Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Perroflauteando  

Desposeerse de autoridad

La posición autoridad es una actitud que nos aleja inevitablemente de los demás. Si bajamos del pedestal, el diálogo es posible
Luis W. Sevilla
@LuisWSev
viernes, 31 de mayo de 2013, 07:53 h (CET)
La autoridad es algo que en muchas ocasiones nos corresponde de forma natural: sabemos más que los demás, tenemos más experiencia, estamos más formados, tenemos un cargo por encima o cualquier otra circunstancia vital que conduce a que estamos en posición de ventaja. Y lo que vemos en muchas ocasiones es que el uso de esa posición de ventaja no supone una mejora en nuestra relación con las personas de nuestro entorno, ni tampoco en que el conjunto (ellos y nosotros, el colectivo al que pertenecemos ya sea laboral, familiar o de cualquier tipo).

Una opción muy interesante y efectiva de conseguir mejoras tanto en nuestra calidad de vida como en el rendimiento de nuestras relaciones es desposeernos de autoridad. Está claro que hay condiciones de ventaja que no vamos a poder quitarnos, pero lo que está en nuestra mano es no utilizar esa posición de forma que ganemos una aparente ventaja con nuestro entorno. Si bajamos al mismo nivel que los demás (en general hablando menos y escuchando más, y haciendo partícipes de la toma de decisiones al resto del grupo) nos vamos a encontrar con que todo el grupo se hace más fuerte, que lo que tiene que llevar a cabo se realiza mejor y más rápido, que la calidad de las relaciones personales se refuerza, y que en general ganamos en efectividad, tranquilidad y felicidad.

Por supuesto que empezar a hacerlo resulta muy complicado, y que la inercia de comportamiento, la presión social por ser competitivos y destacar y el propio ego (la necesidad de autoafirmación frente a los demás) nos va a dificultar la tarea. Pero solo darle vueltas a la idea y ver en que situaciones la podemos aplicar ya nos va a facilitar un poco las cosas. Y a todos los que nos rodean también.

Siempre que puedas, en los contextos en los que tienes ventaja, pruébalo: desposéete de autoridad. Verás la cantidad de margen de acción y horizontes nuevos que te facilita esta nueva perspectiva. Si lo haces y funciona (y te apetece) puedes dejar un comentario para que a los demás nos sirva.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Qatar: ni fu ni fa. Ni fútbol ni fanes

El país anfitrión ha demostrado que no tiene ni equipo ni hinchada

El desguace de España, ladrillo a ladrillo

Por funestas que puedan ser las consecuencias de una ley sancionada por el Parlamento, nadie carga con la responsabilidad, ni a nadie es posible exigirle cuentas

La fina y delicada epidermis de la ultraizquierda

Irene Montero le dijo a Ana Botella, varias veces, creo que fueron cuatro, que se hallaba donde se encontraba por ser esposa de Aznar

El mundo mira a Qatar

El único gesto digno y valiente de este mundial lo ha tenido la selección de Irán

Acerca de los pueblos

Ese sentimiento primordial que resiste a las manipulaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris