Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Comunidad Valenciana  

Ayuntamientos catatónicos

La catatonia es un estado psícologico, que produce inmovilidad física
ZEN
lunes, 5 de marzo de 2012, 09:00 h (CET)
La persona se queda en estado vigil pero sin poder responder a los estímulos externos. Existe una pérdida del movimiento voluntario.

De vez en cuando los pacientes pueden decir frases sin sentido, o repetir lo que el médico dice. También realizan repeticiones de movimientos estereotipados. Pero nada más.

Su tratamiento se basa en el uso de terapia eléctrica, aunque también se puede utilizar antidepresivos o algún ansiolítico, en el caso del estupor catatónico.

Los ayuntamientos, lamiendo las heridas de sus esquilmadas arcas municipales y los apretones que están recibiendo desde el Estado y desde la Autonomía, se han quedado en una situación catatónica. No saben qué hacer. No hay dinero, ergo no hay ideas. Eso ya pasaba antes cuando sí que había dinero puesto que las ideas las aportaban los amigachos y los urbanizadores profesionales. Y los Ayuntamientos se limitaban a controlar, en el mejor de los casos, y a cobrar, siempre.

Sin el dinero de los bancos y sin el dinero de los posibles inversores
, ni de aquellos que se lucraron con las ventas de sus huertos, somos incapaces de reaccionar. Los Ayuntamientos son, hoy, como los malos estudiantes que siempre encuentran escusas para no hacer sus deberes.

Hace falta un médico que les aplique un electroshock para que se pongan a trabajar con vistas al futuro y preparen los larguísimos trámites administrativos, a los que nos ha abocado la legislación de Rafael Blasco. De forma que, durante estos años de vacas flacas y para cuando pase la crisis (que pasará, no lo duden), no tengamos que empezar de nuevo y nos pille con suelo preparado y con los deberes cumplidos. Es decir, poner en marcha la máquina de las ideas. Adelantar en el tiempo a nuestros catatónicos vecinos.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris