Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   EUROBASKET 2011 (SEMIFINALES)   -   Sección:   Baloncesto

(92-80) “Batman & Robin” nos meten en la final… y en Londres 2012

España derrota a la revelación, Macedonia, y se asegura la plaza olímpica. Mal partido en defensa, resuelto, cómo no, por Pau y, sobre todo, por Navarro
Victor Diaz
@VictorVictoris3
viernes, 16 de septiembre de 2011, 17:24 h (CET)
Se cumplió el primer gran objetivo que nos ha llevado a Lituania: asegurar nuestro sitio en los JJOO. El otro, revalidar el título, tendremos la ocasión de intentar conseguirlo el próximo domingo. Por momentos sufrimos debido a nuestra desidia defensiva y al gran partido de los balcánicos; pero ahí estaban, una vez más, los dos mejores jugadores de nuestra historia para resolver a nuestro favor.

FICHA TÉCNICA
92- España: Calderón (3), Navarro (35), Rudy F. (2), Pau Gasol (22), Marc Gasol (11) -cinco inicial- Ricky R. (5), Llull (3), Ibaka (11) y Reyes (-).
80- Macedonia: McCalebb (25), Ilievski (15),V. Stojanovski (6), Antic (17), Samardzinski (12) -cinco inicial- D. Stojanovski (3), Chekovski (2) y Sokolov (-).
Parciales: 26-18, 18-27, 27-17 y 21-18.
Árbitros: Facchini (Italia), Dozai (Croacia) y Gontas (Grecia) (0). Sin eliminados. Muy permisivos con el juego de Macedonia bajo los tableros, no así con España.
Incidencias: Partido correspondiente a la primera semifinal del Eurobasket 2011, disputado en el Kaunas Arena, de Kaunas (Lituania). 11.000 espectadores.
Juan Carlos Navarro: 35 puntos (19 de ellos en el tercer cuarto), a uno de su récord absoluto con España, y 30 de valoración. Pau Gasol: 22 puntos, 17 rebotes (9 de ellos, ofensivos, récord personal con la selección), 3 asistencias y 2 robos, para una valoración de 28. Así es muy difícil que alguien le gane a España, a poco que los compañeros estén mínimamente atinados.

Si, además, Ibaka hace sus mejores minutos del torneo con 11 puntos y 4 rebotes en 16:56; y Marc Gasol mete otros 11 tantos, cogiendo 10 rebotes, tienes el 75% del triunfo asegurado contra el 85-90% de los rivales, por muy mal que estés en defensa.

Porque todo hay que decirlo: difícilmente España ha podido jugar peor en defensa que hoy durante más de medio partido. No queremos restarle méritos a Macedonia, que ha hecho el encuentro de su vida poniendo en un brete a los nuestros hasta los minutos finales; pero hoy España ha puesto sobre la cancha una indolencia atrás que difícilmente le va a dar el oro el próximo domingo si no la soluciona.

No sabemos si fue por autosuficiencia, por exceso de regulación, por nervios o por lo que sea; pero si un equipo que se ha movido por los sesenta y tantos puntos durante casi todo el torneo te hace 45 al descanso y 80 al final, es que algo has hecho muy mal.

Ello se puso de manifiesto sobre todo en el segundo cuarto. De salida, Navarro ya había avisado con 7 puntos en los primeros instantes, aunque Pau rápidamente se tuvo que ir al banquillo por dos faltas –la segunda más que discutible- en ataque sobre Pero Antic.

Por fortuna, esta vez Ibaka dejó claro desde que salió por el bicampeón de la NBA que se iba a aproximar al destacado pívot que milita en los Thunder. El hispano-congoleño anotó e intimidó durante el tiempo que Scariolo lo dejó en cancha; y un triplazo sobre la bocina de Llull parecía hacernos ver que comenzaba la escapada de España (26-18, min. 10)

Desesperante falta de actitud defensiva
Nada más lejos de la realidad. El segundo cuarto que hizo la selección fue de los peores de toda su historia, y no porque un semifinalista europeo nos hiciera encajar 27 puntos, sino por la forma. Cuando llegamos a la decena (28-18, min 11), empezamos a bajar los brazos de manera progresivamente alarmante, concediendo muchos más tiros fáciles de lo debido a una Macedonia que, todo hay que decirlo, también se dedicó a mover la bola de forma notable.

¿Que Pero Antic no tiene complejos para tirar de tres? Pues le dejamos, para que nos meta tres en este período; ¿que D. Stojanovski es el “gemelo malo”? Pues para qué le vamos a defender… ¿Que la especialidad de McCalebb es la penetración? Pues nada, carta libre. ¿Que Ilievski es un escolta con reputación hasta en la ACB? Adelante, pues; “no problem”.

Total, que en un visto y no visto, nos remontaron con un parcial de 0-10 (31-32, min. 15). Navarro –cómo no-, Calderón y hasta Ricky, con sendos triples –el del base catalán era su primero del campeonato-, rompieron la zona que tanto daño también nos estaba haciendo en ataque; pero como atrás no apretábamos, Macedonia se fue al descanso uno arriba (44-45), después de una bandeja facilísima de Ilievski tras descomunal despiste de España en su zona.

También hay que hacer una mención a los señores colegiados, que se mostraron tremendamente permisivos con nuestro rival durante casi todo el partido. Pese a que Macedonia no repartió precisamente fruta bajo su aro –salvo una buena dosis de “piñas”-, el terceto arbitral se hizo el loco en muchas ocasiones, para desesperación de Pau Gasol y sus compañeros. Pero no servía de excusa. La vigente campeona de Europa debía sobreponerse a todo eso, porque capacidad tenía de sobra.

Una capacidad que tampoco mostró en los primeros minutos de la reanudación. Hasta mediados del tercer cuarto la defensa continuó siendo tan espantosa como en el segundo parcial, sobre todo por la falta de aplicación y la concesión a Macedonia de tiros y penetraciones sumamente fáciles.

Navarro: un tercer cuarto a lo Jordan
Por suerte, ahí estaban, como siempre cuando les necesitamos, Navarro y Pau, nuestros “Batman & Robin” particulares. La “Bomba” hizo honor a su apodo con 19 puntos, fruto de canastas de todos los colores y desde todas las posiciones, más propias de Michael Jordan que de un jugador europeo al uso.

Desde dentro, desde fuera, de tres, de dos, ante unos y ante otros; así anotó Juan Carlos, maravillando a todos los que veíamos el partido –bien en vivo, bien desde casa-, y dejándonos sin palabras una vez más. Y Pau, que ya había cogido unos cuantos rebotes en la primera mitad, siguió sumando hasta un total de 17, además de determinadas canastas bajo el aro importantísimas.

Y por fin apareció la defensa
Total, que con Ricky Rubio y Llull España, ¡por fin!, comenzó a adoptar de veras la llamada “posición básica” atrás –los que hayan jugado alguna vez al baloncesto sabrán lo que digo-; y así resultó un poco más fácil alcanzar los nueve puntos de distanciamiento (71-62) al final de este mágico período para el mejor escolta de Europa, nuestro Juan Carlos Navarro.

En el cuarto final, tras dos canastas iniciales de Ibaka que hicieron que España superara por fin los diez puntos de renta (75-64), McCalebb salió al rescate de los suyos con una sucesión de penetraciones y canastas increíbles, entre otras cosas porque ya sí que estaban bien defendidas.

Macedonia seguía aferrándose a su sueño y llegó a reducir de nuevo la distancia hasta los 6/8 puntos, pero una canasta lejana de Ricky, y otra de Marc en la zona propiciaron la definitiva escapada de España (82-70, a 4:20), a pesar de los denodados esfuerzos de un genial McCalebb para que ello no ocurriera.

Seis nuevos puntos de Navarro –para un total de 35, ni más ni menos- y algunas acciones de Pau –que, como decimos al principio, acabó con 22 puntos y 17 rebotes- pusieron el broche final de un partido en el que, recalcamos, no se jugó nada bien en defensa durante algo más de dos cuartos y medio.

Pero también fue un partido en el que los dos mejores jugadores españoles de la historia –con el permiso de Fernando Martín creo que así es-, esta vez con predominio de la “Bomba”, volvieron a asociarse para meter a España en su octava final europea, y en sus novenos JJOO de los últimos diez, fallando sólo en la cita de Atlanta 96. En definitiva, que con cierto deslucimiento, pero seguimos haciendo historia; aunque para llevarnos otro oro, ante franceses o rusos tendremos que defender más.

Noticias relacionadas

El Baskonia reafirma su mejoría y conquista Kaunas

El gran acierto desde el perímetro (17/29) permite a los vitorianos sumar su segunda victoria consecutiva en la Euroliga

El Madrid sale del bache ante un desacertado Unicaja

Los de Laso sentencian al descanso (40-27) la vuelta al triunfo en Europa tras tres derrotas

El Barça regala un +26 y sucumbe ante el Bamberg

Los blaugranas rozaron la perfección en el primer cuarto (12-38) pero vivieron su propia pesadilla

Valencia Basket pierde con el colista Milán tras dos prórrogas

Los de Vidorreta se enredan en el tramo final y suman tres derrotas consecutivas en Euroliga

El Barcelona Lassa asalta el WiZink Center e inflige la primera derrota al Real Madrid

Los blaugranas mantuvieron el pulso firme y se llevaron un encuentro decidido por detalles en el que Luka Doncic volvió a destacar en los blancos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris