Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   -   Sección:   Opinión

La pértiga de Oriol Junqueras

¿Pues no hemos dicho siempre que la democracia es el respeto a las minorías?
José García Pérez
lunes, 15 de septiembre de 2014, 06:23 h (CET)
En una extensa entrevista que realiza un periódico de tirada nacional al líder de “Esquerra Republicana”, Oriol Junqueras, éste comenta, como el que no dice nada, que ha llegado el momento de “saltarse la legalidad española” para alcanzar la independencia de Cataluña.

Se hace, pues, necesario buscarle al señor Oriol una buena pértiga para que, junto a buena parte de la ciudadanía catalana, salte sobre la soberanía nacional que, según la Constitución Española, reside en el pueblo español, único capacitado para decidir sobre lo que es o no es España.

Cuando los nuevos políticos que emergen en la actualidad, señalan como “casta” a los prehistóricos de la Transición que realizaron, con la pértiga de la legalidad y el consenso, el salto de una Estado dictatorial a otro democrático, uno de los personajes más olvidados por todos, me refiero al entonces líder de Esquerra, Heribert Herrera, un señor de la política donde los haya que decía y defendía en la Comisión Constitucional la independencia de Cataluña pero desde el trato exquisito a la Ley; qué tiempos aquellos: ya ven, como será mi alegría que con un solo lector que me diga qué casos de corrupción le pueden ser atribuidos a la extinta CD me conformaría para estar de acuerdo con la “casta” que se proclama como culpable de todos los males que sacuden a este territorio que llamamos España.

Afirma el señor Junqueras que “ha llegado la hora de saltarse de prescindir de la legitimidad española para crear la nuestra”, o sea, la independentista, y me pregunto yo, a pesar de mi naciente idiotez, si los siete millones y medios de habitantes que viven en ese territorio que, históricamente, formó parte del antiguo Reino de Aragón, están todos dispuestos a saltarse la legalidad.

¿Pues no hemos dicho siempre que la democracia es el respeto a las minorías? ¿Ya no vale esa premisa para aquellos habitantes de Cataluña que deseen seguir siendo españoles?

Termino: preguntado el líder independentista sobre si el caso de corrupción puede afectar a la aventura soberanista, el izquierdista Oriol afirma que “casos como Gürtel o Bárcenas demuestra que los que están implicados en ella no luchan por erradicarla. El PP es la prueba más evidente de ello.”

Ni mutis de los EREs y cursos de formación de Andalucía. Eso sí que es saltarse a la bartola, sin pértiga de por medio, la realidad.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris