Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Relecturas de verano: Friedrich A. Hayek

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 17 de agosto de 2009, 07:41 h (CET)
Las vacaciones son una buena época para leer o releer todo lo que se nos va quedando atrasado durante el tiempo ordinario. Eso nos propicia la recuperación de cierta perspectiva histórica, siempre imprescindible para valorar lo que ahora nos rodea y darnos cuenta en muchas ocasiones que alguien ya advirtió sobre lo que cabría evitar o podía suceder si no se camina con la cabeza clara por la vida. Y puesto que no podemos en absoluto confiar por su miopía inherente, en la perspectiva que la altura de sus cargos confiere a nuestros políticos que pueden ver las dos vertientes de la montaña al mismo tiempo, cuando los administrados apenas vemos una de sus laderas, con la dificultad añadida de que los árboles no nos dejan ver el bosque, vale la pena recurrir a clarividentes oficiales, leer o releer sus escritos y repasar sus conferencias, para tratar de escudriñar en la estructura de su pensamiento que les permitió anticiparse tanto a su tiempo.

Friedrich August von Hayek (Viena, 1899 – Friburgo, 1992) Premio Nobel de Economía del año 1974 publicó su primer artículo en 1924 y su primer libro en 1928. Hayek escribió sobre teoría económica, historia del pensamiento económico, filosofía, teoría política, metodología científica y hasta sobre psicología. Su centro de gravedad está en la defensa de la libertad y dignidad humanas.

Hayek fue socialista en su juventud, lo que le llevó a estudiar Economía con el fin de organizar mejor los asuntos humanos sobre la base de las ideas socialistas. Pero fue al profundizar en la propia Economía lo que le llevó al convencimiento de que la economía de mercado es la más favorable al aumento de la producción y por tanto, del bienestar y de que la libertad política es inseparable de la economía, de forma que el socialismo es incompatible con la libertad.

El Nobel de Economía lo compartió con Gunnar Myrdal. Lo recibió por sus estudios sobre la teoría monetaria y las fluctuaciones económicas y los análisis de la interdependencia de la economía, la sociedad y las instituciones.

En 1928 escribió “La teoría monetaria y el ciclo económico” que configura la teoría austríaca del ciclo económico de la Escuela Austríaca de Economía a la que pertenece Hayek y a la que también pertenece su predecesor y en cierta forma inspirador de la teoría de los ciclos, el economista y filósofo austrohúngaro Ludwig von Mises (1881-1973).

Hayek explica en su teoría, en 1928, la relación entre el crédito bancario, el crecimiento económico y los errores de inversión masivos que se acumulan en la fase alcista del ciclo, explotando con la burbuja y destruyendo el valor.

En su teoría sostiene que “(…) una expansión «artificial» del crédito, es decir, no respaldada por ahorro voluntario previo y mediante la manipulación a la baja del tipo de interés, tiende a aumentar la inversión y a crear un falso auge económico, dado que los precios relativos han sido distorsionados por la mayor masa de dinero circulante en la economía. Estas inversiones, que no hubieran sido emprendidas de no ser por la mencionada distorsión, sobreutilizan los bienes de capital acumulados, desviándolos a proyectos no rentables -si hubiera imperado el tipo de interés de mercado- y tarde o temprano producirán una sobrevaloración en algún o algunos activos. Tales burbujas inevitablemente acaban estallando. Cuando la emisión de nuevos medios fiduciarios cesa, las tasas de interés artificialmente bajas se acomodan en su verdadero nivel de mercado, generalmente muy superior al establecido por los bancos centrales dada la escasez de bienes de capital. Esto corta abruptamente el flujo de crédito barato y las inversiones que parecían rentables con precios inflados ahora dejan de serlo: la crisis estalla y se efectúa la natural liquidación de las inversiones erróneas.”

Si no supiéramos que la teoría del ciclo económico la escribió Hayek hace 81 años, pensaríamos que se trata de una explicación de la crisis actual.

Sobre la aportación académica de Hayek, entre otros, ha escrito mucho Jesús Huerta de Soto, catedrático de Economía Política y buen conocedor de la Escuela Austríaca.

Friedrich A. Hayek escribió también sobre constitucionalismo. Algunas de sus manifestaciones, datadas a primeros de los años 70, no tienen hoy desperdicio; un visionario.

Se pueden repasar algunas:
“El mágico término «democracia» alcanza hoy preponderancia tal que todas las tradicionales limitaciones al poder del Estado parecen derrumbarse ante ella.”

“Una forma de gobierno [la democracia] en la que la mayoría puede considerar cuestión pública, y por lo tanto sujeta a control, cuanto se le antoje, es algo ciertamente abominable.”

“Denominar «ley» a cuanto consideren oportuno decretar los representantes de la mayoría, o tener por legítimas todas las decisiones que de ellos emanan, por discriminatorias que sean a favor o en perjuicio de determinados grupos o individuos, no es más que una imperdonable ligereza. Afirmar que siempre que una decisión gubernamental sea refrendada por la mayoría prevalecerá el imperio de la ley es limitarse a jugar con las palabras.”

Lo dicho, Friedrich A. Hayek fue un auténtico visionario.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris