Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Vestigios franquistas

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
viernes, 1 de abril de 2005, 22:43 h (CET)
“Los grandes resentidos suelen ser hombres bien dotados, aunque de inteligencia no excesiva; tienen el talento necesario para todo menos para darse cuenta de que su fracaso es sólo imputable a ellos. Si alguna vez alcanzan a ser fuertes estalla ardientemente la venganza, disfrazada hasta entonces de resignación. Por eso son tan temibles los hombres débiles –y resentidos- cuando el azar les coloca en el poder, como tantas veces ocurre en las revoluciones.” (Gregorio Marañón)

Se ha puesto de moda este año acabar con la Transición de 1978, que posibilitó la convivencia pacífica de las “dos Españas”. La convivencia que ha permitido a España disfrutar de las más altas cotas de prosperidad y bienestar de su Historia. Han pasado casi 30 años desde entonces. Todos los gobiernos democráticos de España habían respetado escrupulosamente esos principios de la Transición sobre los que se ha ido edificando nuestra joven democracia. Pero hete tú aquí que ha llegado, por la manipulación de la masacre terrorista más espantosa que ha sufrido España, ZP. Y él solito, se está encargando de acabar con la transición. Y de paso, se está encargando de acabar con el Régimen. Pues puestos a recuperar la memoria histórica y a derrumbar vestigios franquistas, yo me apunto.

Naturalmente no se me va a ocurrir proponer acabar con la fiesta de la Hispanidad del 12 de Octubre pretextando que es franquista. Una no es un genio, pero tampoco es analfabeta funcional. Así, cualquiera que tenga un mínimo de cultura, sabrá que la fiesta del 12 de Octubre se celebró ya durante la I República española. Fue instaurada por Maura en 1918. ¡Pero qué brutos que son los de ERC! Si es que luego dirán que nadie los toma en serio. ¿Quién podría cuando demuestran semejante analfabetismo? Y lo más curioso: ERC proponiendo que se celebre la fiesta en Diciembre para celebrar ¡la Constitución española!. En dos palabras: “Im-prezionante”, que diría el cantante-torero.

Luego está la propuesta esa de ICV, que nos dice que hay que convertir el Valle de los Caídos de Madrid (¿qué se les ha perdido a los imperialistas catalanes por estos lares?) en un parque temático. Propongo se nombre Director del Parque a Don Eduardo Haro Tecglen. Apropiado ¿no?

Y puestos a derrumbar vestigios franquistas, podrían volarse con Goma 2-Eco, procedente de Asturias, los pantanos y las carreteras nacionales y comarcales. Porque ¿qué hay más franquista que los pantanos? Y retirar las estatuas de Franco que permanecen en los cuarteles militares. Y cerrar la Academia Militar de Zaragoza, que todo el mundo sabe que la creó Franco. Aunque ahora que nos dedicamos a vender armas a golpistas populistas con el pretexto de que es “bueno para los pueblos” igual mejor no tocamos al Ejército.

Puestos a retirar vestigios franquistas ¿qué me dicen del periódico “El País”, que es el único periódico de los que hay hoy día cuya autorización fue otorgada por un gobierno franquista?

Habría que pensar en personajes como Victor Manuel, Haro Tecglen (curiosa premonición mía advirtiendo ya la semana pasada que a este caballero nadie le obligó a escribir sus loas a Franco y Jose Antonio –y es que al niño republicano ya lo conocemos todos-), Cebrián (exdirector de informativos del gobierno franquista de Carlos Arias Navarro, ese que lloraba a moco tendido cuando nos anunció a los españoles el fallecimiento del dictador), Polanco, Huarte -el socialista metido a Anacleto, agente secreto- (este militaba en Falange Auténtica), Rodríguez Ibarra, Fraga, Martín Villa, Peces-Barba... Estos deberían ser jubilados.

Y ahora puestos en serio, sí hay dos vestigios del franquismo cuya “retirada” habría que proponer.

El primero es la Seguridad Social. Sí, porque la Seguridad Social española es un invento franquista, a pesar de que los socialistas lo quieren vender como propio (curiosa similitud entre la derecha franquista y los socialistas –entre ZP y José Antonio-, que habría que desarrollar seriamente, aunque basta con leer a José Antonio Primo de Rivera para darnos cuenta que no era precisamente un liberal, sino un socialista de pro). Y los cursos de formación para trabajadores, implantados en 1942 vía Escuela de Capacitación Social (Cursos de formación que hoy se mantienen y que han dado lugar a más de un escándalo de corrupción). Y la paga del mes de Julio (que se instauró para celebrar la victoria nacional en la Guerra Civil. ¡Renuncien a ella todos los trabajadores!).

Ya Solbes, ministro de Economía de Felipe González, avisaba en 1995 que nos fuéramos haciendo un plan de pensiones privado (también avisaba que sería imposible acceder a Maastrich en una primera fase y contra todo pronóstico el Gobierno de Aznar lo consiguió), porque lo de cobrar del Estado se había terminado. Y es lógico. Con el índice demográfico que tenemos dentro de unos años la media de edad en España estará por encima de los 50 años. Y seguimos fomentando la cultura de la muerte. Y encima, han vuelto lo despilfarradores… ¿Quién va a mantener el sistema?

El Estado del Bienestar está en crisis en toda Europa. Caído el muro y el marxismo, es la hora del socialismo. Es como un dominó puesto en pie: cuando cae la primera pieza, caen todas. Así, pues, no sería mala idea acabar con este sistema.

Otro vestigio franquista es la Monarquía parlamentaria. S.M. Juan Carlos I fue nombrado Rey de España por decisión personalísima del Dictador, con salto generacional incluido. Así, fue Franco quien decidió que fueran los Borbones y en la persona de Don Juan Carlos (desechando a su padre Don Juan y al otro aspirante, Duque de Cádiz), quien le sucediera.

Porque el Régimen franquista fue concebido por el Caudillo como un sistema monárquico (la Monarquía es una doctrina completa, igual que lo es la República) y Franco era monárquico. La identidad entre el Movimiento Nacional y el sistema monárquico es innegable. Así se pone de manifiesto en la “Carta del Marqués de Valdeiglesias” que ha rescatado Juan Carlos Escobar Kirkpatrick para Razón Española.

En España siempre las Restauraciones han terminado con un baño de sangre entre españoles. Y se ha terminado con la Monarquía por vía revolucionaria.

Pues yo propongo romper con la historia: que sea la derecha democrática española, o sea, el PP, quien tome la iniciativa y proponga que, puestos a revisar la transición, se revise la forma del Estado. Siendo la Monarquía una forma de Estado, en mi opinión, antidemocrática, antiliberal y trasnochada, no estaría nada mal que la derecha propusiera la República. Hagan suyo “El discurso sobre la República” de Antonio García Trevijano. Supongo que la izquierda no pondría objeciones y se podría encontrar un gran consenso nacional de todas las fuerzas políticas sobre el asunto que acercara a las dos Españas y que nos permitiera convivir, al menos otros 30 años, en paz. ¿O nos sorprendería determinada izquierda?

Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris