Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Carmen Muñoz
Carmen Muñoz
Atar para andar, para andar desatar
El idioma español es tan rico que tenemos palabras para definir extraordinariamente claro todo aquello que queremos expresar, solo hace falta conocimiento de vocabulario y expresión, para ello contamos con la disciplina gramática y lengua, llamémosle así genéricamente ya que ha pasado por varias denominaciones, que de forma concienzuda nos lo enseña estupendamente.

Los políticos actuales parece ser que desconocen tal asignatura, unos por exceso de palabras incoherentes, pueden pasarse dos horas hablando y no decir ni un solo concepto claro, otros por decir una cosa y la contraria dentro del mismo discurso, los de mas allá utilizan parábolas, no como lo hacía Jesucristo para hacerse entender sino para lo totalmente opuesto y los de mas acá con pleonasmos y equívocos quieren hacer colorear lo blanco en negro.

Los representantes de partidos políticos que se han radicalizado en el sentir separatista de su región al resto de España, no hacen más que marear la perdiz para ver si de alguna manera tiene cabida en el resto de los ciudadanos su ególatra idea, porque aun comprendiendo que es un desatino lo que propugnan, es tal el grado de soberbia y vanagloria que ostentan, que no pueden permitir el no conseguir sus propuestas para llevarlas a cabo.

El término Nación tiene dos acepciones: la política y la cultural. La primera en el ámbito jurídico-político, es un sujeto político en el que reside la soberanía constituyente de un Estado. La segunda es un concepto socio-ideológico más subjetivo y ambiguo que el anterior, pudiéndose definir también como una comunidad de características culturales comunes dotada de un sentido ético-político. El Estado es la forma de organización política dotada de poder soberano e independiente que integra la población de un territorio, reconocido como tal en el orden internacional.

La abeja reina se deja querer y los zánganos que pululan a su alrededor dependiendo de su habilidad se mantienen voto arriba voto abajo o mueren, mientras que las obreras trabajan y trabajan hasta la extenuación sin visos de solucionar los problemas que les acucian. Nuestros políticos son una mezcla entre abejas y trompos (juego tradicional al que se hace bailar enrollando una cuerda a un trompo o peonza) porque bailan al son que mejor les va personalmente. Pavos reales que se pavonean si escrúpulos a costa de un sufrido pueblo.

Si hablaran sinceramente, sin engaños ni medias verdades, diciendo los pros y los contras, pensando en el bien de todos no en los votos ni en el suyo propio ni de su partido, se evitarían muchos problemas y conflictos como el catalán, por ejemplo.

No se puede desmembrar un estado porque al iluminado de turno se le antoje, ni empeñarse en desbancar al que gobierna para ocupar el sillón la oposición solo con la pírrica explicación de que todo lo hace mal.

El idioma español es riquísimo para poder expresar abiertamente, sin tapujos ni falsedades todo lo que se desee, lo que hace falta es querer hacerlo.

Artículos del autor

En 1976 aparecieron en la TV española unos personajes llamados Epi y Blas dentro del programa infantil Barrio Sésamo en donde se enseñaba a los niños donde estaba la izquierda, la derecha, arriba y abajo, los colores, entre otras cosas.
El tiempo es algo que no se detiene. Ver pasar los días sin darnos cuenta es como estar viendo el fluir de un rio, pasa y corre el agua más aprisa de lo que nos gustaría y nunca se detiene.
El término negociación indica un esfuerzo de interacción orientado a generar beneficios, es decir, que varias partes se reúnen para llegar a un acuerdo beneficioso para todos.
Partiendo de la base de que estoy totalmente de acuerdo con el edil Bellido, añado que a veces los expertos no son tales, desde el momento que solo buscan llamar la atención y estar en el candelero para beneficio propio.
Toda esta incongruencia política que sufrimos hoy día a que se debe ¿a la ignorancia o a la intransigencia?
El fallecimiento de Paloma Gómez Borrero, periodista insigne y mujer rompedora, reconocida en vida, pero sobre todo una vez que ha cruzado el umbral a lo infinito, me ha hecho reflexionar sobre algo, que hago desde ha mucho tiempo pero, que cuando sucede de manera sorprendente, se me agudiza.
El periodista Enric Gonzalez sostiene que “esas palabras inofensivas acaban desplazando a otras más útiles”.
Considerando que una democracia es la forma más representativa de gobierno, lo que tenemos en España no goza precisamente de una vida saludable, pues debido a la idiosincrasia española cuyo pecado capital es la envidia, nos lleva al revanchismo, de forma casi genética, de manera cotidiana.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris