Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ser religioso pero sin ir a la iglesia

José Vicente Cobo
Vida Universal
viernes, 15 de febrero de 2008, 06:33 h (CET)
El instituto Bertelsmann de Alemania realizó un estudio llamado «Monitor religioso 2008» que puede ser considerado como la encuesta representativa más detallada a nivel mundial sobre este tema, entre otras porque se realizó en más de veinte países y a más de 21.000 encuestados de todos los grupos religiosos.

Este nuevo estudio muestra que las personas que no van a la iglesia son en muchos casos más religiosas que las que van a ella. Lo que pone en evidencia que no hay que confundir religiosidad con ir a misa. La pertenencia a una iglesia tampoco significa automáticamente que una persona sea religiosa.

Una de cada seis personas pertenecientes a una Iglesia tiene convicciones religiosas tan débiles que los autores de la encuesta los clasificaron como ateos. Se ve por tanto que la pertenencia a una religión no significa necesariamente que una persona sea religiosa. A la inversa, los resultados de este estudio han demostrado que el 33% de los que se califican a sí mismos aconfesionales, son a pesar de ello, personas religiosas. Y a este porcentaje hay que añadir un 12% que dicen creer en Dios, lo que nos da un sorprendente resultado: un 45% de los que no tienen una confesión creen en Dios.

La dirección evolutiva de la humanidad va orientada a salir de la falta de libertad que supone poder tener comunicación con Dios sólo a través de un sacerdote. Básicamente es una evolución natural y lógica entre las personas cuya alma tienen o han tenido añoranza por Dios, añoranza por vivir eternamente, en estos casos se ha interpuesto siempre la casta sacerdotal nombrándose a sí mismos representantes de Dios en la Tierra.

Desde que se hicieron desaparecer las primeras Comunidades cristianas, y se instauró el catolicismo como religión oficial, la casta sacerdotal reclama para sí la posesión de determinados medios para la salvación, como los sacramentos, ya sea a través del bautismo o de la extremaunción utilizados como medios mágicos para abrir las puertas hacia Dios. Casi se podría decir que allí obran mecanismos de culto que exigen para sí la exclusividad con respecto a otras religiones, diciendo a las personas que únicamente a través de este mecanismo encontrarán a Dios. Lo que tiene lugar con los sacramentos no es más que un supuesto proceso mágico ancestral y pagano, que nada tiene que ver con el verdadero Dios.

Con todo esto y sin lugar a dudas se podría afirmar que prescindir de sacerdotes y de organizaciones eclesiásticas con todos sus cultos y ritos, es un paso hacia la libertad del ser humano como hijo de Dios, lo que es igual a dar un paso significativo en el desarrollo de la humanidad.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris