Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cristianismo originario   Planeta   -   Sección:   Opinión

¿Alguien siente aún consideración por la Tierra?

Esta sociedad actual pobre en valores está contra sí misma y actúa en contra del planeta
Vida Universal
martes, 29 de marzo de 2016, 09:17 h (CET)
Si partimos de la base de que cada ser humano está conectado con el cosmos y que cada persona es un microcosmos en el macrocosmos, deberíamos tener muy presente que lo que hacemos tanto a otras personas como al planeta Tierra con sus animales, plantas y minerales, eso nos lo hacemos a nosotros mismos. Y eso vendrá de vuelta a nosotros con todo detalle, según sea lo que hayamos introducido en los sistemas de grabación que son los planetas de registro y también nuestra alma.

Nos cuesta/resulta difícil admitirlo, pero es así: Esta sociedad actual pobre en valores, que casi ya no muestra respeto por la vida, que en definitiva está contra sí misma y actúa en contra del planeta Tierra, y que trata como mercancía todo lo que vive en la Tierra, a la larga no podrá subsistir. Muchas personas comprenden desde hace tiempo algo sobre lo que la ciencia también informa, que la Tierra con sus formas de vida está devolviendo al ser humano lo que éste ha hecho y sigue haciendo al planeta Tierra con sus animales, plantas y minerales.

La cosecha del ser humano en vista del desequilibrio de nuestro planeta Tierra, es denominada cambio climático. Siendo los seres humanos de todas las generaciones quienes hemos contaminado el clima de la Tierra. La mayoría de las personas han perdido el respeto por la vida, pero ¿por qué? Porque la mayoría de los seres humanos ya no saben qué son la conducta correcta ni la moral. La codicia, la corrupción y el saqueo de los recursos naturales reemplazaron la conducta correcta y la moral. Ya no se tiene ninguna consideración por aquella que nos alimenta, la madre Tierra.

La llamada de esta generación tan diametralmente alejada de la Tierra y de la naturaleza parece decir: «Haz el mal, y cree que el mal afectará a otros». Pero la ley cósmica no es variable, sino que perdura y dice así: «Acción equivale a reacción, lo que es igual a decir que toda siembre tiene su cosecha». Cuando la siembra afecte al individuo aquí en esta vida, o tal vez a su alma en el más allá, su vida se tornará pobre y lamentable.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris