Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica de libros   Novela   -   Sección:   Libros

El poder de la sombra

Thriller psicológico de María José Moreno que pertenece al género negro, pero visto desde la perspectiva psicoanalítca
Ana Alejandre
domingo, 15 de mayo de 2016, 02:06 h (CET)
"El poder de la Sombra" es el segundo volumen de "La trilogía del Mal", de la que el primero fue "La caricia de Tánatos" y la última entrega llevará el título de "La fuerza de Eros". que aparecerá próximamente Su autora, María José Moreno, además de escritora de narrativa, es psiquiatra, profesión que tiene similitud con la de la protagonista de dicha trilogía, Mercedes Lozano, psicóloga y psicoterapeuta interpersonal, que tiene que aplicar sus conocimientos a la resolución del caso planteado: una serie de asesinatos sucedidos y de los que se culpa a Rosa María Luque, hija de una conocida familia de Córdoba y novia de un famoso político, que proclama, en todo momento, su inocencia.

1502161 1

Mercedes Lozano, como psiicóloga que es, tiene que intentar bucear en la mente de la acusada y reconstruir su pasado que ha borrado la amnesia parcial que padece, Con la protagonista colaboran, en un trío de profesionales, un abogado y un psiquiatra que ha sido, este último, pareja de la protagonista en el pasado.

El estilo narrativo se adapta al género negro, antes llamado policíaco, al que pertenece esta novela y la trilogía de la que forma parte. Es decir, una narración en tiempo lineal que está encaminada en su desarrollo a la resolución de un caso criminal como es el asunto que sirve de base a esta historia.

Aunque se considera un trhiller psicológico, sólo aparece reflejado el mundo interior de la protagonista que va narrando en primera persona, voz que es el hilo conductor que va hilvanando toda la historia, en la que, en ese diálogo íntimo que es necesario en una novela psicológica para ver el caleidoscopio completo de la psicología de los personajes que pululan en ella.

Las descripciones ambientales y circunstanciales se realizan por medio de los extensos y continuados diálogos, a través de los que se van describiendo -siempre de forma somera como meros apuntes que hacen los dialogantes-, el escenario en el que se desarrolla la acción y quiénes intervienen en cada momento narrativo. Esta abundancia de diálogos aproxima esta novela a la técnica narrativa usada en las dramaturgia, donde la falta de narrador omnisciente se suple con los diálogos en los que se van dando todos los datos que van perfilando la trama y le da el soporte espacio-temporal necesario, así como se describen los personajes, pero siempre desde la perspectiva subjetiva de esos mismos personajes que hablan y expresan sus personales opiniones.

El lenguaje es claro y directo en el que aparecen ciertas expresiones coloquiales que pueden sorprender al lector por su contundencia y, en algunos casos, por ser malsonantes. Sobre todo, cuando las utiliza la protagonista en su diálogo interior que va desarrollando la trama y que, por su condición femenina, aporta un toque de dureza y desparpajo expresivos que desdicen la supuesta vulnerabilidad e inseguridad del personaje ante sus propias emociones que devienen de sus anteriores vivencias personales. El personaje femenino de la protagonista es el más fuerte, combativo, decidido y hasta duro en sus opiniones y actitudes., A su lado, los personajes masculinos aparecen desdibujados y como meros acompañantes, carentes de una personalidad definida y sólo genérica.

El tiempo narrativo es lineal y transcurre entre septiembre y octubre de 2011, en Córdoba, principalmente, así como en Barcelona y Londres. La obra está dividida en numerosos y, en general, cortos capítulos, en los que aparece el lugar, fecha y hora en los que transcurre la acción, lo que facilita la lectura y sitúa y concreta el escenario narrativo.

Los problemas psicológicos de la acusada, sirve de reflexión a la psicóloga protagonista sobre los entresijos de su mente, lo que motiva en esta trilogía la utilización de términos psicoanalíticos que provienen de la mitología clásica como es Tánatos, personificación de la Muerte, las Tinieblas infernales y hermano gemelo de Hipnos, personificación del sueño;. Eros, a su vez, que significa el "deseo sensual", es el principio universal que asegura la generación y procreación de las especies. La teoría psicoanalítica distingue dos tipos fundamentales de impulsos: Eros es el nombre genérico que da Freud a los impulsos relacionados con la sexualidad, a los que se opone el impulso de la muerte (Tánatos).

Sombra es, a su vez en la mitología clásica,, la forma vaga e inmaterial bajo la cual los difuntos moraban en los infiernos. En este sentido, "sombra" y "alma" son dos términos sinónimos, aunque no se correspondan exactamente.

Freud califica al inconsciente como todo lo que queda fuera de la consciencia. Sin embargo, en la terminología psicoanalítica de Karl Gustv Jung, se le otorga dos conceptos diferentes; el primero, define a la Sombra como la totalidad del inconsciente, aunque Jung le otorga al inconsciente dos modalidades: la personal y la colectiva. En el segundo concepto, Jung define a la Sombra como el aspecto inconsciente de la personalidad en la que se encuentran los rasgos y actitudes que la parte consciente o Yo no reconoce como propios. Es en este segundo aspecto cuando la Sombra se considera la parte inferior de la personalidad, es decir, la suma de las características psíquicas personales y colectivas que no son aceptadas por la consciencia por ser incompatibles con la personalidad que predomina en la mente humana. Estas características que no son admitidas no, por ello, desaparecen y cuando cobran suficiente fuerza y autonomía se convierten en un agente antagónico del Yo que combate los esfuerzos de éste para seguir manteniéndolos a raya.

Las dos fuerzas (o instintos), luminosa, una, (Eros); y oscura, otra (Tánatos), luchan en la mente humana entre sí, arbitradas por la Sombra, para imponerse la una a la otra, en esa dualidad en la que ser humano vive en continuo y no siempre perfecto equilibrio.

Esta novela es el reflejo de esa tensión de fuerzas que, en la mente de la acusada, afectada por una amnesia parcial, van perfilando los hechos ocurridos, loa traumas no superados, las experiencias que han marcado la vida y la mente de una mujer en la que la psicóloga protagonista intenta reescribir el mapa mental y emocional para determinar así la posible inocencia de quien es la sospechosa de haber cometido los crímenes de los que se le acusa. Además, se intenta demostrar en otro personaje, como es el psiquiatra y antiguo amante de la protagonista, la fuerza desestabilizadora que tienen las experiencias traumáticas no asumidas ni asimiladas.

Esas dos fuerzas antagónicas Eros y Tánatos, también aparecen enfrentadas, a lo largo de la novela, en la relación sentimental de la protagonista y el psiquiatra forense con el que colabora, en una pugna constante entre el amor y el desamor, la pasión y el rechazo, el olvido y el perdón.

Novela, pues, que ofrece todos los elementos del género negro o policíaco, tan en boga en la actualidad: crímenes a resolver o "hecho factico", investigación (psicológica en este caso) de la acusada y su entorno más próximo, y resolución del caso planteado Es decir, planteamiento, nudo y desenlace que conforman los tres elementos necesarios, según el desarrollo clásico de toda obra narrativa; y. además, los tres elementos imprescindibles en los que se basa una novela del género negro, aunque se le quiera llamar, también, novela de suspense.

, Todo ello escrito y planteado desde el punto de vista no "policíaco" clásico, pues en esta novela no aparecen policías, sino desde la perspectiva analítica de la psiquiatría y psicología que tratan de analizar la mente de la supuesta asesina para llegar a comprender sus motivaciones para cometer el crimen o, bien, para poder demostrar su inocencia o inimputabilidad.

"El poder de la Sombra" es una novela que ofrece todos los ingredientes del género negro: misterio a resolver, suspense, intriga, erotismo y todo ello desde la perspectiva blanca de una bata de psicóloga que quiere analizar las negruras de la mente humana.

El poder de la sombra, María José Moreno, Ediciones Versatil, Barcelona, 2016
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La injusticia

Un microrelato de Esther Videgain

El desencuentro

Un microrelato de Esther Videgain

Un ocaso diferente

Una creación poética de Carmen Muñoz

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

El descuido

Un microrelato de Esther Videgain
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris