Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Crítica Disco   -   Sección:   Revista-musica

Dredg - Live At The Fillmore (Interscope, 2006) / Rock

J.M. Vilches Alonso
Redacción
miércoles, 31 de enero de 2007, 23:00 h (CET)



Portada del álbum

Éste es su primer directo oficial y fue grabado el pasado 11 de mayo de 2006 en San Francisco (California). En más de un hora y cuarto de duración Dredg van desgranando 19 temas, prácticamente lo más destacado de los cuatro discos que tienen a sus espaldas.

Dredg es un buen ejemplo de una banda que ha sabido usar los nuevos medios que Internet pone al alcance para darse a conocer y llegar en pocos años a gozar de una posición privilegiada como banda de culto para mucha gente. Desde que su primer trabajo apareció en 2001, “Leifmotif”, sus temas y vídeos no han dejado de aparecer en diversas webs. Dredg ha evolucionado de un rock progresivo con pequeños guiños a Pink Floyd e, incluso, a bandas más modernas como Tool, a un pop-rock muy elaborado con un sonido muy particular. Su último álbum de estudio “Catch Without Arms” podría gustar fácilmente a cualquier aficionado a Coldplay o Muse, ya que fue aquel un trabajo mucho más accesible. El eterno enigma que rodea a este tipo de bandas es por qué Muse sí ha alcanzado un status de popularidad enorme mientras que Dredg de momento sigue en un segundo plano.

Una curiosidad: su vocalista, Gavin Hayes, tiene especial afición por coleccionar instrumentos peculiares propios de las regiones y países que ha visitado, lo que resulta cuanto menos un aspecto interesante y enriquecedor para la música de Dredg. En el vídeo del single de su anterior álbum, “Bug Eyes”, se puede ver uno de ellos.



La banda al completo


Dredg ha sido fiel hasta ahora a una concepción conceptual de sus discos en cuanto a las letras se refiere: si “Catch without arms” estaba dedicado al contraste entre los opuestos, sus dos primeras entregas hacían referencia al mundo de la naturaleza y al misticismo. En éste “Live at The Fillmore” seguro podrán encontrar aquellos que no conozcan a la banda una selección adecuada de la que ya comienza a ser una gran carrera musical. Porque Dredg puede ya considerarse una gran banda a la que sólo le falta dar el salto al gran público que debía haberse producido con su anterior trabajo. Desgraciadamente, éste directo no suena tan bien como debería hacerlo en una banda de su calidad.

En este álbum todos los instrumentos suenan impecables, los temas están ejecutados casi a la perfección y tal vez sea éste –aunque parezca paradójico- uno de los puntos más flojos del disco, ya que puede parecer por momentos demasiado frío. La interacción con el público es prácticamente inexistente y el ambiente que caracteriza un directo no está presente. Resulta difícil hablar de frialdad con Dredg, porque precisamente la frialdad es la antítesis de su música, por lo que podemos decir que este directo no plasma al 100% toda la capacidad de sus temas. Tal vez es que tocaba sacar un directo o que necesitaran tiempo para la grabación del siguiente álbum. No lo sé. Sin embargo, lo cierto es que el álbum no capta la esencia de esta gran banda. Para aquellos que aún no conozcan Dredg sólo queda recomendarles cualquiera de sus discos de estudio y para quienes la conozcan que esperen al siguiente álbum.

Dredg -jamais vu - en Fillmore


Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris