Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La Cosa Pública   -   Sección:   Opinión

La oreja de Mayor

Ekain Rico
Álvaro Peña
martes, 20 de septiembre de 2005, 01:51 h (CET)
Leo, en diferentes medios de comunicación digital, una información que me pone los pelos de punta. El titular: «La política del Gobierno legalizrá a ETA como partido».

Una acusación como ésta, claro está, sólo puede proceder de alguno de esos simpares miembros del PP, cuyo único objetivo es el de acosar al Gobierno a costa de lo que sea. Sin embargo, incluso en política, deben existir unos límites.

Esa frase, vomitada con vocación de titular, ha sido pronunciada, ni más ni menos, que por un exministro de Interior: Jaime Mayor Oreja.

En democracia, los partidos políticos juegan un papel insustituible a la hora de posibilitar la representación ciudadana, en las múltiples instituciones de gobierno. Pero, aun con ello, el partidismo debe desaparecer en cuestiones tan sensibles como la seguridad interior de nuestro país.

Desde que los españoles expulsamos al PP de la Moncloa, ha pasado tiempo suficiente para que aprendieran la lección. Sin embargo, aquellos a quienes apeamos del poder por su falta de escrupulos y por su –más que manifiesta– intención de manipular un hecho terrorista trágico –el 11M– para sacar rédito electoral, siguen en sus trece de utilizar el terrorismo como baza política.

La falta de escrúpulos del PP, hartamente demostrada en la mayoría de los campos políticos existentes, cruza la frontera de lo indeseable y repugnante en lo referente a la cuestión vasca.

En el Pais Vasco, todo aquel que no represente sus ideas, es un enemigo a batir. Los múltiples insultos que –por ejemplo– los socialistas han tenido que soportar, demuestran una falta de proyecto que sólo puede ser disimulado tras la barrera de lo soez.

Por otra parte, el señor Oreja, ese hombre que en su propia Comunidad Autónoma no ha ganado nunca una sola elección, es el mejor ejemplo para describir la actitud de los populares frente a todo. Así, si en la campaña a las elecciones al Parlamento europeo el candidato Oreja –PP–, decía de Borrell –PSOE– que representaba un modelo de entender la política europea que perjudicaría a España, poco después no dudó en votar como presidente de la eurocámara a quien había dedicado tan hermosos elogios.

Son personas como éstas, acostumbradas a la impunidad de sus aberraciones, las que hacen del primer partido de la oposición un ejemplo de las miserias que, algunos, están dispuestos a realizar con tal de volver a ser alguien.

Noticias relacionadas

¿Una Constituyente?

La Constitución de 1978 no prevé el caso de la reciente sentencia del caso Gürtel que pone en duda la veracidad de las declaraciones del presidente en sede parlamentaria

La jungla urbana

​No se dan cuenta los señores políticos que han perdido por completo la credibilidad para el común de los mortales

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris