Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica literaria   -   Sección:   Libros

Gottfried Benn

Francisco Vélez Nieto
lunes, 27 de agosto de 2012, 08:00 h (CET)

Gottfried Benn
Gottfried Benn
De Gottfried Benn, podemos afirmar sin género de dudas que hablamos de un poeta crítico, desafiante, así como profundo ensayista, poco conocido en España, no por falta de ediciones en español, especialmente de poesía. Puede que sea fruto de otras razones propias de precisiones ideológicas comparativas contrapuestas, por ejemplo: a las de su compatriota B Brecht, indiscutible poeta y dramaturgo muy leído en un tiempo por parte de la izquierda española, mientras Been era ignorado dada su militancia temporal en el Partido Nacionalista donde colaboró con un manifiesto propio “Creen que, hoy, todos los que piensan y escriben deben hacerlo en el sentido del movimiento obrero, deben ser comunistas, deben prestar sus fuerzas al ascenso del proletariado ¿Por qué?”
 
No han faltado algunas antologías y ensayos sobre el poeta en los últimos años. Y tomo como muestra la de José Manuel López de Abadía editada en 1983 por Ediciones Júcar – editorial ya desaparecida- en su colección Los poetas, que no debió tener fortuna en el mercado, pues ha resultado fácil hasta fechas recientes conseguir un ejemplar en librerías de viejos. Tenemos otra buena edición que corresponde a Arturo Parada de 2003 editada por Cátedra en su colección Letras Universales.

Actualmente se puede disponer de la primera edición de su Obra Completa, verso y prosa, en la versión y prólogo de José Luis Reina Palazón, Premio Nacional de Traducción, artífice de este inmenso, laborioso y admirable trabajo de volcarla al español tras largos  años de traducción responsable. Pasión y oficio de un traductor y poeta buen conocedor de la obra de Gottfried Benn y de la poesía y literatura alemana, de la que ha vertido al español grandes poetas, así como una antología de la poesía alemana en edición de bolsillo de Austral.

La lírica en general arrastra el sambenito propio de su elevado valor lo que la sitúa en un gozo para minorías, aunque ella de por sí, al menos en sus grandes maestros, nunca ha pretendido ser elitista y minoritaria. Porque una cosa es la exigencia poética hasta alcanzar la sencillez (ejemplo Juan Ramón Jiménez) y otra distinta la del teórico exquisito y estirado, algo así como que la poesía debe de ir bajo palio. Esta brillante obra publicada por la editorial Calima ha contado con la ayuda del Goethe Institut- Inter. Nationes; Bonn, para lograr unificar toda la obra que suma más de 2300 páginas en  tres tomos, lo que puede hacerla difícil para muchos lectores pero no por ello restarle su grandeza literaria y lírica.

 Porque si hablamos del Benn poeta (cito de nuevo como ejemplo como Juan Ramón) este intelectual alemán también es autor de una honda, rica y prolífica obra en prosa, que nos permite por una parte entender su propia filosofía y actitud ante la vida y las artes, exponiendo sus criterios políticos e ideológicos para poder situarlo con objetividad en su propio espacio y conceptos. Partiendo de que Been ha “sentado un ejemplo inolvidable de la manera en que una existencia humana intenta valerse por sí misma a la travesía de la desesperación nihilista”

Criterios claramente reflejados en su poesía y  en la prosa donde se encuentran ejemplos más acentuados tras la militancia en el nacional socialismo alemán, temporalidad a la que llego por su frustración ante la tétrica imagen de Europa y la situación de la sociedad alemana, que lo arrastró a ofrecerse a una ideología como forma con la que superar su frustración y desencanto; Algo que resultaría imposible para su dimensión intelectual como muestra su artículo “Arte y poder” cuando desconfía “ si tal vez ellos también llevan máscaras, si son sombras, poses del antiguo juego de la esfinge entre la apariencia y la realidad” desengaño cantado que le instaló en un nihilismo y melancolía poética lleno de polémica e inconformismo.

Esta percepción se hizo pronto realidad; en su ensayo “Expresionismo” de 1933, donde manifiesta claramente su posición contra comunismo y estalinismo. La libertad individual creadora frente a la complicidad con el terror del estalinismo, que es para Benn la falsa decisión. “la muerte a todas las capas burguesas e intelectuales, muerte a todo el arte como “idiotismo privado” Llegando a la conclusión de que los nazis tomaron el mismo camino e idéntica crueldad y desvarío, viendo en la necesaria libertad creadora del arte su peor enemigo. Es entonces cuando su persona resulta intolerable para el régimen. Es el año en que los nazis llegan al poder cuando comienza su aislamiento, que continuaría en la posguerra.

“El arte no es ya el problema moral del héroe, ni los ideales, que al final anuncia, sino los procedimientos de expresión del artista mismo, es decir su forma de construir, su genialidad en los recursos para entusiasmar, interesar; para la disolución del yo, su aplicación consciente de principios de la construcción de la expresión, la concienciación de todo lo que parece acto, acto creador y su amplificación”. Su exigencia con la lírica adquiere una insobornable intransigencia “las novelas mediocres no son tan insoportables, pueden entretener, instruir, crear tensión, pero la poesía tiene que ser exorbitante o nada. Eso pertenece a su ciencia”

Una obra magistral, aventura encomiable, el laborioso trabajo creador de la traducción al español y también el de la editorial con el arriesgado desafío de la edición y su venta en una España que lee poco y no siempre acertadamente. No es Benn un poeta de muchedumbres ni de “los más vendido” es un escritor en todo el conjunto de su obra que alcanza una categoría exigente como poeta y polémico intelectual que expone incógnitas y desafíos literarios y de creación. Nada es ajeno en los planteamientos tanto en lo lírico, lo literario, como en lo social. Se trata de un creador que abarca y conmociona.

Gottfried Benn Obras completas. Traducción de José Luis Reina PalazónTomo I Poesía (bilingüe) 1912-1956. 712 páginasTomos II - III Prosa. 794 y 804 paginas. Editorial CALIMA

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La injusticia

Un microrelato de Esther Videgain

El desencuentro

Un microrelato de Esther Videgain

Un ocaso diferente

Una creación poética de Carmen Muñoz

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

El descuido

Un microrelato de Esther Videgain
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris