Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Economía   Recortes  

Y después de MOU ¿qué?

Pues más tiki-taka….pero sólo quedan los treinta minutos de la prorroga
Ramón Zarate
viernes, 13 de julio de 2012, 06:52 h (CET)

Promesas de que nuestro sistema financiero será rescatado, siempre y cuando se cumpla una estricta hoja de ruta. El día después, superado el hecho de que los tipos de interés estén próximos a cero, como acicate a una mayor movilidad al alza del equity, parece que los inversores, no se fían y prefieren seguir los San Fermines desde la barrera.

Nos apuntamos a la idea de que la clave no es contentar a la troika, enormemente politizada, sino a los bonistas. Cada vez la situación se parece más al escenario menos previsto, la historia reciente de Irlanda y Portugal; hasta ahora cualquier comparación era más entre la tragedia griega y el sainete español. Y si echamos una ligera vista al pasado más reciente de estos dos países intervenidos, veremos que los movimientos previos al movimiento, ponían de manifiesto una total desconfianza en su solvencia financiera, evidenciado en su incapacidad para financiarse en los mercados de capitales. De ahí, a que las agencias bajarán sus rating hasta la calificación de bonos basura, dos titulares más. Las consecuencias inmediatas fueron precios de los bonos a corto plazo, dos años, que al reflejar este nuevo criterio de inversión, junk bonds, aportaban una rentabilidad próxima al 20%.

No olvidemos que como parte de las nuevas características de estar en este club, figura la posibilidad de reestructuración de la deuda existente, lo que supone un descuento importante en el precio de los bonos, que refleja las rentabilidades apuntadas. Cuando ocurre esto, lo definitivo no es la rentabilidad teórica que ofrecen los activos, sino cuanto se puede recuperar de lo invertido.

Como nos suena todo este proceso…. La semana que viene cita clave para comprobar si contamos con la aceptación inversora, pero antes unos apuntes a valorar sobre por dónde pueden ir sus intenciones:

- Las cifras de negociación del mercado secundario de deuda publicada diariamente por el banco de España, se han reducido a menos de una tercera parte de la media diaria, tanto en volumen como en importe.

- El mercado secundario nos exige rentabilidades del 6,5% a 10 años, con tipos de IRS a estos periodos del 1,75%.

- La rentabilidad de los bonos alemanes es del 1,27%, mínimo histórico. - Seguimos por encima de los 500 p.b. de diferencial

- Ibex por debajo del 7.000.

Por si tienen alguna duda a la hora de decidir los bonistas, sobre si nos apoyarán o no, hoy el Gobierno manifiesta su intención de emitir hispabonos. ¿Empezamos un spanish quantitative easing autónómico esperando que nos compren el papel, porque tiene garantía estatal? Complicado salvo que ofrezcamos rentabilidades elevadas en plazos muy cortos, menos de doce meses, que en el pasado ha sido el paso previo a la intervención. No logramos que el ECB compre en mercado secundario bonos españoles, a pesar de estar en la final con los italianos, pero aspiramos a que se vendan sin problemas los autonómicos.

Parece que como paso previo debería firmarse un MOU con las Comunidades Autónomas que quieran utilizar este sistema, porque la única motivación inversora en los tiempos actuales es una rentabilidad adecuada al riesgo que se asume….. Ramón Zárate
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris