. Cuanto más tarde se solicite, mayor será la intranquilidad.
La perspectiva semanal en Europa pasa, además de la reunión del viernes del Eurogrupo, donde se ha de aprobar el Memorándum de ayuda financiera a España, por las subastas del Tesoro de letras y bonos a lo largo de la semana pueden ser utilizadas como termómetro de la situación respecto a España.
El sentimiento del mercado volverá a estar dominado esta semana por los últimos acontecimientos en la crisis europea y la relajación de la política monetaria de los principales bancos centrales, con las citas principales al respecto de la crisis europea en la comparecencia de Mario Draghi en el Parlamento Europeo y las reuniones del Eurogrupo y Ecofin.
Habrá quien eche en falta un mayor papel de intervención geopolítica por parte de Estados Unidos en proceso de clara retirada en la región.
La victoria de Nueva Democracia representa un calmante para el mercado y esperamos una reacción positiva en las bolsas al menos en el corto plazo.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris