Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Mou Camp

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
lunes, 24 de mayo de 2010, 07:16 h (CET)
¡Puñetero crack! Aún no ha fichado por el Madrid y ya no hablan de Pellegrini ni en Santiago de Chile. Qué tendrá este tío que ha eclipsado al mismísimo Guardiola, el ‘dios interplanetario de los banquillos’. Pues así es, José Mourinho está hoy en el epicentro del fútbol mundial. Su vendetta ante el Barça y su triunfo en la Champions le ha catapultado a los altares del madridismo y al odio más visceral de los culés más radicales.

Mediático a más no poder, esta misma tarde me decía un amigo mío por cuyas venas corre sangre merengue a espuertas que se alegra mucho de que Mourinho pueda recalar en el banquillo de su Real Madrid. Que lo gana todo y que tiene el control casi absoluto de lo que pasa en un partido. Y yo le he animado –el pobre está hecho polvo con la sequía blanca de este año-, le he dicho que tal y como plantea el Madrid la película, el negocio está asegurado. Si el Madrid gana una de las dos próximas Champions, el fichaje del luso estaría más que pagado.

Mourinho es irreverente y eso es lo fascinante de su historia de amor con un Madrid de finas formas y manuales de comportamiento. Valdano, otrora enemigo, le abre las puertas; Butragueño le lanza una verónica y Cristiano Ronaldo se ofrece de partenaire en el baile final. Sólo falta media hora con ‘tito Floren’ –perdón, señor Pérez, es que hablo tanto de usted últimamente que ya me es hasta familiar- y el portugués se meterá en el bolsillo la chequera durante cuatro años y, sobre todo, el poder absoluto del vestuario más ‘fashion’ del fútbol mundial. Y eso le pone a Mou mucho más que el nivel de macarras callejeros que estaba empezando a soportar del Calcio.

Lo que más me alucina es que, a sólo 24 horas de la final de la Champions, con el Inter jugándose a una carta su historia, su agente había llegado a un acuerdo con el Real Madrid. ¡Hala, con un par! Yo era de los de Míchel a ciegas como plan antiGuardiola y más después de la temporada del Getafe, pero empiezo a pensar que al Madrid le hace falta un tipo descarado, déspota incluso, un tanto chulo, y muy estrella para que los blancos sean el equipo que están queriendo ser desde hace ocho tristes años.

Pues nada, que este año nos vamos a divertir mucho más todavía. ¿Podrá Mou conquistar el Camp…? ¿Pondrá de rodillas tácticamente a Guardiola durante la temporada? ¿Le durará Guti más de 15 minutos en un entrenamiento o le echará nada más llegar? ¿Pondrá a defender como un león a Cristiano Ronaldo? ¿Le ‘atizará’ a Valdano en público por defender su territorio? ¿Acabará yendo la policía a alguna de sus ruedas de prensa? Parafraseando el título de una serie muy popular de Tele Cinco: para el Madrid, ‘Sin Mou no hay paraíso’. Ufffff!, la que se puede a liar en esos campos de Dios con Mourinho haciendo de las suyas ante quince mil posesos acordándose de sus familiares más cercanos…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris