Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

RethinkHer

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 25 de enero de 2010, 02:33 h (CET)
El creciente poder de compra de las mujeres al que nos referimos en esta sección (6-XI-2006) toma razón de ser en la próxima convocatoria de Rethink, el Foro Internacional sobre nuevas tendencias en branding y comunicación que ha de celebrarse el próximo mes de marzo en Barcelona. El branding, como fuerza de la marca que se crea, crece, se potencia y genera por si la clave del éxito de muchos negocios cuando detrás hay calidad de producto y diligente servicio. Comunicar adecuadamente todo ello es fundamental.

Este año, Rethink deviene en Rethink-her. Si el foro facilita armas para mejorar las campañas de marketing, ahora se focaliza en llegar a las mujeres pues son las que compran.

En efecto y prueba de ello es que en 2008 las mujeres fueron el objetivo del 65% de las compras, captando el 51% de la inversión en publicidad. Sin embargo, un 90% de la publicidad no conecta realmente con la mujer quien además, recomienda 27 veces un producto que le gusta, según afirma Gemma Cernuda-Canelles, directora de Rethinkher; ellas deciden.

Pero es que en unos pocos años, la mujer culta, ambiciosa y trabajadora, tendrá un incremento de 5 billones de dólares para gastar, según se explica en el libro “Women Want More: How to Capture More than Your Share of the Female Economy” (Las mujeres quieren más; cómo captar más cuota en la economía femenina) de Michael J. Silverstein y Kate Sayre (HarperBusiness, September 2009).

Para los proveedores de una amplia variedad de bienes y servicios representa una oportunidad comercial mayor que el incremento del consumo de China e India juntas. Los autores del estudio ponen de manifiesto que la economía de las mujeres estará repleta de oportunidades para captar nuevos clientes, ampliar cuota de mercado y abrir nuevos mercados.

El estudio se basa en la encuesta global del Boston Consulting Group (BCG) del que los autores son socios, sobre una población de más de 12.000 mujeres de 22 países de todo el mundo y una de sus conclusiones es que las mujeres no están satisfechas con los productos y servicios disponibles para ellas, principalmente porque las empresas no entienden sus cosas y se equivocan en las respuestas que ellas necesitan. La mayoría de las mujeres están hartas de lo que se les ofrece habitualmente en su rol tradicional de mujer: madre, esposa, socia, colega, amiga hermana o hija. Y su mayor insatisfacción se centra en las categorías que son hoy más importantes para los consumidores: servicios financieros, asistencia médica y bienes de consumo duraderos.

Rethinker está planeado para dar respuesta a estas cuestiones; para aproximar a los proveedores de bienes y servicios a la particular sensibilidad de la mujer y hacer comprensible que son ellas las que deciden las compras en una inmensa mayoría de casos, sectores y segmentos de mercado. En la diferencia está el éxito; pero hay que saber dar con ella.

Algunas empresas están acometiendo ya todo el potencial que supone esta oportunidad, pero es mucho lo que aún deben hacer en términos de investigación, innovación, ventas, comercialización y, por descontado, gestión para servir mejor a las mujeres.

De acuerdo con Silverstein y Sayre, las mujeres controlan hoy 12 billones del total de los 18,4 billones de dólares en gasto de consumo global. Y ellas tendrán una mayor participación en los ingresos domésticos en los años venideros y, en muchos casos ya ganan y ganarán más dinero que sus maridos o parejas; no obstante siguen llevando el peso del trabajo de la casa.

Estos autores han encontrado en su encuesta, cinco aspectos clave en los que las empresas se equivocan al tratar de conectar con las mujeres: No aciertan en aportar soluciones para ahorrarles tiempo. Tienen un diseño pobre y no se adaptan a su gusto. Sus esfuerzos de marketing y ventas a menudo son torpes e insultantes. No sintonizan con los valores de las mujeres: amor, salud, honradez y estabilidad emocional. Y no devuelven a la sociedad todo lo que podrían.

Lo cierto es que, como en tantos otros aspectos de la vida, la presencia de las mujeres se hace cada vez más patente muy a pesar de ciertos ámbitos que a sangre y fuego tratan de mantener una hegemonía andrógena del todo impropia. Será que hay una regresión al matriarcado o una puesta en orden en el desorden impuesto por la fuerza física durante siglos y generaciones, desoyendo la evidencia natural que si uno tiene la fuerza no es probable que tenga también la inteligencia.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris