Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La Cosa Pública   -   Sección:   Opinión

Conectados al pasado

Ekain Rico
Álvaro Peña
jueves, 7 de julio de 2005, 00:11 h (CET)
Fuera ya de si las realizó por mera cuestión de marketing, ya se sabe que en Cataluña no es políticamente correcto pensar lo mismo que en Madrid, o como resultado de un verdadero hartazgo ante tantas derrotas acumuladas, lo que está claro es que las declaraciones del señor Piqué han herido profundamente al núcleo duro del PP.

La convulsión ha sido tal, que el propio presidente del partido se vio obligado a transmitir, desde Singapur, una nota en la que expresaba su lealtad para con los señores Acebes y Zaplana y que, de paso, imposibilitaba cualquier salida honrosa al disidente Piqué.

Rajoy repite una y mil veces, en su misiva, llamamientos a una unidad que, desde que perdieron las elecciones generales, brilla por su ausencia en el partido que siempre se caracterizó por despreciar a ese monstruo de mil cabezas que veía en el PSOE. ¿Quién iba a decirle al pletórico sucesor Rajoy, que en el futuro tendría que lidiar frente a barones y baronesas, aunque en realidad Esperanza Aguirre disponga de otro título nobiliario específico, en su propio partido?

Pero, además, esa nota sin desperdicio que se nos remite desde la olímpica Singapur, recoge una acusación velada que, de existir algún resquicio de coherencia, provocaría la dimisión de quien se ve definido en ella, como colaborador necesario en la táctica socialista de dividir al PP. Aunque, tampoco pequemos de inocentes, el caso Ercros ya nos dejó ver lo que Piqué y el entonces gobierno, ahora oposición, popular entendían por responsabilidad política.

Llueve sobre mojado en el Partido Popular.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris