Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Sobre machotes y floreros

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 23 de agosto de 2008, 14:23 h (CET)
Leo en el periódico El Plural, haciendo mención a su publicación en el diario El Mundo, que Fernando Sánchez Dragó se ha referido a la ministra Bibiana Aído y a la secretaria de Organización del PSOE, Leire Patín, diciendo de la primera que es “una de las cuatro españolas que más le ponen” y sobre la segunda ha manifestado que “tampoco me importaría jugar un rato con la Pajín, me conformaría con lo que su apellido sugiere”.

Cierto es que las palabras se han hecho para usarlas pero en modo alguno se justifica su uso para hacerlo de forma soez, grosera y ofensiva. Lo que si es cierto es que esta forma de expresarse hiriendo a la dignidad de las personas es muy propia de individuos cuya afinidad con la derecha es, en muchas ocasiones, más que manifiesta.

Aunque hace ya bastantes años, estoy seguro de que muchos recordarán aquella frase del que fuera presidente de Cantabria, Juan Hormaechea (1987-1990) que fue depuesto por una moción de censura, cuando refiriéndose a la entonces diputada del PP, Isabel Tocino, dijo que “Isabel Tocino es una monja alférez, si se va desnudando lentamente, esa mujer no me sirve a mi ni para hacerme una paja” dijo algunas cosas más que por pudor no quiero reproducir aquí.

Pero mira por donde esto es lo que “mola” en la derecha. Aún a pesar de haber sido retirado de su cargo mediante aquella moción de censura, Hormaechea volvió a presentarse en las siguientes elecciones a la presidencia de Cantabria y con los votos de su partido independiente, el UPCA, y el apoyo del Partido Popular fue investido presidente, ocupando el cargo desde 1991 a 1994. En esta ocasión no fue una moción de censura la que le bajo del sillón ya que fueron los tribunales de justicia que le condenaron por prevaricación.

En fin, aquello de ¡Viva el sexo machotal! que algunos gritaban cuando el franquismo, sigue vivo. Será por que el franquismo no ha muerto para algunos. En cualquier caso no oigo las protestas de las mujeres del Partido Popular ante tan insultantes y agresivas palabras a la dignidad de la mujer. Ya lo dije hace poco: Las mujeres del PP tienen muy bien asumido su papel de simples floreros.

Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris