Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol   Huelga general   Política  

Los miserables

Seguro estoy de que Mariano Rajoy, se habrá sentido más “machote” que nunca ante una huelga que él parecía desear y que fue el primero en anunciarla
Pascual Mogica
viernes, 30 de marzo de 2012, 07:09 h (CET)
A la hora de escribir este comentario ya se había dado cumplida cuenta de que la huelga general había discurrido con normalidad y sin incidentes dignos de resaltar. Los trabajadores que han secundado la huelga y que se han manifestado por las calles de muchas ciudades un dado un ejemplo de civismo acallando y dejando en ridículo a todos aquellos que presagiaban la comisión de todo tipo de tropelías por parte de los piquetes informativos. Estos piquetes no han sido, en absoluto, los violentos en este episodio sino aquellos, me refiero a gente del Gobierno y del Partido Popular, que habían anunciado que se producirían serios incidentes llamando incluso a pedir que se delatara a los que formaban parte de los piquetes. Estos, especialmente Esperanza Aguirre, se dedicaron a echar gasolina en vez de agua para apagar posibles conatos de violencia, que no la hubo.
     
De la reacción del Gobierno que se puede decir que no supiéramos o intuyéramos de antemano, no van a hacer el menor caso a los trabajadores que han protagonizado esta huelga general y hasta seguro estoy de que Mariano Rajoy, se habrá sentido más “machote” que nunca ante una huelga que él parecía desear y que fue el primero en anunciarla.
    
Dicho lo anterior me voy a referir lo que a mí más me ha impactado de todo lo relacionado con esta jornada de huelga. En primer lugar comentar la increíble actitud de la alcaldesa de Ciudad Real y diputada nacional del PP, Rosa Romero, que en un alarde de máxima “eficacia” el pasado día 27, dos días antes del día señalado para la celebración de este paro, procedió a pagar la nómina de los 800 empleados del Ayuntamiento descontándoles el día de huelga manifestando que a todo aquel que no participara se le reintegraría la cantidad descontada. La alcaldesa no empleó esa máxima de “el que avisa no es traidor”, no, lo que hizo fue poner el carro delante de las mulas. A lo mejor se agarró a ese principio de “más vale prevenir que curar”. Menos mal que esta señora es la alcaldesa porque si fuera un policía local se dedicaría a denunciar a los conductores antes de estos se saltaron un stop o un ceda el paso. En fin esto son cosas que creo que ya no extrañan ni sorprenden a nadie.

Lamentablemente tenemos un buen número de individuos/as metidos a políticos que mejor estarían si se dedicaran a la tarea de pasear los perros de otros, una actividad que no hace daño a nadie y que puede reportarles algún ingreso.
       
Pero lo más doloroso, lo que más me ha impactado de lo sucedido ayer, fue el ver en TV y escuchar en la radio a algunos periodistas tertulianos criticar muy duramente y con absoluto desprecio y falta de respeto a los que han secundado la huelga no teniendo en cuenta lo mal que muchos de sus colegas lo están pasando en ciertas emisoras regionales que no creo sea necesario mencionar sin que por parte de estos trogloditas del periodismo reciban la menor muestra de apoyo y de comprensión, ellos ocupan cargos directivos y tienen una buena paga que les permite digerir los que sus “patronos”  les echen sin el menor remordimiento importándoles muy poco si la información que dan es veraz o tiene un contenido torticero y malintencionado. Acabo, creo que no se merecen que se les preste mayor atención.
     
Estos dos casos son los que dan cuenta de lo miserables que pueden ser algunos ante una huelga. Acabo felicitando a los sindicatos y a los trabajadores que han secundado la huelga y que han demostrado que no son gente violenta sino simples trabajadores que merecen mejor trato y mayor atención por parte de un Gobierno autista e insensible.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Teresa Lozano, nada ligera (y II)

Son los viejos instantes, las pérdidas, las ausencias y las certezas de que el hombre está solo

El protocolo de la investidura del presidente del Gobierno

El acto de investidura es la condición previa a superar antes de tomar posesión del cargo

Se acelera el cambio

Parece que el cambio climático y el calentamiento global ya están causando graves problemas. La desertización de amplias zonas del planeta avanza a pasos agigantados

“La Iglesia católica no es extranjera”

Carlos Navarro, Castellón

Escuchar a los empresarios de Cataluña

Valentín Abelenda Carrillo, Tarragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris